Enlaces accesibilidad

'Eloísa y Napoléon', una maravillosa fábula sobre la necesidad de querer y ser queridos

  • Es un libro ilustrado de Cristina Florido y Francisco Ruizge
  • Uno de los personajes está inspirado en Charlie Rivel

Por
 Fragmento de una página de 'Eloisa y Napoleón', de Cristina Florido y Francisco Ruizge
Fragmento de una página de 'Eloisa y Napoleón', de Cristina Florido y Francisco Ruizge Dib>buks

Cristina Florido (Valencia, 1971)

Estudia Historia del Arte en Valencia donde trabaja como profesora. Autora de cuentos que retratan personajes cotidianos que se mueven dentro de mundos cargados de magia y sensual sutileza. Eloisa y Napoleón es su primer trabajo como autora de tebeos (si se le puede llmar así a este fantástico álbum).

Francisco Ruizge (Callosa de Segura, 1968)

Formado en Bellas Artes en Valencia y París. Tras varios años como profesor ha publicado varios álbumes de aventuras para el mercado francobelga, posteriormente editados en España e Italia (Como 'Luxley'). 'Eloisa y Napoleón' es su obra más personal e intimista, descubriendo una faceta que no conocíamos del autor.

Eloísa y Napoleón (Dibbuks) nos habla de la necesidad de querer y ser queridos, de la convivencia con la persona que nos fabrica un rato de fantasía cada día, que lleva la magia a nuestra vida con esos pequeños detalles que solo puede tener quien mejor nos conoce. La magia del amor, al fin y al cabo, que retratan, con elegancia y delicadeza, Cristina Florido y Francisco Ruizge en este precioso libro ilustrado.

Un bellísima historia que protagonizan dos personajes muy diferentes que en realidad son una idea, como nos comenta Cristina: "Eloisa y Napoleón no son nadie en concreto y a la vez podrían ser cualquiera, incluso los dos a la vez podrían ser la misma persona".

Dos personajes a los que el dibujante -Ruizge- describe como: "¿Un señor bajito y una señora alta?"

"En realidad -apostilla Cristina- las diferencias físicas sólo sirven para acentuar las diferencias de carácter entre ellos, es un instrumento que refuerza los diferentes comportamientos.

Inspirados por Charlie Rivel

El peronaje de Napoleón recuerda al famoso empreador pero más aún al famoso payaso, Charlie Rivel. "Napoleón no tenía una cara concreta -asegura Cristina-, sólo pensaba en él como alguien pequeño, la construcción de su rostro es trabajo del dibujante".

"Me basé en la descripción que de ellos hacía Cristina a lo largo del relato- comenta Francisco-. Pero esa descripción era principalmente sensorial y emocional, apenas era física, sólo una mujer alta y un señor bajito. Sólo tenía como referencia las emociones que ellos sentían y las que a mi me hacían sentir. Cristina y yo hablamos sobre los personajes y eso hizo que Eloísa sea mucho mas sutil, el relato necesitaba que los cambios en su rostro fueran muy medidos, mientras que Napoleón es un foco de felicidad y emoción".

"Si me preguntas por Charlie Rivel es que recuerdas al payaso -continúa Francisco-. Mientras que conseguir el aspecto de Eloísa me costó varios intentos, Napoleón apareció como por arte de magia en mi cabeza, En ese momento no le di mas importancia, he tenido suerte pensé, pero conforme avanzaba el tebeo, la pregunta: de qué conozco yo a este tío, me rondaba por la cabeza; hasta que un día las imágenes de aquel payaso extraño que de niño miraba con ojos como platos empezaron a llegar sin parar, de algún modo Rivel sin darme cuenta había inspirado el aspecto de Napoleón, la nariz, la sonrisa, los brazos … Supongo que mi cabeza buscaba alguien que sonriese e hiciese sonreir y lo encontró como dice Cristina: en un rincón exiguo de mi cerebro".

El lado más tierno y delicado

Cristina y Francisco han conseguido ese difícil equilibrio de hablar de las cosas más intimas y personales con mucha ternura pero sin caer en la cursilería ni en el humor facilón.

"Me interesaba resaltar -afirma Cristina- que cualquier persona, hasta la que nos puede parecer más fría, tiene un momento del día en el que baja la guardia y deja surgir su lado más tierno, más suave, y casi siempre lo hace con ayuda de otro. En este caso es una pareja pero la relación podría ser de cualquier tipo. Por otro lado también me apetecía relacionarlo con la imagen que construimos sobre los demás o incluso la que creamos sobre nosotros mismos".

Una historia para la que Francisco ha tenido que cambiar su estilo de dibujo (muy realista), para introducir la poesía y prescindir de las sombras. "¿Sabes? -nos comenta-. Al final un dibujante es alguien que sabe poner unas rayas en determinado sitio para que se produzca una emoción. Este libro no se podía contar con mi estilo mas realista, necesitaba magia, porque el texto y el relato son poesía, de modo que tuve que buscar ese otro dibujante que yo sabía que estaba aquí dentro".

Una magia que queda patente en escenas como el encuentro de los dos personajes en el mercado de flores de Barcelona, que destaca por su belleza.

Su trabajo más personal

Cristina confiesa que es muy fácil trabajar con Francisco: "Ha sido muy fácil porque me conoce muy bien y sabía lo que me iba a gustar. De todos modos ha tenido absoluta libertad porque precisamente lo interesante de un texto es que cada persona llegue a sus propias conclusiones aunque en este caso ambos llegábamos a las mismas".

Mientras que Francisco, acostumbrado a trabajar para el mercado francés con gran éxito, nos confiesa que este es su trabajo más personal: "Sin duda".

Es muy fácil enamorarse de Eloísa y Napoleón, pero a pesar de los excelentes resultados artísticos del libro, la pareja no continuará con esta curiosa pareja: "Actualmente estoy preparando textos relacionados con el insomnio -comenta Cristina-. De momento no veo continuidad en Napoleón y Eloisa, ellos son una metáfora y no los imagino en otro contexto".

Y Francisco es uno de los dibujantes españoles más solicitados: "En Francia sale en enero el primer tomo de Indecible un “thriller fantástico” que he dibujado para Soleil. Por otra parte Cristina busca el tiempo para trabajar sobre unos textos que conformarían un libro de historietas cortas en torno al insomnio".

Dejáos cautivar por la belleza de esta historia de amor y la poesía que derrochan sus páginas. No os arrepentiréis.

Noticias

anterior siguiente