Enlaces accesibilidad

Almodóvar regresa al Festival de Cannes como productor de 'Relatos Salvajes'

  • "No hace falta ganar para que la película vaya bien parada", señala
  • El genio de Saint Laurent también revive en el festival

Por
Presentación de "Relatos salvajes" en Cannes, producida por Pedro Almodóvar

Pedro Almodóvar ha regresado al Festival de Cannes como productor de Relatos Salvajes, del argentino Damián Szifrón, una película que compite por una Palma de Oro. Aunque el español cree que no ganará, considera que "no hace falta ganar un premio para que la película vaya bien parada".

Tres años después de presentar en el festival La piel que habitoAlmodóvar y su hermano Agustín acompañaron como productores de Relatos Salvajes, una película llena de rostros conocidos, como Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia y Dario Grandinetti, que fue recibida en Cannes con risas y aplausos.

Una comedia negra y salvaje, que fue lo que precisamente atrajo al cineasta español. "Me sedujo justamente la parte que está en el título, la parte más salvaje", ha explicado.

No cree que vaya a recibir ningún premio

Una comedia negra a la que el director español no cree que vayan a llevarse a casa ningún premio. "Creo que va a salir muy bien catapultada para el resto de los mercados, yo creo que a la gente le va a gustar mucho", ha afirmado.

Al respecto, ha resaltado que ya hay críticas muy positivas del filme. "Yo siempre soy partidario de no pensar que te van a dar un premio, ni a él ni cuando yo he venido con algunas de mis películas. Es más saludable", ha señalado.

Soy partidario de no pensar que te van a dar un premio

Respecto a su papel en la película, se denominó un "padrino en la sombra" que ha intervenido solo en los "momentos capitales". Cuando les mandó el guión, él y Agustín fueron los primeros en leerlo y consideraron que tenían que producir la película. Hasta ahí llegó la labor de Pedro.

El genio de Saint Laurent revive en Cannes

Por otro lado, el genio de Saint Laurent revive en Cannes en un filme excesivo y llega de la mano del realizador francés Bertrand Bonello. El filme, que lo ha presentado este sábado en la competición oficial, resulta excesiva y, por momentos, grotesca. Un filme que no cuenta con la autorización expresa del que fuera pareja y socio de Saint Laurent durante casi 50 años, Pierre Bergé, pero que tampoco nadie ha intentado parar.

Pero esa falta de autorización expresa no ha sido negativa, sino que ha dado al director "la libertad" de hacer el filme que querían hacer, sin tener que estar pendientes de que el resultado tuviera que ser aprobado. "Estamos muy orgullosos del resultado y nadie nos ha impedido hacerlo", remarcó Bonello.

Estamos muy orgullosos del resultado

Ni él ni los productores quisieron además entrar en polémica sobre el otro filme que sobre la figura del modisto francés se ha estrenado también este año, dirigido por Jalil Lespert y que sí contaba con el beneplácito de Bergé.

Saint Laurent se centra en un década de la vida del creador, a partir de 1967, porque fueron los años más productivos desde el punto de vista artístico y los más complicados de su vida personal.

No obstante, la película no pretende centrarse solo en el lado oscuro del diseñador, y dedica gran atención a los modelos que le hicieron famoso, desde los trajes masculinos a los célebres diseños del desfile de la colección rusa de 1976 que, según muchos expertos, cambió el rumbo de la moda.

Desnudos de los actores, escenas de orgías más estéticas que explícitas, fiestas en discotecas, abusos de drogas y alcohol sembrarán la polémica con una película que no ofrece nada que no se supiera. Estas escenas se repiten en las dos horas y media de metraje, pero ha recibido fuertes aplausos tras su primera proyección.

Noticias

anterior siguiente