'Invencible', un cómic que recupera la magia de las grandes historias de superhéroes

  • Fue el primer gran éxito de Robert Kirkman ('Walking dead')
  • Cuenta la historia de un joven que podría ser el hijo de Superman
  • Comienza su publicación en una serie de tomos de lujo
Ampliar fotoFragmento de una ilustración de 'Invencible'

Fragmento de una ilustración de ’Invencible’Dolmen - Aleta

Ampliar foto Portada de 'Invencible: Ultimate Collection', de Robert Kirkman y Cory Walker

Portada de ’Invencible: Ultimate Collection’, de Robert Kirkman y Cory WalkerAleta - Dolmen

Ampliar foto Página de 'Invencible', de Robert Kirkman y Cory Walker

Página de ’Invencible’, de Robert Kirkman y Cory WalkerAleta - Dolmen

Ampliar foto Página de 'Invencible', de Robert Kirkman y Cory Walker

Página de ’Invencible’, de Robert Kirkman y Cory WalkerDolmen - Aleta

JESÚS JIMÉNEZJESÚS JIMÉNEZ 

El guionista Robert Kirkman es uno de los renovadores del cómic norteamericano de los últimos años gracias, sobre todo,  a The walking dead (Los muertos vivientes - Planeta DeAgostini), que ha sido adaptada a la televisión en una serie de gran éxito. Pero poco antes de comenzar a escribir ese cómic creó otro que revolucionó el género de superhéroes planteándose un regreso a los orígenes. Y que fue  nominado a los Premios Eisner. Se trata de Invencible, que ahora empieza a ser recopilado, en tomos de lujo (de 400 páginas y con un montón de extras), por dos editoriales, Aleta y Dolmen.

Un cómic imprescindible que supuso un soplo de aire fresco en el cómic norteamericano (donde las editoriales se limitaban a repetir esquemas de éxito) al crear un universo partiendo de cero pero que, a la vez, es una revisión de los superhéroes más populares. Un homenaje al trabajo de creadores inolvidables como Bob Kane (Batman), Jerry Siegel y Joe Shuster (Superman) o Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko (Universo Marvel).

Y es que la serie parte de una interesante premisa: Cómo sería la vida del hijo de Superman (Invencible). Un arranque que promete ser interesante pero que se convierte en todo un descubrimiento cuando la serie gira hacia caminos más oscuros e inexplorados para plantearnos: ¿Qué pasaría si, en realidad, Superman no hubiera venido a ayudar a los humanos sino a conquistar la tierra y su hijo fuera el único que pudiese detenerlo?.

Un cómic que se abrió camino hacia el éxito

Invencible se publicó en enero de 2003 y, al principio, no tuvo demasiado éxito, ya que las bajas ventas de los primeros números parecían condenar a la serie al fracaso. Pero Kirkman y el dibujante Cory Walker no se rindieron. Con apenas media docena de números publicados Walker fue sustituido por otro gran artista: Ryan Ottley, que mantuvo el nivel gráfico de la serie (es curioso que en The walking dead pasara exactamente lo mismo). Y pronto empezaron a llegar los reconocimientos y a aumentar las ventas.

En 2004 fue nominada a los premios Eisner, a la mejor serie nueva, y también nombrado cómic del mes (febrero). Mientras que sus dibujantes, Walker y Ottley también fueron candidatos al Eisner a mejor artista revelación. Y cuando Kirkman empezó a triunfar con The walking dead, el éxito siguió aumentando. Aunque lo mejor de la serie son los inteligentes guiones de Kirkman, en los que destaca un sano sentido del humor, ausente en su serie de zombis, que hace que la lectura de cada número sea un placer.

Un tebeo a la antigua usanza que nos presenta a unos personajes realmente fascinantes y que conserva toda la magia y la capacidad de sorpresa de esos primeros cómics de Stan Lee y Jack Kirby que revolucionaron el género en los 60. Cada cierto tiempo, menos del que nos gustaría, el cómic de género americano nos sorprende con joyas como esta.

El hijo de Superman

Mark Grayson parece un adolescente normal y corriente, pero hay algo que lo diferencia de sus compañeros de instituto: es hijo de Omni-Man, el mayor superhéroe del mundo, que lleva años defendiendo a la Tierra de todas las amenazas espaciales. Cuando Mark descubre que también tiene superpoderes su vida da un giro de 180 grados y empieza a entrenarse para defender el mundo. O eso es lo que él cree, porque su padre alberga otras intenciones mucho más oscuras.

Un tebeo en el que recuperamos la emoción de aquellas primeras historias del Universo Marvel, en las que lo que le pasaba a Peter Parker era tan interesante como las aventuras del hombre araña. Un cómic con gran sentido del humor y de lo dramático y referencias clásicos del género. A destacar la breve, pero intensa, versión de Kirkman de La Liga de la Justicia de DC (Batman, Superman, green Lantern, Wonder Woman, el Detective Marciano...)

Una obra imprescindible, que es uno de los mejores tebeos de superhéroes que se publican en la actualidad.Y que con el tiempo adquirirá el status de clásico como los grandes cómics en los que se inspira.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Rajoy: La UE dará "muy pocas facilidades" para integrarse a los territorios que se separen

El presidente del Gobierno califica los procesos secesionistas de "torpedo a la línea de flotación" de la UE y ha insistido en que hay "muchas diferencias" entre Escocia y el soberanismo catalán.

­ ­ ­ ­
La inflación de la eurozona se situó en 0,4% en agosto, una décima más de lo estimado

La inflación de la eurozona se situó en 0,4% en agosto, una décima más de lo estimado

La tasa interanual iguala a la de julio, pero es la más baja desde octubre de 2009. La bajada de 0,5% de España es la mayor caída de precios de los 18 países del euro.

­ ­ ­ ­

Especial 62 Festival de San Sebastián

62 FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

José Luis Rebordinos: "El cine español lo está pasando muy mal, pero su calidad es increíble"

ESTEBAN RAMÓN.- RTVE.es entrevista al director del Festival, que en su cuarto año de mandato ha levantado una edición con muchas presencias mediáticas. "Los festivales no corren peligro porque siempre van a ser un punto de encuentro", dice.

­ ­ ­ ­
Cerdo negro ibérico actual.

El cerdo ibérico del siglo XVI está estrechamente emparentado con el actual genéticamente

El cerdo no ha registrado cambios profundos en su genoma. En el siglo XVI el cerdo ibérico era doméstico y no era blanco.

Espacio reservado para promoción
cid:66150