Enlaces accesibilidad

El Gobierno, dispuesto a acudir al Constitucional para frenar la consulta soberanista en Cataluña

  • Sáenz de Santamaría avisa que ese tipo de consultas dependen del Estado
  • La vicepresidenta del Gobierno ha dicho que "depende de todos los españoles"
  • CiU y ERC anunciaron una consulta soberanista la próxima legislatura

Por
El Gobierno, sobre posible referéndum en Cataluña: "Hay instrumentos jurídicos que estamos dispuestos a usar"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reafirmado la postura del ejecutivo respecto a la consulta soberanista anunciada por CiU y ha advertido que "existen los instrumentos jurídicos" y que "están dispuesto a utilizarlos".

"Esa convocatoria no sería conforme con la Constitución y le digo dos cosas: no solo hay instrumentos jurídicos y judiciales para pararlos, sino además hay un Gobierno, este Gobierno, que está dispuetsó a usarlos", ha precisado la vicepresidenta, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se han aprobado  los Presupuestos Generales del Estado para 2013.

El partido del presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció un acuerdo con ERC para convocar una consulta independentista en la próxima legislatura "con o sin perminso" del Estado español.

Sáenz de Santamaría ha dejado claro también que la convocatoria de un referéndum "de la naturaleza que se pretende" tiene un procedimiento constitucional previo, que consiste en la "autorización por parte del  Estado".

También ha insitido en que sería un asunto que "afectaría al conjunto del pueblo español, es decir, al conjunto del censo electoral y habría que preguntar a todos y cada uno de los españoles por cuanto somos todos a los que nos compete decidir sobre la organización  territorial".

La vicepresienta del Gobierno ha puesto un ejemplo de los que el Gobierno puede hacer para frenar el referéndum soberanista y ha advertido a Cataluña que el Gobierno puede recurrir la consulta independentista al Tribunal Constitucional por dos vías diferentes.

Por un lado, solicitando la suspensión de los artículos de la Ley de Consultas populares catalana en el caso de que se incumpla la petición de autorización al Estado y, en segundo lugar, el Ejecutivo también podría recurrir directamente ante el Constitucional adoptada fuera del marco de sus competencias. "La ventaja" de esta segunda vía, es que la suspensión de la convocatoria sería automática.

Fuera del marco de su competencia

Posteriormente, Sáenz de Santamaría detalló que los actos llevados a cabo por la Generalitat que queden fuera del marco de sus competencias serían "inconstitucionales" y por tanto se podrían recurrir ante el Tribunal Constitucional.

La vicepresidenta ha asegurado que al ser "exconstitucional" este tribunal suspendería "automáticamente" el referéndum independentista. La portavoz del Gobierno ha recordado que la celebración de un referéndum por parte de la Generalitat está "fuera de sus competencias", por lo que su convocatoria quedaría anulada "por vía de la Constitución".

Además, ha recordado lo ocurrido con la Ley de Consultas Populares aprobada en el Parlamento de Cataluña. El Gobierno central presentó un recurso de inconstitucionalidad contra dicha norma y a pesar de que el Alto Tribunal levantó la suspensión, dejó claro que ese tipo de consultas deben ser autorizadas por el Estado.

Por lo tanto, si hubiera una utilización de dicha ley, el Gobierno podría dejar "sin efecto" cualquier acto en aplicación de la misma con sólo pedirlo el Ejecutivo central.

Mientras, el Parlamento catalán ha aprobado, con 84 votos a favor de los 131 emitidos por la Cámara, una propuesta de resolución para convocar, prioritariamente durante la próxima legislatura, una consulta para que los catalanes puedan determinar "libre y democráticamente su futuro colectivo"

Noticias

anterior siguiente