Enlaces accesibilidad

Una mujer agredida en la cara con ácido por un hombre queda gravemente desfigurada

  • La mujer cree que quien le arrojó el corrosivo no ha sido su expareja
  • Los gritos de la mujer han alertado a varias personas que se encontraban cerca

Por

Una mujer de 29 años ha sido ingresada en la Unidad de Quemados del hospital La Paz con quemaduras profundas en la cara después de que un hombre le arrojase ácido sulfúrico en plena calle del distrito madrileño de Ciudad Lineal, en un suceso calificado de "brutal" por los vecinos.

La mujer no ha podido reconocido al agresor, pero cree que quien le arrojó el corrosivo no ha sido su expareja.

La policía ya ha localizado a su excompañero sentimental, un hombre de nacionalidad turca, y le tomará declaración en las próximas horas, pero no ha sido detenido al no tener indicios de que sea el autor de los hechos.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, María Ángeles R.G., de nacionalidad española, ha declarado que "en ningún momento" reconoció al agresor, pero cree "casi con toda seguridad" que no ha sido su expareja.

Los hechos han ocurrido sobre las 10.30 junto al número 7 de la calle del Río del Ulla del barrio de Pueblo Nuevo, al este de Madrid, cuando María Ángeles salía del portal y el hombre le ha tirado el líquido corrosivo en la cara, tras lo que ha huido.

Los gritos de la mujer han alertado a varias personas que se encontraban en una farmacia y una empresa de seguros cercana y que han tratado de auxiliarla, varios de los cuales han sufrido quemados también por el ácido al tocarla.

La víctima ha logrado explicar que tenía una hija que la esperaba en el colegio y que estaba en proceso de separación de su pareja.

La Policía Nacional investiga lo ocurrido, sin descartar ninguna hipótesis por el momento, incluida la de que se trate de un caso de violencia machista.

La víctima no tiene en vigor ninguna denuncia ni orden de alejamiento por malos tratos.

Tras el suceso, el servicio municipal de urgencias ha estabilizado a la víctima, le ha aplicado Diphoterina -un medicamento que evita que las quemaduras se extiendan por el cuerpo- y la ha trasladado a la Unidad de Quemados del hospital La Paz, donde ha quedado ingresada en estado grave, con quemaduras profundas en la cara.

Varios testigos han relatado a Efe que el agresor era "un hombre joven, con gorra y vestido con una camiseta gris" y que la mujer tenía la cara "desfigurada".
"La piel se le caía, yo le toqué el pelo y me quemé la mano", ha asegurado la farmacéutica María Jesús Sagasti, que ha contado que trataron de secar a la víctima con un papel, "pero no sirvió de mucho porque la piel ya estaba toda quemada".

Rafael Montero, que trabaja como corredor de seguros en la zona, ha explicado que varias personas sujetaron a la mujer de los brazos para que no se tocara la cara, pero el ácido ya había hecho efecto en su rostro.

Ninguno de los vecinos y comerciantes de la zona preguntados por Efe ha podido "reconocer" al agresor ya que todo sucedió en "unos segundos", aunque algunos vieron cómo vestía.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha confiado en que la policía detenga pronto al autor de esta "bestial" agresión y ha apuntado que "puede ser" un caso de violencia machista, aunque habrá que esperar a lo que concluya la investigación.

Botella ha deseado a la víctima y a su familia que se restablezca lo antes posible y ha felicitado a los trabajadores del Servicio de Asistencia Municipal de Urgencias (Samur) por haber llegado "en muy poco tiempo" y ser "siempre ejemplares".

Noticias

anterior siguiente