Enlaces accesibilidad

Hollande avisa de que una rápida reducción del déficit supone una rápida caída de crecimiento

  • París señala a la crisis de la zona euro como responsable de su recesión
  • Hollande: la prórroga para reducir el déficit se usará para aplicar reformas
  • Barroso, "decepcionado" por la falta de crecimiento en la Unión Europea

Por
Hollande reconoce que "lo probable es que el crecimiento sea nulo en 2013"

El presidente de Francia, François Hollande, ha afirmado que una rápida reducción del déficit público supone también una rápida reducción del crecimiento y agradeció la prórroga de dos años propuesta por la Comisión Europea (CE) para equilibrar sus cuentas públicas. Así lo ha asegurado en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la CE, Jose Manuel Durao Barroso, en Bruselas, que ha instado a los países en dificultades a continuar aplicando reformas.

"Más déficit no traerá el crecimiento, pero es verdad que reducir el déficit muy rápido hace que muy rápidamente haya menos crecimiento", ha afirmado Hollande el día en el que se ha conocido que Francia está en recesión técnica. El presidente galo ha defendido hacer los esfuerzos necesarios por "sacar a Europa de la recesión", ya que "todos los Estados miembros se ven afectados por ello, Francia entre ellos, menos que los otros, pero como los otros".

"Nuestra única ambición debe ser el crecimiento de hoy y de mañana", ha apuntado, al tiempo que destacó que no vendrá del "abandono de normas o disciplinas". Hollande ha señalado que "hay recesión en Francia como en toda Europa", y ha destacado que su país no es un caso aparte.

¿Nuestros vecinos alemanes están en una mejor situación?

"¿Nuestros vecinos alemanes están en una mejor situación?", se ha preguntado Hollande, que se ha respondido que "desde cierto punto de vista, sí", pero también ha alertado de que si se miran las cifras del último trimestre de 2012 y el primero de 2013. 

Hollande, que ha reconocido que "lo probable es que el crecimiento sea nulo en 2013", ha dicho que su país usará ese tiempo extra (en la reducción del déficit) para seguir aplicando reformas orientadas a recobrar la competitividad de su economía y el crecimiento.

"Durante un año hemos hecho muchas reformas, hemos sido rápidos, fuertes, pero aún tenemos que seguir reformando, no por que nos lo demande la Comisión Europea, no por que sea una negociación, sino porque va en nuestro interés", ha subrayado Hollande.

Barroso, decepcionado por la falta de crecimiento

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, ha destacado la "elección política de Francia y la elección personal de François Hollande de apoyarse en las instituciones europeas y sobre las ideas de la CE para hacer avanzar nuestro proyecto". Además, Barroso se ha mostrado "decepcionado" por la falta de crecimiento en la Unión Europea (UE).

Barroso ha defendido la validez de la estrategia de consolidación fiscal y de reformas impulsada desde Bruselas y ha rechazado la "simplificación" que supone contraponer la austeridad y el crecimiento.

"La estrategia que proponemos en Europa pasa por el saneamiento presupuestario, pero es mucho más que eso: es también un conjunto de reformas para recuperar la competitividad e inversiones específicas", ha subrayado.

Para crecer, confianza; para confianza, menos déficit

Horas antes, en una entrevista a la emisora francesa Europe 1, Durao Barroso puntualizaba que la concesión para reducir el déficit se hace "a condición de que Francia presente un programa creíble de reformas", y recordó que el dictamen sobre si eso se cumple se conocerá el próximo día 29, extremos ambos que ha remarcado en la rueda de prensa con Hollande.

En la misma entrevista, Barroso justificó el nuevo plazo otorgado a París porque "no se puede hacer una aplicación ciega del Pacto de Estabilidad, hay que hacer una aplicación inteligente", y Francia ha disminuido a la mitad su déficit nominal, aunque "la deuda sigue extremadamente elevada" y el pago de sus intereses representa la primera partida de su presupuesto, por encima incluso de la educación.

Durao Barroso defendió la política económica europea que es "ante todo un plan para el crecimiento. Pero para tener crecimiento hace falta confianza y no habrá confianza si no ponemos nuestro déficit en orden".

Noticias

anterior siguiente