Enlaces accesibilidad

Educación establece que los becarios Erasmus tienen que contar antes con una beca general

  • Este requisito no aparecía en la convocatoria de becas Erasmus de 2012-2013
  • La mayoría de estudiantes se han ido a sus destinos sin conocer el requisito
  • El Ministerio persigue que la ayuda llegue a los alumnos con menos ingresos

Por

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha establecido, a través de una orden publicada el 29 de octubre en el BOE, que los seleccionados este curso escolar 2013-2014 para la 'aportación complementaria' del Estado para la beca Erasmus -unos 150 euros al mes- tienen que haber sido a su vez adjudicatarios de una beca general el curso pasado, es decir, haber estado exentos del pago de la matrícula.

La mayoría de los estudiantes seleccionados por los centros de educación superior españoles ya se han marchado sin conocer el nuevo requerimiento, por lo que la medida les ha sorprendido con el curso empezado e instalados en otros países, y descubren ahora que no tendrán una ayuda con la que contaban para pagar su estancia.

En consecuencia, ha provocado la indignación de alumnos y asociaciones de estudiantes y también de los partidos políticos. El PSOE, IU, PNV y BNG han rechazado la orden ministerial, que tachan de "ideológica" y  "oportunista". Por ello, desde el PSOE y el BNG han pedido también la comparecencia urgente en el Congreso del ministro y de la secretaria de Estado de Educación, respectivamente.

Además, el Grupo Socialista ha presentado en el Congreso una proposición no de ley por la que pide al Ejecutivo que revoque esta exigencia adicional y solicita que se mantengan los requisitos y los créditos presupuestarios para el programa de becas, al menos, en los términos y niveles en que se encontraban en 2011.

Este último requisito no aparecía en la convocatoria de becas Erasmus para 2012-2013. La aportación económica complementaria se otorgaba a todos los seleccionados, independientemente de su situación económica o de haber recibido o no una beca general el curso anterior.

El Ministerio apuesta por distribuir las ayudas según la renta

De esta forma, el departamento que dirige José Ignacio Wert modifica los requisitos para el acceso a estas becas internacionales, alegando que el objetivo es "garantizar que la aportación llegue a los estudiantes participantes en el programa comunitario de movilidad con más bajos ingresos".

"Es significativo -argumenta Educación en una nota- que en los dos últimos años ha habido bastantes renuncias a las ayudas Erasmus de los fondos europeos por parte de estudiantes que habían sido seleccionados para ser beneficiarios de dichas ayudas por no contar con medios económicos suficientes".

El departamento dirigido por José Ignacio Wert subraya que el Gobierno trabaja para lograr que el acceso a las becas Erasmus se produzca "en un contexto de igualdad de oportunidades".

Por ello, agrega, mantiene el componente adicional ligado a la renta de los beneficiarios, pero "prescinde de ayudas lineales" que no responden a necesidades económicas de los estudiantes.

La beca Erasmus da 115 euros al mes; el resto de las ayudas son complementarias del Gobierno y CC.AA.

Según explica Educación, las becas Erasmus tienen un componente básico y principal de la ayuda (gastos de manutención, viaje y alojamiento), cuya cuantía (115 euros al mes) procede de los fondos de la UE, y que el Gobierno gestiona a través del Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos.

Otro componente son las ayudas complementarias de las Comunidades Autónomas, que en algunos casos se han venido reduciendo, e incluso suprimiendo en los últimos años, según recalca el Ministerio.

Por último, recuerda que existe una aportación complementaria del Gobierno (máximo 300 euros al mes) a través de la convocatoria del Ministerio de Educación e incluida en los Presupuestos Generales del Estado, que es compatible con otras ayudas y subvenciones, según la orden de Educación.

De hecho, el Ministerio recuerda que ha aumentado la partida para las aportaciones complementarias del Estado en el programa Erasmus, al pasar de 15,2 millones para el presente curso 2013-2014 a 18 millones para el curso 2014-2015, un aumento del 17,88%.

"Indignación" en las asociaciones de estudiantes

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, considera que el Gobierno "deja en la estacada" a miles de estudiantes con la decisión de fijar como condición haber sido beneficiario de una beca general universitaria el curso pasado para poder obtener el complemento ministerial para Erasmus este año.

"Injusticia sobre injusticia, desprecio sobre desprecio: esa es la auténtica política del PP en educación", ha criticado Rubalcaba en un comentario en su página de Facebook, donde asegura que la decisión del Ministerio de Educación se produce cuando muchos de los estudiantes con becas Erasmus se encuentran ya en otros países, "precisamente porque contaban con esa ayuda".

También las nuevas Generaciones del PP se han desmarcado este lunes de la decisión del Ministerio de Educación. En un comunicado, la organización juvenil del PP ha señalado que defiende la importancia "que tienen para muchos estudiantes las becas Erasmus, gracias a las cuales día a día avanzamos en la integración europea, ampliamos nuestra experiencia universitaria y los jóvenes españoles pueden conocer otras culturas y lenguas, contribuyendo así a la integración de Europa".

"Somos conscientes", añade el comunicado, "del trabajo que desde el Gobierno y desde la Comunidad Europea se hace para que cada vez más jóvenes puedan recibir la ayuda, pero desde Nuevas Generaciones no podemos compartir la decisión tomada por el Ministerio de Educación sobre la aportación complementaria del Estado en el programa Erasmus, ya que se ha realizado una vez empezado el curso, lo cual deja en una situación de inseguridad a cientos de universitarios españoles que han decidido cursar una beca Erasmus este año".

Desde Izquierda Unida, las áreas federales de Juventud y Educación han denunciado que Wert, en su afán de proseguir su "derribo sistemático de la educación pública", ha aprobado otro nuevo recorte que deja "en precario" los estudios de miles de jóvenes, "estrangula aún más los pocos recursos económicos con los que contaban para afrontar un curso ya iniciado" y les deja "tirados en el extranjero en la más absoluta indefensión".

Sobre todo, este cambio de "última hora" ha provocado la "indignación" de asociaciones de estudiantes y de alumnos que actualmente se encuentran fuera estudiando con una beca Erasmus, pues la mayoría, se "acaban de enterar" de que no van a contar con el dinero del Estado para subvencionar parte de su estancia en el extranjero.

Así lo ha indicado a Europa Press el presidente de la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST), Fidel González, que ha recordado que hasta ahora, los requisitos para disfrutar de una beca Erasmus se referían únicamente al conocimiento del idioma del país de destino, así como a los propios requerimientos del centro en el que van a cursar estudios.

"Lo indignante de esta orden no sólo es el fondo de la cuestión, es decir, que miles de alumnos se van a quedar sin beca dos meses después de haberse marchado, sino de la forma rastrera como se ha hecho", ha aseverado.

Firmas en internet contra la orden

Apenas tres días después de la publicación de la disposición en el BOE, una petición online, a través de Change.org, reclama al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que mantenga la beca Erasmus a los estudiantes que no reciben la beca general.

A media tarde de este lunes, la iniciativa ha recibido ya más de 100.000 firmas de apoyo y la petición se ha extendido a través de las redes sociales por Facebook y del hashtag #ErasmusRIP en Twitter.

La campaña fue iniciada el pasado sábado 2 de noviembre por una joven llamada Laura Zornoza, afectada por la inesperada supresión de las ayudas para alumnos que no fueron becados en el curso pasado.

"En el BOE de finales de este mes de octubre, de forma silenciosa, ha llegado una mala noticia para los becados Erasmus del curso 2013/2014", asegura esta alumna.

En la protesta contra esta nueva disposición también participan las Juventudes Socialistas de España (JSE), que han exigido al Gobierno que retire la orden publicada, a su juicio, "con nocturnidad y alevosía".

Para el secretario general de JSE, Nino Torre, es indecente que el Gobierno actúe así, "dejando tirados por sorpresa a miles de estudiantes que ya han iniciado el curso en su país europeo de destino".

Más de 30.000 estudiantes Erasmus al año

La subvención del Ministerio de Educación se constituye como un complemento de las ayudas facilitadas por la Unión Europea en el marco del Programa de Aprendizaje Permanente y gestionadas por el Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos, que se destina a los estudiantes seleccionados por las universidades e instituciones de enseñanza superior.

Según esta orden, la cuantía máxima que podrán alcanzar los alumnos españoles beneficiarios es de hasta 300 euros al mes, aunque el Gobierno señala que la ayuda final "dependerá del número de alumnos que finalmente resulten adjudicatarios de la ayuda".

Los programas de movilidad universitaria Erasmus nacieron hace 26 años y contaron en el curso 2011-12 con 33.660 españoles que estudian fuera un cuatrimestre o un curso entero, según el Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos.

De media, reciben del Estado 150 euros mensuales, que suelen llegar en dos veces -Navidad y final de curso- y no mes a mes. Normalmente, todos los alumnos seleccionados adelantan el dinero de su estancia con la garantía de que lo reciben más adelante. Sin embargo, este curso "la mayoría se van a quedar sin él", ha advertido González.

Noticias

anterior siguiente