Anterior Nadal fulmina a Dimitrov y se mete en la final de Montecarlo Siguiente El Barça arrolla al Sevilla y revalida su corona con una exhibición Arriba Ir arriba
Series y programas míticos de los 80: 'Barrio Sésamo', 'Un, dos, tres', 'El Equipo A', 'V', 'La bola de Cristal' y 'Martes y Trece'
Series y programas míticos de los 80: 'Barrio Sésamo', 'Un, dos, tres', 'El Equipo A', 'V', 'La bola de Cristal' y 'Martes y Trece' Diábolo ediciones

'Revisitando los 80': De 'V' y 'El equipo A' a Espinete y 'La Bola de Cristal'

  • Miguel Herrero nos descubre numerosas anécdotas de la TV

  • Por ejemplo, al niño Santiago Segura pidiendo un programa de cómic

  • Podéis revivir todos estos programas y series en el archivo de RTVE.es

|

MIGUEL HERRERO (Valladolid, 1978)

Documentalista fascinado por todo lo que se ha emitido en televisión antes de los años noventa. En la pequeña pantalla ha sido rítico, guionista, público en plató, concursante, comentarista de prensa, bloguero, presentador y reportero. Lleva siete años mostrando lo más divertido de la tele en diversos programs de Castilla y León TV (como "El retrovisor" o "Historias de la tele"). Tiene un blog en las páginas web de 'Fotogramas' y Teleprograma' ("El retrovisor"ty cada semana analiza el medio desde su espacio "Ya tenemos tele" en Castilla y León Radio. Es uno de los mayores coleccionistas del material gráfico generado por los programas míticos de TVE.

En los años 80 todavía no habían llegado las televisiones privadas y todos veíamos Televisión Española, lo que ha marcado los recuerdos de una generación, la de todos aquellos que crecimos con el Un, dos, tres, Aplauso, Dinastía, V, El coche fantástico, La bola de Cristal, Espinete... y tantos programas inolvidables.Espacios que nos recuerda el presentador, periodista y crítico de televisión, Miguel Herrero, en el libro Revisitando los 80. Un viaje por la mejor televisión de nuestras vidas (Diábolo ediciones)

"Es un ejercicio de nostalgia, un regreso a la edad dorada de la televisión en España a través de los programas, series y modas que más destacaron - nos comenta Miguel-. Se trata de un libro donde se recoge, por primera vez, todo lo que fue popular en su momento, no sólo lo que se ha mantenido en la memoria con más fuerza. También es un homenaje a TVE y a todos esos grandes profesionales del medio, especialmente a quienes se ha olvidado un poco y que fueron muy importante entonces: Pablo Lizcano, Sonia Martínez, Fernando García Tola o María Luisa Seco.

Una década prodigiosa que Miguel repasa cronológicamente: "Aquellos diez años de televisión se podían tratar desde diferentes perspectivas pero la que más me atrajo la atención fue la cronológica. Es una manera de ir viendo la evolución del medio y cómo los iconos se iban renovando poco a poco. También sirve para que puedas ir a un año concreto y saber todo lo que triunfaba en el mismo, de una manera aislada. Aunque recomiendo hacerlo en orden para ver cómo fuimos cambiando en una década".

Una década de libertad

En los años ochenta se produjo la mayor explosión de libertad en España desde hacía décadas -asegura Miguel-. Una vez finalizada la transición democrática, la televisión se llenó de vida y color. Por un lado, la música en programas como La edad de oro. Por otro, infantiles como el Planeta imaginario. Y, desde luego, el humor de La Trinca (Tariro tariro), Emilio Aragón (Ni en vivo ni en directo), Pedro Ruiz (Como Pedro por su casa) o Rosa María Sardá (Ahí te quiero ver). Una televisión divertida y familiar".

Pero si Miguel tuviera que elegir lo mejor de esa década lo tiene claro: "En series, son muy representativas de la década de los ochenta Anillos de oro (se acababa de aprobar la ley del divorcio), El coche fantástico (con millones de niños imitando el sonido de la luz roja de KITT) y Falcon Crest (con la malvada Angela Channing protegiendo sus viñedos).

En dibujos animados, son inolvidables todos los que se emitieron en la franja de las sobremesas del fin de semana, destacando La vuelta al mundo de Willy Fog, El inspector Gadget y Dragones y mazmorras".

Y en cuanto a programas, imposible olvidar el Un, dos, tres de Mayra, La bola de cristal con Alaska y los Electroduendes y el musical Aplauso donde José Luis Fradejas hizo que los españoles se destrozaran las caderas en La juventud baila".

La programación ideal de los 80

Hemos preguntado a Miguel cuál sería su programación ideal de un día con los programas de esa época: "Vamos a preparar un viernes. La mañana comenzaría con Buenos días de Martínez Soler, con toda la actualidad de la jornada. A las 9h empieza el contenedor de Por la mañana de Hermida, que incluye las series Dinastía, Hombre rico hombre pobre y Los ricos también lloran".

En el mediodía, el concurso 3x4 con Julia Otero y los comodines. Tras el Telediario 1 con Paco Lobatón y Ángeles Caso, seguiría la serie americana de sobremesa, Fama. A continuación, La tarde con Pepe Navarro, Barrio Sésamo con las aventuras de Espinete, Planeta imaginario, el musical Tocata, la gimnasia de Eva Nasarre y el divulgativo Más vale prevenir".

Después del Telediario 2 con Manuel Campo Vidal y Concha García Campoy, llega la programación nocturna: el Un, dos, tres con el juego de la Botilde, el informativo Vivir cada día y el Cine de medianoche con las películas eróticas. Carta de ajuste para cerrar la jornada".

Los grandes momentos de la tele de los 80

Para Miguel Herrero: "Los momentazos de la década fueron: una lagarta, bajo la falsa piel humana, zampándose una rata en V, Remedios Amaya soportando los 0 points en Eurovisión, el pecho de Sabrina rebosando en la Nochevieja del 87, la empanadilla de "Encanna" con Martes y 13, el actor Hervé Villechaize parodiando a Felipe González en Viaje con nosotros junto a Gurruchaga, Pancho por la playa de Verano azul gritando "ha muerto Chanquete", el Mundial de Naranjito y toda España pendiente del televisor un 23f, el del golpe de Estado de 1981.

Miguel también nos comenta algunas de las anécdotas más curiosas de Revisitando los 80: "En el libro se puede encontrar a un niño llamado Santiago Segura pidiendo a TVE un programa sobre el mundo del cómic, a Plácido Domingo participando en un capítulo de La hora de Bill Cosby, Julio Iglesias con Las chicas de oro, la problemática que dio el personaje de tartamuda de Beatriz Carbajal en el Un dos tres, nombres de presentadores que no llegaron a hacer finalmente ese programa (Emilio Aragón iba a hacer El precio justo en lugar de Joaquín Prat) y títulos que no llegaron a utilizarse en espacios de éxito".

Su propio museo de la televisión

Un libro en el que destaca el estupendo material gráfico que ha reunido Miguel Herrero: "El material viene desde muy diferentes ámbitos. Tengo una especie de museo de la historia de la tele donde hay miles de revistas, juegos de mesa, libros, discos, etc que ha servido para documentar ampliamente esa época. Para poder indagar más en los hechos, he buceado en la Biblioteca Nacional y entrevistado a muchos de los personajes que hicieron posible la historia de TVE: José Luis Uribarri, Pedro Macía, Ramón Sánchez Ocaña, Elena Santonja (Con las manos en la masa), Alaska, Mayra o Hugo Stuven. Las capturas de logotipos y programas se debe a una importante búsqueda de vídeos de archivos retro".

"Desde pequeño la televisión ha sido fundamental en mi vida. Veía mucha televisión pero no tanta como la gente cree. Lo que ocurre es que yo no veía interminables retransmisiones deportivas, festejos taurinos ni películas de Semana Santa, je je. A cambio veía sólo programas y series, y muy especialmente los que se dedicaban a hablar de la propia TVE, como el Y sin embargo te quiero de Salas y Summers. Esto, mezclado con la compra de revistas del medio como TP o Tele Indiscreta ha hecho creer a la gente que me pasaba el día viendo la tele".

El libro incluye también numerosas fotografías de Miguel junto a grandes profesionales de la televisión: "Lo de las fotos con los históricos de la tele sólo me ha interesado desde que entré en contacto con gente de la talla de Chicho Ibáñez Serrador, Jordi Estadella o Joaquín Arozamena. Para mí es un orgullo compartir recuerdos con las grandes figuras que han hecho posible la historia de nuestra pequeña pantalla, que es la historia de cada uno de nosotros. Tengo decenas, desde Woody Allen a Jane Badler, la visitante Diana en V, pero las que más me emocionan son las de esas personas a quienes he admirado tanto desde pequeño, como Verónica Mengod y Pepe Carabias (Pepe Soplillo), que hacían El kiosco".

Actualmente, la vida de Miguel Herrero sigue relacionada íntimamente con la Televisión: Llevo una vida profesional muy ecléctica. Entre otras cosas, me encargo de una sección de historias de la tele en Castilla y León TV, colaboro en Es Radio, tengo un blog en la web de Teleprograma (El retrovisor) y preparo algún libro más".

"Ante todo, mi intención es transmitirle a las nuevas generaciones lo mejor de la tele del pasado, y a los que lo vivimos, sentir lo mismo que Marty McFly en Regreso al futuro. Este libro es el regalo perfecto para la generación que vio en el cine Los Cazafantasmas, iba a los conciertos de Mecano, llevaba un reloj calculadora, jugaba al comecocos y tarareaba el "No controles" de Olé Olé. Los 80 siguen vivos".

Miguel Herrero con Guillermo Summers, Pepe Carabias, Mayra Goméz Kemp, Chelo Vivares "Espinete" y Primitivo Rojas, la voz de El precio justo

Tenéis casi todos los programas mencionados en el Archivo de RTVE.es

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente