Enlaces accesibilidad

Rajoy echa el cierre a la crisis en un bronco debate con reproches sobre desigualdad y corrupción

Por
Pedro Sánchez y Mariano Rajoy protagonizan un durísimo cara a cara

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dibujado un panorama más que esperanzador en el debate sobre el estado de la nación en el que se ha presentado como el artífice de las políticas económicas que han salvado a España del abismo del rescate y que han permitido que el país "salga de la pesadilla". Frente a este escenario, el PSOE y el resto de grupos de la oposición han planteado otra visión de esta salida de la crisis que consideran ha llevado a España a una "mayor desigualdad social" y han reclamado una "recuperación más justa" y un Gobierno "más pegado a la calle".

Todo ello en un debate, el último de esta legislatura, que ha sido muy bronco y que se ha convertido en el primer gran mitin electoral de este 2015 en un año plagado de citas con las urnas- elecciones andaluzas, catalanas, municipales, autonómicas y generales-.

El año electoral, por tanto, ha marcado claramente el gran debate parlamentario por excelencia que ha tenido su punto álgido en un cara a cara muy duro entre Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que se ha estrenado en este debate, plagado de acusaciones e incluso de descalificaciones a cuenta de los casos de corrupción que afectan a ambos partidos. 

El tono duro se ha mantenido en casi todas las intervenciones durante esta primera jornada, que se ha alargado por algo más de seis horas y media y en la que han intervenido PSOE, CiU, La Izquierda Plural y UPyD.

En el discurso de hora y media larga de Rajoy, en el que ha sido muy aplaudido y jaleado por la bancada 'popular', el presidente ha hecho una férrea defensa de las políticas económicas aplicadas en los tres años de legislatura, ha elogiado a los españoles- citando expresamente a las clases medias- que han sabido "estar a la altura de las circunstancias", y ha detallado un paquete de medidas económicas y sociales con el fin de devolver a esas clases medias los "duros esfuerzos realizados".

Rajoy dice que el PIB crecerá el 2,4% y que se crearán 500.000 nuevos empleos este año

Así, ha anunciado, entre otras medidas, una nueva rebaja de las cotizaciones sociales para tratar de impulsar los contratos indefinidos y una ley de 'segunda oportunidad' que permita a las familias renegociar sus deudas con un procedimiento reglado. Además, ha adelantado una revisión al alza del crecimiento económico previsto para 2015 hasta el 2,4% y ha augurado la creación de medio millón de empleos en este año.

Pero no se ha quedado en esta legislatura y ha ido más allá para decir, ya en clave electoral, que el PP se marca como objetivo "alcanzar los tres millones de empleos netos en los próximos años para alcanzar la estabilidad".

Rajoy alerta sobre "ventoleras ideológicas" y "remedios mágicos"

Y para ello, en su opinión, es imprescindible continuar por la senda que ya ha marcado su Gobierno y no "echarlo a perder en pocos meses" por culpa de "ventoleras ideológicas", "posiciones demagógicas" y "remedios mágicos" que prometen, ha dicho, "algunos" en clara referencia, aunque sin citar, a partidos como Podemos o Ciudadanos que todas las encuestas, incluido el barómetro del CISsitúan en el arco parlamentario en la próxima legislatura.

Como era de esperar, las alusiones más o menos veladas a los nuevos partidos han sido inevitables en este debate sobre el estado de la nación. Por primera vez en la historia de la democracia las fuerzas que conforman el Parlamento son conscientes de que el escenario puede ser bien distinto tras las elecciones generales.

En este sentido, Rajoy ha dicho que "hablar es gratuito" y que él también puede prometer duplicar el salario mínimo "en una tarde" o aumentar las pensiones en el 5%, pero ha vaticinado que promesas de esta índole llevarían a España al "desastre" en pocos meses.

Duro enfrentamiento entre Rajoy y Sánchez por la corrupción

Sin duda, el momento más bronco y tenso del debate ha llegado con el primer cara a cara entre el presidente del Gobierno y el líder del PSOE que, siete meses después de ser proclamado secretario general de los socialistas, se ha enfrentado a Rajoy para decirle que "pasará a la historia por la precariedad, los impuestos y Bárcenas" y por "desmantelar" los derechos y libertades, además del Estado del bienestar en España.

Tras negar que España no hubiera sido rescatada, tirando de hemeroteca nacional e internacional, ha abogado por una "recuperación justa" de la crisis económica, lo que considera "incompatible" con la continuidad del Gobierno de Rajoy.

Ha acusado al jefe del Gobierno de "mentir", de haber cometido un "gran fraude" en sus tres años de mandato, de llevar a España al "desastre", de provocar un "destrozo descomunal" y "mucho daño" a los españoles con sus recortes; y le ha animado a "salir a la calle" y "ver la España real", idea en la que han insistido otros grupos de la oposición que ven a Rajoy lejos de la realidad.

Pedro Sánchez rebate a Rajoy: "España fue rescatada por la pésima gestión que hicieron ustedes de Bankia"

También en clave electoral, Sánchez ha ofrecido una "salida por la izquierda" de la crisis y se ha comprometido a un "cambio seguro y esperanzador", además de prometer la derogación de algunas de las leyes aprobadas por el PP, como la Lomce, la de tasas judiciales o la reforma de la administración local, si el PSOE tiene responsabilidad de Gobierno.

La corrupción, por la que Rajoy ha pasado de puntillas en su discurso inicial, ha elevado el enfrentamiento entre los principales líderes políticos nacionales que se han echado en cara mutuamente el caso Bárcenas y el caso de los ERE, hasta el punto de que Rajoy ha calificado a Sánchez como "patético" y le ha dicho que "no da la talla para ser presidente, ni de lejos" y este le ha contestado con un "su Gobierno da vergüenza" y "Bárcenas y usted es lo mismo". Ninguno ha dicho aceptar lecciones del otro en materia de corrupción.

"Su regeneración es golpear a martillazos el ordenador de Bárcenas en la sede del PP", le ha espetado Sánchez a Rajoy, para decir después que la regeneración democrática solo vendrá con la jubilación del presidente del Gobierno.

"Yo soy un político limpio. Usted se comunicaba con los ciudadanos por plasma y a través de SMS con un delincuente", ha continuado el líder socialista. Mientras, Rajoy ha tenido que escuchar un grito de "sé fuerte" proveniente de la bancada del PSOE mientras subía a la tribuna de ordadores, en referencia al mensaje de 'Luis, sé fuerte' que supuestamente envió al extesorero Luis Bárcenas cuando este estaba en prisión.

En este punto, el hemiciclo ha empezado a echar fuego con unos diputados que no cesaban de recriminarse a gritos los casos de corrupción.

Ha sido cuando Rajoy se ha defendido echando el resto y ha lanzado como arma arrojadiza a Sánchez la imputación de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, además de hurgar en la herida de su liderazgo en el PSOE. "Yo me lo tomo a usted mucho más en serio que muchos de los suyos. Y mi trabajo me cuesta", le ha dicho, ante la carcajada de los 'populares' y las protestas de los socialistas.

Por dos veces, Rajoy ha citado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para preguntar a Sánchez si está más preocupado por quien podría arrebarte el espacio dominante de la izquierda, según las encuestas, o por la presidenta de Andalucía y candidata a la reelección, Susana Díaz.

Aprovechando la coyuntura, ambos han hecho campaña de cara a las elecciones andaluzas, las primeras en el calendario electoral (22 de marzo), para atacar Rajoy y defender Sánchez las políticas de la Junta de Andalucía. Incluso el diputado socialista Manuel Pezzi, ante las críticas de Rajoy, ha sacado una bandera de la comunidad en una de las anécdotas de este debate.

Tampoco ha tenido un tono amable el enfrentamiento entre Rajoy y la líder de UPyD, Rosa Díez, que no suelen dedicarse nunca buenas palabras en el hemiciclo. Así, la líder magenta le ha dicho que debió dimitir el mismo día que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, según ha dicho, dio por probado que el PP se financió con dinero negro y Rajoy le ha contestado diciendo que no tiene "criterio sobre nada" y que le daba un "suspenso" en el debate, además de llamarle "soberbia".

Rosa Díez acusa a Rajoy de mentir al explicar la financiación del PP

Díez ha vaticinado que Rajoy perderá las elecciones "por mentir a los españoles, como le pasó a Zapatero" y el presidente le ha recordado, con ironía, donde sitúan las encuestas electorales a UPyD.

Estreno de Garzón que acusa Rajoy de "cuentacuentos"

Otro dirigente político que se ha estrenado este martes en el debate sobre el estado de la nación ha sido el recién nombrado candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, que ha acusado a Rajoy de tener futuro como "cuentacuentos" y de llevar a cabo políticas "suicidas".

Tomando el testigo de Cayo Lara en este debate, ha llamado a "atajar el estado de emergencia social" y ha acusado a Rajoy de "vivir en una burbuja" desarrollando una gestión que está empujando a la "miseria" a España. Le ha acusado directamente de "mentir" y de "saquear el país para vendérselo a sus amiguetes", mientras que Rajoy le ha echado en cara su "escaso bagaje político" y ha asegurado que le "tranquiliza" saber que IU son "muy poquitos".

Garzón acusa al Rajoy de "saquear el país para vendérselo a sus amiguetes"

Garzón, que ha lucido en la solapa un lazo naranja en apoyo de RTVE al igual que Díez y Joan Coscubiela, ha resucitado en su intervención a la "niña de Rajoy" de hace siete años, cuyos padres, ha dicho, estarán ahora casi seguro en el paro y no tendrán vivienda porque habrán sido desahuciados. "Usted es el directamente responsable" de todo ello, ha aseverado.

Por parte de ICV, integrada también de la Izquierda Plural, Joan Coscubiela, ha censurado a Rajoy que haya convertido su Gobierno en un "nini", ni dignidad, ni derechos ni democracia.

Cataluña también se cuela en el debate

El presidente del Gobierno también se ha referido en su discurso a la consulta soberanista del 9N, que ha calificado de "evento propagandístico carente de cualquier legitimidad democrática y cualquier efecto político", y ha señalado que mantiene su disposición a hablar y "buscar puntos de entendimiento" con el Gobierno catalán siempre que se respete la ley.

Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha reprochado al presidente su "negligencia" al no dar una sola respuesta política al problema de Cataluña, que corre riesgo de "enquistarse" si no se apuesta por el diálogo y se insiste en judicializarlo.

En este sentido, Sánchez también ha acusado a Rajoy de inmovilismo y ha abogado por el "reformismo constitucional" y ha criticado tanto a aquellos que no quieren "mover una coma" como a quienes pretenden "liquidarla", en alusión al PP y a los nacionalistas.

Tras esta primera jornada del debate sobre el estado de la nación, la sesión se reanudará a las 9:00 de este miércoles con la intervención del portavoz del PNV, Aitor Esteban, al que seguirán los representantes del Grupo Mixto: Sabino Cuadra (Amaiur), Alfred Bosch (ERC), Olaia Fernández Davila (BNG), Ana Oramas (CC-NC), Joan Baldoví (Compromís-Equo), Enrique Alvarez Sostres (Foro Astuias), Carlos Salvador (UPN), y Uxue Barkos (Geroa Bai).

Noticias

anterior siguiente