Enlaces accesibilidad

'Croqueta y empanadilla', un cómic sobre situaciones típicas de pareja

  • Es la primera novela gráfica de la estudiante de arte, Ana Oncina
  • “Me baso, principalmente, en mis experiencias con mi novio”, asegura

Por
Croqueta y Empanadilla
Croqueta y Empanadilla La Cúpula

¿Es posible el amor entre una croqueta y una empanadilla? ¿Habrá que freírlos juntos para que surga la chispa? Croqueta y empanadilla (La Cúpula) es el debut en el cómic de la joven Ana Oncina: “Es un cómic sobre situaciones de típicas de pareja, representado por una croqueta y una empanadilla. Me he basado principalmente en mis propias experiencias con mi novio, en situaciones que consideraba que eran comunes en muchas parejas o en cosas graciosas que nos han ido pasando”.

Dos simpáticos personajes que “Nacieron como algo anecdótico”, como nos cuenta Ana: “Hace un año, en marzo de 2013 hicimos un viaje a Berlín y como buenos estudiantes de Bellas artes visitamos muchos museos. En uno de ellos yo estaba bastante cansada ya de tanta obra de arte y me quede sentada en un banco descansando y mirando a algún punto pensativa, el que estaba bastante más entusiasmado que yo, vino y me dijo que era una empanada a lo que yo le conteste si yo soy una empanada tu eres una croqueta. Nos hizo tanta gracia que cuando volví del viaje empecé a dibujar viñetas con algunas situaciones y poco a poco le fui cogiendo el gustillo".

En cuanto a sus personalidades, ambos son muy distintos entre sí: “Empanadilla es caprichosa, infantil y esta bastante mimada por Croqueta. Croqueta habla por los codos, es más sensato aunque muy desastre y despistado”.

Dos personajes que tienen mucho de autobiográfico: “Prácticamente casi todo, las historias son reales excepto las de Rodolfo (perro) y Bufa (gata). Nos encantaría tenerlos en un futuro ya que a mi novio le encantan los “Carlinos” y a mi los gatos con cara chafada”.

Alimentos conviviendo con humanos

Lo curioso es que, salvo un Yogur, los demás personajes de este mundo son personas: “ Cuando empecé a hacer las viñetas y se las enseñaba a mi familia y a mis amigos, todo el mundo me decía "yo quiero ser un tomate, yo una fresa, yo un ajo, yo...".  Como en algunas situaciones he utilizado a mis conocidos como modelos para hacer a los personajes extras y me partía la cabeza para pensar que alimento podría ser cada uno, acabé optando por hacerlos personas y no marearme más”.

Otra curiosidad es que los dos personajes principales no están coloreados: “Empecé haciendo a Croqueta y Empanadilla en blanco y negro con tinta china. Las portadas las hacia con acuarela, pero no me acababan de convencer. Con el apoyo de la Cúpula en el proyecto, la estética fue tomando forma, optamos por el bicolor y tras muchas pruebas nos quedamos con el naranja. Con el estilo tan sencillo que yo tengo no veía el proyecto con grandes matices de color, así que opté por colores planos y que los protagonistas fuesen blancos para que destacasen más.

Ana también nos ha comentado su sistema de trabajo: “Los bocetos los hago a tinta en papel, después los paso al ordenador y los coloreo mediante photoshop”.

Ana viene del mundo de la animación

Lo que está claro es que los personajes están influidos por su experiencia en animación: “La animación me ha influido bastante –confiesa-, al principio hacia dibujos más complejos y con más detalles, pero a la hora de animar he tenido que ir simplificándolos”.

Como curiosidad, Ana también nos ha comentado que se presentó a un curioso concurso: “Lo de los cojines fue algo circunstancial. Me presenté a un concurso de diseño donde había que ilustrar un cojín. Pero no gané, lo tengo en casa, pero solo llegó a eso. A estar encima de mi cama”.

Si os gusta su original trabajo podéis seguirla fácilmente: “Ahora a seguir subiendo ilustraciones a mi blog y a hacer encargos personalizados. "Art & Fun" de Valencia esta moviendo ahora mis ilustraciones, así que estoy muy contenta con ello también”.

Noticias

anterior siguiente