Anterior Las elecciones autonómicas vascas se celebrarán el 25 de septiembre Siguiente Los seis grandes bancos españoles resisten al peor escenario de los test de estrés europeos Arriba Ir arriba
El Congreso propone que se retrase el reloj una hora para mejorar la conciliación de vida familiar y laboral

El Congreso plantea que España adopte la hora de Londres para racionalizar los horarios

  • Propone que los escolares empiecen un poco más tarde y jornada partida

  • Afirma que la reforma laboral "no ha contribuido" a la conciliación

  • Se sugiere cambiar los horarios comerciales y adelantar el prime time de TV

  • Se debatirá en el Pleno del Congreso y el Gobierno asegura que lo estudiará

|

El Congreso ha aprobado un informe por el que se pide al Gobierno un estudio socioeconómico para conocer la incidencia global de un posible cambio de huso horario en España, de modo que se vuelva a vincular al que marca el huso horario de Greenwich, de una hora menos que el de referencia en España.

El informe, en el que ha trabajado la Comisión de Igualdad del Congreso durante nueve meses con la aportación de unos 60 expertos, apuesta además allá donde sea posible por las jornadas continuas de trabajo con una breve pausa para comer, que los niños vayan más tarde al colegio, cambios en los horarios comerciales a fin de favorecer la conciliación de la vida personal y familiar.

Se trata de una pequeña revolución sociológica que afectaría a los usos y costumbres de la sociedad española, identificada con jornadas de trabajo largas tanto por la mañana como por la tarde, potencialmente menos productivas, costumbres trasnochadoras, con pausas para comer en casa con la familia e incluso con la famosa siesta.

El informe, propuesto a iniciativa de PP, PSOE y CiU, se ha aprobado este jueves por 28 votos a favor y 13 abstenciones (las del PSOE, IU-ICV-CHA: La Izquierda Plural y el Grupo Parlamentario Mixto).

El PSOE ha decidido finalmente abstenerse y presentar un voto particular para hacer constar que la reforma laboral, los recortes en educación, sanidad, atención a la dependencia y servicios sociales inciden directamente en la conciliación real al margen de las propuestas que se puedan hacer.

No es vinculante, pero la idea es que se debata en el Pleno de la Cámara Baja y el Gobierno ya ha asegurado que va a estudiarlo, en especial lo relativo al cambio de huso horario: "Desde luego, no lo vamos a dejar en el cajón", ha dicho el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Pero, ¿qué es lo que propone este informe? Estas son algunas de las recomendaciones dirigidas al Gobierno.

  • Volver al horario de Greenwich (una hora menos)

Se trata de volver al horario inglés, el del meridiano de Greenwich, en el que están el Reino Unido, Portugal o Marruecos, en el que España ha estado históricamente desde 1884 cuando se estableció la medida universal del día, pero que abandonó en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, al alinearse voluntariamente con Alemania, que había impuesto su huso horario a Francia, y otros países como Reino Unido o Portugal también imitaron.

En 1945, al terminar la guerra, el Reino Unido y Portugal regresaron al huso europeo occidental, pero Francia y España se han mantenido inamovibles desde entonces.

España está desde 1942 en un huso que no le corresponde por su posición geográfica

Regresar al horario de Greenwich, el horario GMT, inspirado a su vez en el ciclo solar diurno, considera el informe, tendría un efecto favorable en la conciliación de todas las personas, permitiendo disponer de más tiempo para la familia, la formación, la vida personal, el ocio, y evitando tiempos muertos en la jornada laboral diaria.

Hay que aclarar que esto no supondría un cambio en el huso horario de Canarias, que también se desplazaría y seguiría siendo de una hora menos respecto a la península ibérica, merced a su distancia geográfica.

Aunque lo cierto es que cambiamos los relojes dos veces al año, en otoño y primavera, en beneficio del ahorro energético, proponer este cambio permanente  no es baladí, y el propio informe del Congreso lo reconoce.

Vivir fuera del huso horario correcto hace que madruguemos demasiado y durmamos menos

"Se trata de una tarea compleja, puesto que implica una transformación de nuestros usos y costumbres diarios, pero es innegable que los resultados nos harían converger con Europa en muchos aspectos en los que hoy estamos sumamente alejados, y muy particularmente en productividad, en competitividad, en conciliación y corresponsabilidad".

Argumentan que, de hecho, sería corregir lo que actualmente es una situación "anómala", porque España pertenece al huso europeo occidental, y no al europeo central, que es en el que hoy está instalada. 

Vivir fuera del huso horario que nos corresponde, señala el informe, "da lugar a que madruguemos demasiado y durmamos casi una hora menos de lo recomendado por la OMS", lo que unido a una organización horaria laboral "también singular", que en nada se parece al resto de Europa, "afecta negativamente a la productividad, el absentismo laboral, al estrés, a la siniestralidad y al fracaso escolar".

  • Los niños, más tarde al colegio, y en jornada partida

El trabajo propone también que los escolares empiecen un poco más tarde el colegio y se establezca la jornada partida, dada la imposibilidad de una adecuada conciliación con la divergencia existente entre los horarios laborales y escolares.

"Es necesario adaptar los horarios y el calendario escolar a las jornadas de trabajo"

El texto constata que la jornada continua no se considera adecuada ni para la conciliación, ni para la igualdad de género, ni para atender las necesidades de los menores. "Es necesario adaptar tanto los horarios, como las vacaciones y el resto del calendario escolar a las jornadas de trabajo", apunta.

"La necesidad de un esfuerzo mayor para ajustarlo y ampliar la oferta de servicios complementarios o extraescolares, como acogida matinal o servicios escolares en vacaciones, es clave para una adecuada conciliación, al menos en el periodo que va del nacimiento hasta los 12 años, edad en la que el menor tiene autonomía", añade.

  • Permisos de paternidad y maternidad igualitarios

Por otro lado, de entre las conclusiones se desprende la necesidad de modificar los actuales permisos de paternidad y maternidad, con el objetivo de favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral e ir encaminado hacia unos permisos parentales iguales e intransferibles, además de ampliar el permiso de paternidad a cuatro semanas como mínimo, ampliable a 16 para disfrutarse en los 18 meses posteriores al nacimiento, adopción o acogimiento.

El informe constata a su vez que el permiso de lactancia debería reformularse puesto que ahora mismo no está funcionando como tal, sino que existe la posibilidad de acumularlo en días adicionales que se añaden al permiso maternal.

Se pide que se incluyan medidas para la conciliación en los convenios colectivos

Otro de los puntos que refleja este informe es que al ampliarse la edad de jubilación de los 65 a los 67 se va a perjudicar fundamentalmente a las mujeres, haciendo que la brecha en las pensiones "sea más elevada", porque no han tenido carreras profesionales "lineales" y se han visto obligadas en muchas ocasiones a dejar el trabajo para cuidar a hijos u otros familiares.

El informe también deja constancia de las "críticas" que diversos expertos han hecho de la reforma laboral, porque ha aportado flexibilidad a la empresa pero "no ha contribuido a la necesaria interrelación y colaboración entre la negociación colectiva y en los Planes de Igualdad".

En consecuencia, piden que se incluyan medidas para la conciliación y la corresponsabilidad en los convenios colectivos y que se profundice en el sistema de control de la Inspección de Trabajo sobre los convenios colectivos.

  • Adelantar el 'prime time' televisivo

El informe recoge la necesidad de que las televisiones adelanten los horarios de emisión de los informativos, para conseguir adelantar antes de las 23:00 horas sus horarios de prime time, en los que emiten sus programas más exitosos, además de erradicar los contenidos sexistas y que contribuyan a la perpetuación de estereotipos en el rol de la mujer. 

Según la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), el 90% de los programas de máxima audiencia finalizan su emisión más tarde de las 23.30 horas y el 55% lo hacen después de las 24.00 horas, por lo que los espectadores se acuestan tarde y no pueden descansar el tiempo necesario.

El español duerme casi una hora menos que los europeos por ver sus programas televisivos favoritos

"El español duerme 53 minutos menos que la media de los demás europeos", señalan en esta asociación, que ha lanzado una campaña de firmas para lograr un cambio en esta materia.

La cuestión para que esto sea posible está vinculada a los horarios comerciales, ya que los programadores televisivos planifican su parrilla de modo que se ajuste a las pautas laborales de los espectadores, de modo que si los comercios cierran tarde y la gente regresa tarde a su casa, no es beneficioso adelantar la emisión de los programas estelares.

  • Horarios laborales y comerciales más conciliadores

Esa es, por cierto, otra reclamación del informe. Los expertos que han pasado por la subcomisión del Congreso también han aprovechado para sugerir que los horarios comerciales permitan a los trabajadores conciliar su vida personal, familiar y laboral y que se respete el equilibrio entre los distintos formatos comerciales.

Se proponen jornadas compactas en las empresas con salida tope a las 18:00h, una hora para comer y menos pausas

Para ello, se  propone la elaboración de informes y estudios que permitan obtener datos sobre la realidad española y apoyar la puesta en marcha de  reformas en este sentido.

Se propone a su vez la reducción progresiva de la jornada laboral y que haya un horario más homogéneo con salida máxima a las 18:00h, con solo una hora para comer y con menos pausas. Una medida original planteada en el informe habla de promover 'bancos de horas' en las empresas.

Muchos de los expertos que han pasado por la subcomisión defienden que una jornada compacta mejora la productividad, reduce el absentismo, el estrés y hasta el fracaso escolar. También consideran importante "acabar con la cultura del presentismo", "aún muy arraigada en España, la de que hasta que no se vaya el jefe, no se va nadie de la oficina".

Sin embargo, en el tema de los horarios existen discrepancias, según indica el informe, ya que si en las grandes ciudades todo el mundo saliese a la  misma hora, los atascos serían infinitos.

El mismo problema se daría en las oficinas, porque las empresas rentabilizan espacios mediante la utilización de diferentes turnos laborales, apunta el trabajo del Congreso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente