Anterior El Barça domina aún sin Messi pero no le da la puntilla a la Juventus Siguiente Puigdemont renuncia a la pensión de expresidente al no considerarse cesado pero seguirá cobrando como diputado Arriba Ir arriba

Los sindicatos califican de "éxito" la huelga en Tragsa contra un ERE con 1.639 despidos

  • La empresa estima un seguimiento del 50% en Tragsa y del 30% en Tragsatec

  • Las centrales sindicales sitúan la participación entre el 70% y el 80%

  • El grupo estatal justifica los despidos por la caída de ingresos

  • Los sindicatos alegan que hay 130 millones de reserva por beneficios previos

  • Los sindicatos han convocado otro paro el próximo día 12

|

Los trabajadores de Tragsa y Tragsatec están secundando "de forma masiva" la huelga de 24 horasconvocada este jueves en todos los centros de trabajo para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) propuesto por el grupo estatal, que pretende despedir a 1.639 empleados, el 16,6% de su plantilla. Por contra, fuentes del grupo han cifrado en un 40% el seguimiento del paro. 

En concreto, dichas fuentes han indicado que el seguimiento del paro está siendo del 50% en Tragsa y del 30% en Tragsatec.

El grupo Tragsa, perteneciente al holding estatal de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y que incluye la filial Tragsatec, anunció hace un mes su intención de despedir a 1.639 personas, de los que 836 son de Tragsa y 803 de Tragsatec. En total, el grupo informaba a 31 de diciembre de 2012 que contaba con 9.848 trabajadores en toda España, 5.153 de ellos en Tragsa y otros 4.695 en Tragsatec. Más de 2.000 de esos empleados eran temporales que no están afectados por el ERE.

El grupo Tragsa se encarga de una gran variedad de servicios relacionados con agricultura, ganadería, pesca, medio ambiente, mantenimiento de infraestructuras y situaciones de emergencia, como los incendios forestales.

Seguimiento "masivo" del paro

Los datos de participación en la huelga son diferentes entre las distintas centrales sindicales. Así, según CSI-F, más del 80% de la plantilla se ha sumado a la huelga, y CC.OO. lo eleva hasta el 90% y califica como "contundente" la respuesta de los trabajadores a las medidas planteadas por la dirección. UGT califica de "éxito" esta participación y ha subrayado que la adhesión al paro está siendo "importante" en los centros administrativos, así como en las grandes delegaciones, sobre todo, en Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Extremadura y Andalucía

La Federación de Servicios de UGT (FeS-UGT) sitúa en un 73% el seguimiento de la huelga en Tragsatec, ya que según este sindicato en el resto de centros de Tragsatec la participación en el paro está siendo desigual.

Además de la huelga, las secciones sindicales también habían convocado este jueves una concentración de dos horas de duración que ha comenzado a mediodía ante el Ministerio de Agricultura, y en la que han participado "como mínimo" 4.000 personas, según los propios convocantes, que han destacado la falta total de incidentes en la protesta.

Más de 130 millones en reservas por beneficios de años anteriores

La dirección de la empresa justifica el recorte de plantilla en una "drástica caída de los ingresos" que llevará a unas pérdidas de 10,5 millones de euros y argumenta que el coste de personal -principal partida de gasto- no se ha reducido de manera acorde a la fuerte caída productiva y al descenso de la cifra de negocio.

Por contra, los sindicatos piden que se retire el ERE anunciado porque consideran que las eventuales pérdidas que se prevén para este año podrían compensarse con las reservas acumuladas gracias a los beneficios generados en ejercicios anteriores, que superan los 130 millones en todo el grupo.

"Si se confirman esas estimaciones, sería el primer ejercicio con pérdidas en 36 años", destaca el secretario general de CC.OO. en Tragsa, Javier Canales, en declaraciones a RTVE.es.

"En los últimos 7 años, hemos tenido 174 millones de euros de beneficio, de los que una parte ha ido al fondo de reserva voluntario y otra parte a los accionistas, que son la SEPI, el Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas", señala el sindicalista, que añade: "No solo no costamos un céntimo a los ciudadanos y cubrimos servicios esenciales, sino que generamos ganancias para las arcas públicas".

Las Administraciones públicas les deben 450 millones

"El ERE es una medida desproporcionada", ha explicado a RTVE.es el portavoz del comité de empresa de Tragsatec, Claudio Landeira, quien ha recordado que el conjunto de las Administraciones públicas deben al grupo 450 millones de euros.

Landeira insiste en que la actividad del grupo estatal está sujeta a la encomienda de servicio público, "por lo que no se puede elegir qué trabajos hacer, tenemos que cubrir todos los que se nos encargan desde las Administraciones aunque sean deficitarios". "Tampoco podemos fijar los precios porque son servicios regulados. ¿Cómo quiere la empresa conseguir beneficios si no es capaz de controlar sus ingresos?", reitera este representante de los trabajadores.

Esa misma idea subraya el representante sindical en Tragsa, que coincide con la empresa en que la plantilla está sobredimensionada, "pero en su organigrama directivo, donde hay más de 200 personas que cobran más que el presidente del Gobierno".

"En 2009, llegamos a tener 25.000 trabajadores en plantilla porque nos encargaron ejecutar parte del Plan E estatal y el plan de choque de regadíos. Desde entonces, la plantilla base se ha reducido en un 70%, pero el organigrama desarrollado para ese momento se ha mantenido", explica Canales.

Complemento por objetivos para la dirección

Este sindicalista en Tragsa denuncia que, "en los últimos seis años, la empresa se ha convertido en un cementerio de políticos, donde se ha colocado a los que se retiran de otros cargos en puestos directivos que antes ocupaban técnicos". Añade que esa cúpula directiva sigue cobrando un complemento por objetivos cumplidos "cuando la propia empresa está anunciando pérdidas" para este año. Ese plus supondría el 2% de los 230 millones de euros de masa salarial previstos para 2013, según ha comunicado la empresa a los sindicatos.

Precisamente, la eliminación de ese complemento era una de las propuestas llevadas por el comité de empresa de Tragsatec a la mesa de negociación para enjugar las pérdidas previstas en esa filial de Tragsa que agrupa las actividades de desarrollo tecnológico. Calculan que con esa supresión se lograría ahorrar 7 millones de euros y aseguran que otros 8 millones de euros podrían conseguirse del margen aún existente para reducir costes operativos.

Según la empresa, esta filial perderá 17 millones de euros este año. Sin embargo, los sindicatos reducen esa cifra hasta los 11 millones en función de los datos actualizados de septiembre y advierten de que con los 803 despidos anunciados por Tragsatec se ahorrarán 30 millones de euros.

Landeira explica que las Administraciones públicas deben, solo a Tragsatec, más de 100 millones de euros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente