Enlaces accesibilidad

El OIEA emite su primer veredicto sobre el cumplimiento del acuerdo nuclear iraní

  • El visto bueno del organismo pondrá en marcha el levantamiento de sanciones
  • Irán tendrá seis meses para deshacerse de sus reservas de uranio enriquecido
  • La OIEA reclama seis millones de euros para soportar más inspecciones en Irán

Enlaces relacionados

Por
El OIEA confirma que Irán cumple con las exigencias para levantar sanciones

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) presentará este lunes en Viena su primer veredicto sobre si Irán está cumpliendo lo pactado en el acuerdo interino firmado a finales de noviembre en Ginebra con seis grandes potencias. Este informe es clave para que la Unión Europea pueda empezar el levantamiento inmediato de algunas sanciones económicas impuestas en el pasado a la República Islámica.

Si el veredicto de la OIEA es satisfactorio, el acuerdo de Ginebra prevé la congelación de ciertos aspectos del programa nuclear iraní, entre los que se incluye una reducción de su producción de uranio enriquecido a cerca del 5% de lo actual y la reducción de sus reservas del mismo, así como no avanzar en la construcción de un polémico reactor de agua pesada. A cambio, Estados Unidos y la Unión Europea eliminarán este mismo viernes algunas medidas punitivas que aún están por concretar y se comprometerán a no emitir nuevas sanciones sobre el país.

Tras la entrada en vigor de este acuerdo firmado el pasado 24 de noviembre en Ginebra por Irán, los cinco países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido) y Alemania, las partes tendrán seis meses para negociar un nuevo convenio, más amplio, para poner fin al confilicto en torno al programa nuclear iraní, que dura ya más de una década.

Según indica el texto del acuerdo, publicado el pasado viernes por la Casa Blanca, Irán recibirá compensaciones "desde el primer día" y tendrá acceso a 4.200 millones de dólares (3.084 millones de euros) según un calendario que también ha sido facilitado.

Estados Unidos e Israel no descartan un posible ataque militar

Las potencias occidentales, y sobre todo Israel, temen que bajo el paraguas de un supuesto programa civil Irán quiera hacerse en realidad con los conocimientos y los materiales para fabricar armas atómicas, algo que Teherán niega. Sin embargo, desde que empezó la investigación nuclear en 2002, la República Islámica nunca ha ofrecido la transparencia ni la cooperación necesaria y exigida por el OIEA para sus inspectores puedan dar garantías sobre sus intenciones pacíficas.

Tanto Estados Unidos como Israel no descartan un posible ataque militar contra las instalaciones nucleares iraníes, que en parte se encuentran bajo tierra.

El OIEA reclama seis millones de euros para aumentar su actuación en el terreno

Por otra parte, el OIEA envió el pasado viernes a sus países miembros un informe reservado de cara a una reunión extraordinaria de la Junta de Gobernadores para el viernes próximo en Viena, según han confirmado a la Agencia EFE fuentes del organismo. En ese encuentro, los 35 países miembros del organismo ejecutivo analizarán la aplicación práctica del acuerdo de Ginebra, que requiere un fuerte aumento de la presencia de inspectores en Irán.

Por ahora, la OIEA se gasta un 10% del presupuesto calculado en 120 millones de euros desrtinados a inspecciones de salvaguardas en los países miebros. Sin embargo, el director general del OIEA Yukiya Amano exige en el informe entregado el viernes más fondos para hacer frente al gasto extraordinario que significan esas inspecciones.

En concreto, el organismo reclama seis millones de euros adicionales de financiación para poder sostener el envío de más inspectores a Irán.

Diplomáticos occidentales, incluyendo algunos de países que firmaron el acuerdo de Ginebra, han indicado que no habrá problema en que la OIEA reciba esos fondos adicionales de la comunidad internacional según ha podido saber la agencia Efe.

Noticias

anterior siguiente