Enlaces accesibilidad

Felipe VI: los otros cinco reyes Felipe

  • El príncipe Felipe será proclamado esta semana como Felipe VI
  • El primero fue Felipe el Hermoso, casado con Juana I de Castilla
  • El último Felipe fue Felipe V, el primer Borbón que reinó en España

Por
Felipe VI: los otros cinco reyes Felipe

El príncipe de Asturias se convertirá esta semana en el rey Felipe VI tras la abdicación de su padre, el rey Juan Carlos I. El último rey de nombre Felipe fue Felipe V, el primer Borbón que reinó en España tras la muerte sin descendencia en 1700 del último Austria, Carlos II. El primero fue el marido de Juana I de Castilla, hija de los Reyes Católicos.

Felipe I el Hermoso (1506)

Felipe de Habsburgo (1478-1506), hijo de Maximiliano de Austria, se casó con con la princesa Juana de Castilla, hija de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, en 1496.

Juana se convirtió en la heredera tras la muerte de sus dos hermanos mayores, el príncipe Juan y la princesa Isabel, y del hijo de esta última, el infante Miguel. En su testamento, la reina Isabel dejó escrito que Juana fuera la nueva monarca al no ser que no pudiera o no quisiera "atender en la gobernación" en alusión a su salud mental. En ese caso el regente sería Fernando de Aragón.

Cuando muere Isabel en 1504, Felipe de Habsburgo se enfrenta al rey católico por la regencia hasta que ambos acuerdan, en la conocida Concordia de Salamanca, desempeñar juntos el gobierno junto a Juana. Fernando acabó renunciando a Castilla y se retiró a Aragón en 1506.

Felipe I fue entonces proclamado rey, pero murió meses después. Tras su fallecimiento, el rey de Aragón volvió a Castilla para gobernarla en nombre de su hija y en 1509 la recluyó en Tordesillas. Tras la muerte de Fernando el Católico en 1516, el cardenal Cisneros asumió la regencia hasta la llegada del nuevo rey, Carlos I, hijo de Juana y Felipe I.

Felipe II el Prudente (1556-1598)

Felipe II el Prudente (1527-1598) se convirtió en rey tras la abdicación de su padre, Carlos I, en 1556. El imperio de Felipe II mantuvo una hegemonía política en Europa. Comprendía España, Portugal -que se anexionó en 1580 al hacer valer que era hijo de Isabel de Portugal, Flandes, Filipinas y los territorios de AméricaSe llegó a decir que "en su reino no se ponía el sol".

Luchó contra la Reforma protestante y contra los turcos junto a la Santa Sede y Venecia en la Liga Santa con la famosa victoria de Lepanto (1571). Pero también sufrió importantes derrotas como el desastre de la Armada Invencible (1588) frente a Isabel I de Inglaterra. Las constantes guerras que mantuvo llevaron al imperio a la bancarrota en numerosas ocasiones.

Tuvo cuatro esposas: María Manuela de Portugal; María Tudor, reina de Inglaterra -Felipe II fue rey consorte entre 1554 y 1556-; Isabel de Valois, hija del rey de Francia; y su sobrina Ana de Austria, madre de Felipe III.

Felipe II murió en 1598 en el Monasterio de El Escorial.

Felipe III el Piadoso (1598-1621)

Felipe III el Piadoso (1578-1621), hijo de Felipe II y Ana de Austria, reinó entre 1598 y 1621. Es el primero de los conocidos como "austrias menores". Los "mayores" fueron su abuelo Carlos I y su padre.

Bajo su reinado comienza la decadencia de la hegemonía del imperio español aunque, con la conquista de algunas plazas africanas, consigue aún la mayor extensión territorial del reino. Felipe III delegó los asuntos de gobierno en su valido el duque de Lerma, al que apartó por corrupción en 1618.

El monarca tuvo que enfrentarse a la bancarrota de una Hacienda Pública mal gestionada y a la pérdida de poder político en Europa. La expulsión de los moriscos en 1609 tuvo también importantes consecuencias por la pérdida de mano de obra. La política exterior estuvo caracterizada por una época de paz con Inglaterra y Francia hasta la Guerra de los Treinta Años.

A pesar del inicio de la decadencia del imperio español, culturalmente el reinado de Felipe III coincidió con el llamado Siglo de Oro.

Felipe III murió en 1621, una década después de su primera y única esposa, Margarita de Austria-Estiria.

Felipe IV el Grande (1621-1665)

Felipe IV el Grande (1605-1665) accedió a la Corona en 1621 con apenas 16 años. Bajo su reinado, el imperio español perdió definitivamente la hegemonía política en Europa a favor de Francia.

Felipe IV dejó el gobierno en manos del conde duque de Olivares, que intentó transformar España en una monarquía unificada extendiendo las leyes castellanas al resto de los territorios. Para paliar la crisis financiera, se subieron los impuestos y se pusieron a la venta cargos públicos y fueros.

Ahogados por las guerras, puso en marcha la llamada Unión de Armas para que todas las provincias contribuyeran a un ejército común. Estas medidas provocaron en 1640 el levantamiento de Portugal, que acabó independizándose, y de Cataluña, que se alió con Francia. Además de Portugal, España tuvo que reconocer la independencia de las Provincias Unidas y ceder a Francia el Rosellón y la Cerdeña.

Felipe IV tuvo dos esposas: Isabel de Borbón, madre de María Teresa, esposa de Luis XIV de Francia y abuela del futuro Felipe V, el primer rey español Borbón; y su sobrina Mariana de Austria, madre de Carlos II, el último Austria.

Felipe V el Animoso (1700-1746)

Felipe V el Animoso (1683-1746) fue el primer rey Borbón de España. Implantó una monarquía absolutista y un Estado centralista y llevó a cabo reformas políticas que modernizaron el país.

El rey Carlos II, el último Austria, murió en 1700 sin descendencia. En su testamento dejó la Corona a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia y de María Teresa, hija de Felipe IV y hermanastra de Carlos II. Se convirtió así en Felipe V.

Su reinado arrancó con la Guerra de Sucesión, una contienda internacional que enfrentó a España y Francia, partidarios de Felipe V, con Inglaterra y Holanda, que apoyaban como sucesor al trono al archiduque Carlos de Austria, hijo del emperador Leopoldo I y biznieto de Felipe III. La disputa dentro de España se convirtió en una guerra civil entre los territorios que apoyaban a Felipe V como Castilla, las provincias vascongadas y el reino de Navarra, y los que se oponían a él como Aragón, Valencia y Cataluña, que acabaron perdiendo sus fueros.

La guerra acabó en 1713 con el Tratado de Utrecht. Felipe V fue reconocido como rey pero España perdió los territorios de Países Bajos y los que tenía en Italia, además de Gibraltar y Menorca.

Felipe V tuvo dos esposas: María Luisa Gabriela de Saboya, madre de Luis I y Fernando VI, y Isabel de Farnesio, madre de Carlos III. En 1724 abdicó en su hijo Luis I pero este murió a los meses y Felipe V volvió a reinar hasta su muerte en 1746, tras la que fue coronado Fernando VI.


Bibliografía: VALDEÓN J., PÉREZ j. y JULIÁ S., Historia de España, Espasa Calpe, Madrid, 2006; QUERALT DEL HIERRO, M. P., Atlas Ilustrado de los reyes y reinas de España, ed. Susaeta, Madrid; LÓPEZ VILAS R. y NEBREDA PÉREZ, J.M., La dinastía Borbón, Velecío Editores, Madrid, 2004.

Noticias

anterior siguiente