Enlaces accesibilidad

Ébola en España

Sanidad vigila a 54 personas que tuvieron contacto con la auxiliar, cinco de "alto riesgo"

  • Seis personas permanecen ingresadas en el Hospital Carlos III
  • Por "contacto de riesgo" hay tres personas en la planta de "vigilancia activa"

Por
Sanidad vigila a 54 personas que tuvieron contacto con la auxiliar, cinco de "alto riesgo"

Las autoridades sanitarias españolas están siguiendo la situación de 54 personas que tuvieron contacto con la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, cinco de ellos de "alto riesgo", según ha explicado España este miércoles en el Comité de Seguridad Sanitaria de la Unión Europea que se ha celebrado este miércoles en Bruselas.

Estos cinco contactos de "alto riesgo" son su marido, la médico de atención primaria que la atendió en su centro de salud y tres trabajadores de la ambulancia que la llevó al Hospital de Alcorcón, donde ingresó por primera vez antes de ser trasladad al Hospital Carlos III.

Precisamente este miércoles por la noche han ingresado en estse centro la médica de familia, otro facultativo que asistió a la auxiliar en el servicio de urgencias del Hospital Fundación de Alcorcón un enfermero del equipo del Carlos III que atendió a los misioneros españoles repatriados siguiendo el protocolo de prevención del ébola mientras que dos pacientes han sido dados de alta, según ha explicado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, en una entrevista en 13 TV.

De esta forma, según el último balance facilitado, son un total de seis las personas que permanecen ingresadas en el Hospital Carlos III.

Tres personas en "vigilancia activa"

Por "contacto de riesgo" hay actualmente tres personas en la planta de "vigilancia activa": Javier Limón, el marido de Teresa Romero, que sigue asintomático, y los dos médicos de Alcorcón, que se encuentran en observación y tampoco presentan por ahora síntomas de contagio, según el último comunicado del Carlos III.

El enfermero que formó parte del equipo sanitario que atendió al misionero fallecido Manuel García Viejo ha sido ingresado en la planta de casos en investigación. Está pendiente de que se le realice el primer test para comprobar si tiene el virus.

El resto de ingresados son la auxiliar de enfermería Teresa Romero, único caso confirmado de contagio por el virus y una enfermera del equipo que trató a García Viejo y que también está pendiente de que se le realice el primer test.

Finalmente, en las últimas horas han recibido el alta una de las enfermeras de La Paz y el ingeniero que había viajado a Nigeria tras dar negativo en ambos casos el segundo test al que han sido sometidos y que descarta definitivamente la presencia del virus.

No informó a su médica que había tenido contacto con el ébola

La propia auxiliar reconoció este miércoles, en declaraciones a Cuatro, que no informó a su médica de cabecera de que había estado en contacto con el virus del Ébola porque no pensó "que fuera ébola hasta el último momento".

Entre las 54 personas a las que se está vigilando también se encuentran dos peluqueras que depilaron a la auxiliar despúes de que esta fuera al médico ya con fiebre, un síntoma que apareció el día 29 de septiembre, según ha explicado Rodríguez.

Hasta este martes se habían identificado solo 22 contactos, la mayoría de ellos del Hospital de Alcorcón, en Madrid, donde estuvo ingresada hasta su traslado al Hospital Carlos III.

El Comité de Seguridad Sanitaria de la Unión Europea, que reúne expertos de salud pública de los 28 Estados miembros y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha debatido este miércoles por teleconferencia sobre el contagio de ébola en España, el primero que se confirma fuera de África.

La Unión Europea ha anunciado en el marco de este encuentro que revisará en los próximos días los protocolos de seguridad frente al ébola, especialmente en los hospitales, una vez que disponga de información completa sobre las causas del contagio de esta profesional.

Pudo contagiarse al tocarse la cara con los guantes

Este mismo miércoles ha trascendido que la enferma pudo contagiarse del virus al tocarse la cara con los guantes cuando se retiraba el traje protector con el que había atendido al religioso Manuel García Viejo, fallecido a causa de la enfermedad en el hospital Carlos III de Madrid. Ha sido la propia auxiliar la que ha explicado al equipo médico que la atiende que ese podía haber sido el fallo.

Antes de conocerse este detalle, España había apuntado, durante su intervención en el Comité celebrado en Bruselas, que entre las hipótesis que se barajan se incluyen la "relajación de algunos procedimientos, incluida la manipulación del cadáver (del misionero Miguel García Viejo) o la recogida de los residuos médicos", según ha informado la Comisión.

La Comisión ha respaldado la actuación de España por considerar que "está dando los pasos necesarios para comprender lo que ha ocurrido", según ha dicho el portavoz de Sanidad, Frédéric Vincent, en rueda de prensa. "Esa es la prioridad para nosotros, para España y para los países europeos, entender qué ha pasado", ha añadido según Europa Press.

"Ha habido un problema y hay que explicarlo"

"Sobre esta base, sacaremos conclusiones operativas sobre si hay que modificar o no el protocolo, que a priori se ha aplicado en este hospital porque es un hospital certificado para este tipo de evacuaciones. Pero ha habido un problema y hay que explicarlo", ha señalado Vincent. No obstante, la conclusión preliminar es que "con las pruebas disponibles no hay necesidad de cambiar las opciones para reducir los riesgos".

El Comité Europeo de Seguridad Sanitaria tiene previsto celebrar su próxima reunión el 17 de octubre, informa Efe.

Hasta el pasado lunes, la UE había repatriado desde África a ocho enfermos de ébola: dos en España, dos en Holanda, uno en Francia, dos en Alemania y uno en el Reino Unido.

Noticias

anterior siguiente