Anterior Obama entrega la batuta a Clinton: "Os pido que hagáis por ella lo que hicisteis por mi" Siguiente Rivera propone al rey dos posibles "soluciones" que implican el sí o la abstención del PSOE Arriba Ir arriba
Retrasan la sesión de control al aparecer goteras en la Cámara

Unas "goteras tremendas" en el Congreso retrasan la sesión de control al Gobierno

  • La cubierta del hemiciclo se estuvo reparando este verano

  • La gotera caía sobre la tribuna de invitados y salpicaba a los diputados

|

El Pleno del Congreso de los Diputados tuvo que aplazar este miércoles la sesión de control al Gobierno por culpa de unas goteras en el hemiciclo. El agua caía sobre la tribuna de prensa y salpicaba a algunos de los escaños de sus señorías, por lo que el presidente, Jesús Posada, ordenó retrasar el inicio del debate.

El presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, tomó la palabra a las nueve de la mañana para iniciar la sesión de control al Ejecutivo pero avisó a sus señorías de que las "obras" que se están realizando y la meteorología obligaban a esperar unos minutos.

Sin embargo, un cuarto de hora después, Posada tomó de nuevo la palabra para "pedir disculpas" a los diputados y anunciar que se retrasaba el inicio de la sesión. Finalmente se ha reanudado a las once de la mañana. "Esto no tenía que pasar", sentenció. "Hay agua en el sistema eléctrico y puede ser peligroso".

La realidad es que una gran gotera dejaba caer el agua sobre la tribuna de invitados y ésta salpicaba hasta los escaños donde se sientan los diputados del Grupo Parlamentario de La Izquierda Plural.

Posadas desaloja el hemiciclo

Los ujieres colocaron un gran cubo de basura para recoger el agua que se filtraba por la cubierta del tejado, que el Congreso de los Diputados reparó este mismo verano con unas obras que obligaron a detener toda actividad parlamentaria en la Cámara Baja.

Ante el incidente de las goteras, Posasa reconoció este miércoles por la mañana a los periodistas después de suspender la sesión que estaba "preocupado por saber sobre todo por qué se ha producido" el problema y supuso que se debía al hecho de que "llueva así en este momento de terminación de las obras".

Posada indicó que había preferido suspender la sesión hasta las diez de la mañana para que los técnicos puedan comprobar "qué ha sucedido" para que el Hemiciclo tenga "unas goteras tremendas".

El presidente de la Cámara Baja subrayó que "la obra no está terminada" del todo y, por lo tanto, "es posible que haya entrado agua por el aire acondicionado".

Posada ordenó desalojar el Hemiciclo, por lo que todos los diputados tuvieron que salir a los pasillos y al patio del Congreso. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y sus ministros se resguardaron en la zona privada que el Gobierno tiene a su disposición a pocos metros del Hemiciclo.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, bromeó con el incidente ante los periodistas y, con una sonrisa de oreja a oreja, subrayó que es "la tribuna de prensa la que hace aguas".

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares comentó que el agua que se filtraba por las goteras "no es orvallo" ni tampoco "hilillos", sino que "cae a borbotones".

Obras en el Congreso

Durante los últimos meses, el Congreso de los Diputados ha realizado obras para mejorar la iluminación y el sistema de climatización de toda la planta noble del Congreso, además de tratar las cubiertas del edificio de 1850.

La Dirección General de Patrimonio del Estado encargó a la empresa Dragados el proyecto para sustituir las cubiertas y sanear y restaurar los patios del Palacio del Congreso de los Diputados, por un importe de 4,5 millones de euros.

Estos trabajos y los de remodelación de las salas Calatrava y Olózaga se prolongarán aún más tiempo y es previsible que no estén concluidas antes del mes de noviembre.

Durante las obras el Congreso tuvo que trasladar al Senado dos plenos extraordinarios que se celebraron en verano, incluida la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el 1 de agosto para explicar su relación con el extesorero del PP Luis Bárcenas.

El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, supervisó este mismo lunes la finalización de las obras realizadas a lo largo de los meses de julio y agosto en el Hemiciclo, antes de que la Cámara reanudase el martes las sesiones plenarias de carácter ordinario.

Un hueco en la cubierta, posible causa de las goteras

Un hueco en la cubierta del Congreso de los Diputados, que sólo estaba tapado por una lona, parece ser la causa de la filtración de agua que ha afectado este miércoles al hemiciclo, según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.

Los técnicos que trabajan en las obras que están teniendo lugar en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo no contaban con las lluvias de septiembre y hasta este miércoles, precisamente, no pensaban empezar con la instalación del sistema de canalización pluvial.

Así las cosas, la cubierta del Palacio no estaba completamente sellada y había un hueco que tan solo estaba tapado con una lona. La fuerte lluvia caída a primera hora en Madrid ha rasgado la lona y el agua ha acabado filtrándose al Salón de Plenos donde iba a empezar la sesión de control al Gobierno.

En todo caso, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha querido dar por zanjado el episodio recalcando que no es consecuencias del proyecto sino que se trata de una "incidencia de obra" que ya ha sido solventada con taparse el hueco de la cubierta.

Este incidente de las filtraciones tiene lugar un día después de que la vicepresidenta primera de la Mesa del Congreso, Celia Villalobos, encargada de supervisar las obras, propusiera en la reunión de este martes felicitar a la arquitecta de la Cámara, que pertenece a Patrimonio, debido a la complejidad del trabajo realizado en el edificio.

Su sugerencia fue saludada por el resto de miembros del órgano de dirección de la Cámara Baja. En concreto, los representantes del PSOE pusieron en valor la tarea realizada porque al levantar la estructura de la bóveda se comprobó que el desgaste que había sufrido el Palacio del Congreso por las obras llevadas a cabo en el periodo franquista ponía en riesgos reales al edificio.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente