Anterior Un hombre hiere con un cuchillo a un policía en la frontera de Melilla al grito de "Alá es grande" Siguiente Mariano Rajoy, testigo de Gürtel y primer presidente que declara en un juicio Arriba Ir arriba
El logo del euro frente a la sede del BCE en Fráncfort
El logo del euro frente a la sede del BCE en Fráncfort. AFP AFP PHOTO / DANIEL ROLAND

El BCE decidirá en el primer trimestre de 2015 si compra deuda soberana en el mercado secundario

  • Así lo ha asegurado el vicepresidente del BCE, Vítor Constancio

  • Valorará entonces si las medidas adoptadas cumplen con sus expectativas

  • Si no, se considerará la compra de más activos, incluidos bonos soberanos

  • Cree que no es tarea del BCE presionar a los Gobiernos para que actúen

|

Las últimas actuaciones del BCE

El BCE inició el pasado mes de octubre un programa de compra de bonos garantizados en octubre al que sumó la semana pasada un plan de adquisición de valores garantizados por activos.

Los dos planes, sumados a las subastas de liquidez programadas por la institución -la segunda tendrá lugar en diciembre-, pretenden reactivar la inflación y la economía de la zona euro.

Además, el BCE ha dejado los tipos de interés en el 0,05% y cobra a las entidades financieras un 0,20% por dejar su dinero depositado en el organismo.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), el portugués Vítor Constancio, ha apuntado que en el primer trimestre de 2015 la institución estudirá y decidirá si es necesario incorporar nuevos programas de compra de activos, incluyendo bonos soberanos, algo a lo que se opone Alemania. La semana pasada, el presidente del BCE, Mario Draghi, ya señalaba que el organismo adpotará nuevas medidas de intervención si la inflación no remonta. Ahora el vicepresidente de la entidad le pone fecha a esa posibilidad.

"Por su puesto, tenemos que vigilar de cerca si el ritmo de su evolución (de las medidas adoptadas) está en línea con las expectativas", ha afirmado Constancio en su intervención en una conferencia en Londres, donde ha indicado que "en el primer trimestre del próximo año seremos capaces de calibrar mejor si este es el caso".

"Si no, tendremos que considerar la compra de otros activos, incluyendo bonos soberanos en el mercado secundario, el más voluminoso y líquido de los disponibles", ha añadido el banquero luso.

No obstante, el vicepresidente del BCE ha subrayado que, de tomarse, se tratará de "una decisión de pura política monetaria", enmarcada dentro del mandato de la institución y de las competencias legales del BCE.

No es tarea de un banco central ejercer más o menos presión sobre los Gobiernos para que adopten las políticas de las que son responsables

En este sentido, ha rechazado que el bajo nivel actual de la rentabilidad de los bonos soberanos implique que las políticas no vayan a ser efectivas, puesto que, en su opinión, la transmisión alcanza más allá del efecto directo en el rendimiento de los valores comprados.

"Incluso menos válido es el argumento de que las compras de bonos soberanos, en caso de ser consideradas necesarias, aliviarían la presión sobre los Gobiernos para acometer reformas estructurales", ha apuntado Constancio, quien ha señalado que "no es tarea de un banco central ejercer más o menos presión sobre los Gobiernos para que adopten las políticas de las que son responsables", algo en lo que no coincide con Mario Draghi, que insiste en pedir a los Ejecutivos nacionales reformas e inversión,

El Bundesbank, en contra de la compra de deuda

Esta semana en Madrid, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann criticaba que la posible compra de deuda pública por parte del BCE pareciera una "receta mágica" para resolver todos los problemas de la eurozona, un hecho que -a su entender- está impidiendo debatir las cuestiones que realmente importan, como es reactivar el crecimiento. "Nos distrae la atención de todo lo que importa", insistió.

Además, Weidmann señaló su creencia en que existen obstáculos dentro del mandato legal de la institución europea para su puesta en marcha y señaló que se están "estirando" los límites de lo que puede hacer el BCE, "incluidos los legales".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente