Enlaces accesibilidad

Banville, la novela negra y la excelencia literaria

  • Benjamin Black es su seudónimo en novela negra
  • Su último trabajo: La rubia de ojos negros (2014) resucita a Philip Marlow
  • Se le considera el heredero natural de Nabokov

Enlaces relacionados

Por
El escritor John Banville ha ganado el Príncipe de Asturias de las Letras a los 68 años. EFE

El escritor irlandés John Banville, ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014, es conocido por su producción en el género de la novela negra.

Escritor de larga trayectoria, en 2006 vio la luz su alter ego Benjamin Black, seudónimo con el que Banville firma una serie de thrillers protagonizados por el patólogo forense Quirke. La primera entrega fue Christine Falls (2006), a la que siguieron The Silver Swan (El otro nombre de Laura) en 2007, The Lemur (2008), Elegy for April (En busca de April, 2011), Muerte en verano (2012), Venganza (2013) y Holy Orders (2013).

Nacido en 1945 en la localidad de Wexford, Irlanda, el autor estudió en las Escuelas de los Hermanos Cristianos y en el St. Peter's College de su ciudad natal. Entre 1968 y 1969 vivió en los Estados Unidos y a su regreso a Irlanda trabajó en el diario Irish Press, hasta su desaparición en 1995. Luego fue nombrado subdirector del Irish Times, donde desempeñó también el cargo de editor literario hasta 1999. Desde 1990 colabora asiduamente con The New York Times Review of Books.

Banville publicó su primer libro en 1970 con el título de Long Lankinuna colección de relatos cortos. Su primera novela, Nightspawn vio la luz en 1971. A esta siguió Birchwood (1974).

Considerado por algunos críticos como el heredero natural de Nabokov, su estilo es reconocido por su prosa precisa y el uso del humor negro en boca de la persona del narrador. Con Dr. Copernicus (1976), una biografía novelada del astrónomo polaco, que le valió el premio James Tait Black Memorial de ficción de la Universidad de Edimburgo, inició una serie de libros sobre la vida de eminentes científicos y sus ideas. Con Kepler (1981), sobre el astrónomo alemán, obtuvo el The Guardian Fiction Prize. Completó la serie con The Newton Letter: An Interlude (1982), que relata la historia de un académico que escribe un libro sobre Isaac Newton y que la cadena Channel 4 TV adaptó para la televisión, y Mefisto (1986), que explora el mundo de los números en una revisión de Dr. Faustus. En 1989 publicó El libro de las pruebas, con el que ganó el Guinness Peat Aviation Book Award, e inició una trilogía que continuó con Ghosts (1993) y Athena (1995), en la que el narrador de las historias es un asesino convicto.

El novelista y su otro yo

El peculiar equipo que Banville forma consigo mismo tras el nombre de Benjamin Black, no solo disfruta del reconocimiento de los lectores. El Jurado del Príncipe de Asturias otorga el premio sin olvidar a ninguno de los dos en el acta oficial: "al novelista irlandés John Banville por su inteligente, honda y original creación novelesca, y a su otro yo, Benjamin Black, autor de turbadoras y críticas novelas policiacas".

Como Benjamin Black ha publicado también La rubia de ojos negros (2014), en la que resucita al detective Philip Marlowe de Raymond Chandler. Asumilir el lugar de Chandler para traer a la vida este personaje legendario "ha sido una gran aventura" reconoce el autor en declaraciones a TVE. Esta obra, junto con Antigua Luz (2012), firmada con su nombre real, son sus últimos títulos.

John Banville logró con El mar su premio más importante, el Man Booker Prize 2005, el galardón literario más codiciado de los que se conceden en el Reino Unido, y para el que había sido finalista con El libro de las pruebas en 1989. Entre otros reconocimientos que ha obtenido a lo largo de su carrera, además de los ya citados, se encuentran el Allied Irish Banks’ Prize (1973), el Arts Council Macaulay Fellowship (Irlanda, 1973) y el Lannan Literary Award (EE.UU.,1997).

Noticias

anterior siguiente