Anterior Salvamento Marítimo rescata a 98 inmigrantes en la costa granadina Siguiente Directo | A las 10:00h finaliza el segundo plazo dado por el Gobierno antes de aplicar el 155 Arriba Ir arriba

Profesores y alumnos coinciden: "Recortar en educación es ir en contra del progreso"

  • Los docentes creen que los recortes afectarán a la calidad de la enseñanza

  • Los alumnos dicen que ellos no deben pagar una crisis que no han creado

  • Un cementerio de la educación en la Complutense simboliza los recortes

  • Madrid se llena de camisetas verdes en defensa de la "escuela para todos"

|

Alicia Henriquez es profesora de Inglés en un instituto de Carabanchel (Madrid). Desde hace unos meses también se encarga de las clases de Lengua, a pesar de que no es su especialidad, y, además, es tutora de un grupo de alumnos con problemas de atención y aprendizaje y sin hábitos de estudio que requieren de una atención especializada.

"Cuando aumenten la ratio de alumnos por clase y reduzcan el número de profesores no podré ocuparme de esos niños. Están abocados al fracaso escolar. Es así de sencillo y de dramático", ha señalado a RTVE.es a las puertas de la Consejería de Educación de Madrid, donde se han concentrado varios centenares de profesores en esta jornada de celebración de la primera huelga unitaria de educación.

Ataviados con sus ya típicas camisetas verdes con el lema 'Escuela pública de todos y para todos', han acudido al centro de Madrid y han cortado la calle Alcalá para protestar por los recortes en educación que, a juicio de los docentes, afectarán a la calidad de la enseñanza. La opinión es unánime: recortar en educación es ir contra el progreso y el futuro de la sociedad.

Alina Navas, profesora de un instituto de Moratalaz, se ha llevado a la concentración una pequeña pizarra en la que se podía leer: "No me puedo ocupar de 35-40 niños por clase".

Clases que este martes han quedado vacías en algunos institutos y universidades. Como suele ser habitual el baile de cifras de seguimiento no ha faltado y mientras que para los sindicatos el seguimiento del paro ha sido del 80%, para el Ministerio de Educación se ha quedado en el 19,41%. En la concentración muchos profesores han reconocido que otros colegas no se han podido permitir renunciar al salario del día de huelga.

La imagen a primera hora de la mañana en los centros de Infantil y Primaria se repetía. Padres con prisa dejando a sus hijos en el cole. "No tengo más remedio que traerlos. No tengo donde dejarlos y aunque estoy en contra de los recortes mis hijos no pueden quedarse en casa", ha señalado una madre a las puertas del colegio público Portugal, donde han faltado cinco de los 15 profesores del centro.

"Menos dinero para los bancos y más para la educación"

"Están jugando con nuestro futuro. Menos inyecciones a los bancos y más dinero para la escuela pública". Álvaro, de 16 años, ha lanzado este mensaje a las puertas del Instituto Juan de la Cierva, donde la mitad de los profesores han secundado la huelga, según ha confirmado a RTVE.es el director del centro, Amelio González. Varios adolescentes han quedado a primera hora de la mañana en el instituto para protestar por los recortes en el sector.

"Ahora hay que estar con los profesores más que nunca. Muchos se van a quedar en la calle", ha añadido Anatolio, de 17 años, quien se queja de lo "injusto" que son los recortes. "Los estudiantes no tenemos la culpa de la crisis", ha dejado claro.

Ambos estudiantes reconocen que amigos suyos no han ido a clase por comodidad pero creen que, con más o menos entusiasmo, todos rechazan medidas como el aumento de ratio de alumnos por clase, la reducción de plantilla de profesores o el aumento de precios de las tasas universitarias.

Es el caso de Cristina y Alejandra, dos brillantes estudiantes de 16 años del Instituto Ortega y Gasset, becadas además en el centro de alto rendimiento para deportistas Blume. "Me indigna la subida de tasas universitarias, aún no me afecta pero cómo me voy a encontrar la situación cuando yo vaya a la universidad", ha aseverado Cristina.

Ambas compañeras de clase han hecho huelga pero reconocen que "ya son muchas y no sirven de nada". En su centro, han faltado más profesores que en otras huelgas, han asegurado desde la dirección.

En Ciudad Universitaria "entierran" la educación pública

Lápidas de cartón con inscripciones escritas a boli en las que se podía leer "DEP Educación Pública. La Sanidad y el Bienestar social te recordarán", "Educación pública, asesinada en 2012" o "Becas RIP" forman parte del cementerio de la educación pública.

Estudiantes que han protestado contra los recortes lo han hecho "enterrando" simbólicamente la educación pública en la Ciudad Universitaria de Madrid, donde un grupo de varios centenares de estudiantes 'indignados' animaban a los que entraban a clase a secundar la huelga.

A modo de piquetes informativos han recorrido todas las facultades coreando lemas como "somos estudiantes y no clientes", "somos imprescindibles y no rentables" y "menos hipotecas y más becas".

Los mensajes de profesores y alumnos han coincidido. Monserrat Galcerán, catedrática de Filosofía de la Universidad Comultense, se ha autodefinido como "profesora indignada". "El recorte en educación va hundir una universidad pública que desde hace tiempo quieren desprestigiar con una estrategia privatizadora que acabará con la igualdad de oportunidades", ha dicho en una asamblea a las puertas del metro de Ciudad Universitaria.

Allí, algunos alumnos se han quejado de la convocatoria de la huelga en plena época de exámenes. "Yo no me permito el lujo de ir hoy a la huelga porque mañana tengo un exámen final", ha afirmado a RTVE.es un estudiante de medicina que también ha lanzado su mensaje reivindicativo: "El Gobierno tiene que apostar por la educación, el conocimiento y la investigación", ha añadido.

Los profesores y alumnos que han secundado la huelga se han mostrado partidarios de establecer la educación como una "línea roja intocable".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente