Anterior El Gobierno prevé reducir un 21,7% el gasto en prestaciones por paro y sube un 9,9% el de políticas de empleo Siguiente Bruselas ofrece ayuda técnica y económica para controlar la crisis migratoria en Calais Arriba
 Viñeta de "Reportajes", de Joe Sacco
Viñeta de "Reportajes", de Joe Sacco

Joe Sacco: "Los periodistas deberían ser neutrales y objetivos en favor de los que sufren"

  • Sacco se ha convertido en el máximo exponente del cómic-periodismo

  • En 'Reportajes' recoge trabajos sobre Yugoslavia, Palestina, Malta o la India

|

"Internet marca el ritmo del periodista, pero el lector tiene hambre de algo más que la actualización minuto a minuto". Así piensa Joe Sacco, quien ha colocado en el mapa una poderosa forma de hacer periodismo a través del cómic, poniendo rostro y nombre al sufrimiento cotidiano.

Reportajes (Mondadori) es el nuevo libro de este maltés nacionalizado estadounidense, en el que recopila seis trabajos realizados para la prensa internacional, viajando desde Palestina a la India, pasando por Chechenia e Irak.

Joe Sacco, que saltó a la fama por sus obras sobre el conflicto en Palestina y la guerra en la antigua Yugoslavia, es el nombre más representativo de una generación de autores entregados a este género, al que llegó desde el ejercicio de un periodismo que no le satisfacía y su afición por la caricatura y el dibujo.

Honradez frente a subjetividad

En Reportajes, el dibujante expone las claves de su trabajo -defendiendo la honradez frente a la subjetividad de una viñeta- y comenta cada una de las historias, revelando interesantes y jugosos detalles del proceso de elaboración.

"Miras atrás y ves que tienes un montón de historias que la gente no ha visto. Quería mostrar que, aunque me concentré en la guerra de Bosnia y en el conflicto entre Palestina e Israel, también me importan otras cosas y otras partes del mundo", argumenta Sacco ante el lanzamiento de esta colección de reportajes.

No obstante, confiesa, "la razón más importante ha sido hablar del concepto de periodismo".

Y preguntado por la situación de esta profesión, sujeta a la permanente actualización de contenidos, el dibujante opina: "Los periodistas persiguen cambios muy pequeños, día a día, o inclusive, cambios de hora en hora; y a veces, la historia se les escapa. No porque no sean buenos, que lo son, sino porque internet está marcando el ritmo".

"Los lectores quieren algo con más sustancia"

"Los lectores tienen hambre de algo con un poco más de sustancia. Creo que estamos dando menos a los lectores por culpa de intentar perseguir la actualización hora a hora. Quieren algo más que ese minuto a minuto", advierte.

El espacio es otro de los hándicap del periodismo, y por ello, Sacco confiesa que las tres últimas historias del libro son sus favoritas porque las revistas no escatimaron en páginas para contar el drama de los intocables en la región india de Kushinagar o para hablar sobre la inmigración africana clandestina. "Sí, un privilegio", admite.

También reconoce su predilección por el trabajo con las mujeres chechenas refugiadas, porque va más allá "de la historia general, de las grandes políticas, sobre las que suelen hablar los hombres".

"Cuando te pegas al terreno -afirma-, ves el pequeño sufrimiento; te das cuenta que eso es lo que realmente desgasta a la gente; es conmovedor y triste", sentencia.

Se rueda una película de 'Notas al pie de Gaza'

Esa es la desesperación de las mujeres por no tener una tienda para refugiarse en un campo de desplazados o por no disponer de una cazuela para calentar una insípida sopa.

De todas estas personas con las que se ha entrevistado en los últimos diez años, Joe Sacco apenas ha podido mantener el contacto con un par de ellas en cada lugar del mundo que ha visitado para relatar el azote de la violencia.

Alguna de ellas podrá verse reflejada en la película que adaptará al cine su cómic Notas a pie de Gaza, dirigida por Denis Villenueve, quien ya adaptó Incendies, la obra maestra teatral de Wajdi Mouawad.

"Ha sido una decisión muy difícil. No soy la típica persona que está deseando involucrarse en una película. No quiero estar involucrado en el día a día, porque he estado siete años con ese trabajo y creo que no puedo hacerlo mejor. Es hora de que alguien lo vea desde otra perspectiva; tengo que delegar", concluye

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente