Anterior Pau Gasol: "La unión es la forma de superar estas experiencias tan catastróficas" Siguiente Identifican a los cinco presuntos terroristas abatidos en Cambrils y buscan a un huido Arriba Ir arriba
 Émile Bravo en Expocómic y uno de sus dibujos de Spirou
Émile Bravo en Expocómic y uno de sus dibujos de Spirou Planeta DeAgostini

Émile Bravo: "Quería desmitificar a Spirou"

  • Es el autor del cartel de Expocómic 2011

  • Y nos ha contado el origen de Spirou y Fantasio

|

Émile Bravo

Nacido en Francia (1964), Émile es el ilustrador del cartel de la edición 2011 de Expocómic. Gran seguidor del estilo clásico de autores míticos como Hergé, uno de sus trabajos más destacados son sus historias con los personajes Spirou y Fantasio. En el país vecino ha publicado buena parte de su obra con la editorial Dargaud (Une Epatante Aventure de Jules Aleksis Strogonov), en España también hemos podido disfrutar de Mi Mamá está en América y ha Conocido a Búfalo Bill.

Hijo de padres españoles, el francés Émile Bravo es una de las estrellas inconfundibles del cómic europeo, autor de una de las mejores historias de Spirou de los últimos años Diario de un ingenio (Planeta Deagostini) y de un premiado cuento que ya está considerado un clásico de la litera tura infantil Mi mamá está en América y ha conocido a Búfalo Bill (Ponent Mon) Y, por supuesto, el autor del cartel de Expocómic de este año.

"Pregunté a la gente del salón, Eduardo Alpuente y Emilio Gonzalo, qué personajes eran los más populares del cómic español. Y enseguida me hablaron de El Capitán trueno, El Guerrero del antifaz, Doña Urraca, Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón y también personajes actuales como Naruto. También he integrado superhéroes de DC y Marvel y he puesto mi toque personal, que es Tintín, que en Francia se conoce muchísimo más que en España, y lo he puesto rezando porque en Francia lo tenemos muy cerca de la religión católica.

"He disfrutado porque tenía la obligación de dibujar un oso y un madroño. No sabía lo que era y me lo tuvieron que enseñar para poder dibujarlo. Pensé en hacer algo simbólico y por eso quise dibujar al oso agitando el árbol y los personajes que caían de él, representando la madurez del cómic. Esa era la idea, con mi toque de sentido del humor. Un dibujo un poco ridículo, pero que es gracioso.

"Quería explicar por qué spirou va vestido de botones"

Émile ha sido el encargado de narrarnos los origenes de Spirou: "Los editores franceses han hecho una colección que se llama una aventura de Spirou y Fantasio por… un autor. Y pedían a autores que plasmaran su propia versión de Spirou. No te toca a ti meterte es su mundo sino coger el personaje y llevarlo a tu propio mundo gráfico e interior. Me han dado carta blanca y es muy interesante, porque Spirou se vuelve un vector muy popular para hacer un proyecto muy personal que es lo que yo quería hacer".

"De ahí sale la historia El diario de un ingenuo, una forma de explicar al niño, que lee Spirou, las cosas que me parecen oscuras en el personaje. No entendía por qué siempre está vestido con este uniforme ridículo de botones, ni la relación de la amistad entre Fantasio y Spirou, porque son muy diferentes. Así como en Tintín descubres a sus compañeros en distintas aventuras y comprendes porque se hacen amigos, a Spirou y Fantasio te los ponen desde el principio como amigos sin explicar el por qué".

"Tampoco entendía que la ardilla, Spip, tuviera conciencia. De pequeño no me importaba porque también veía pensar a Milú y no me extrañaba. Pero el problema es que yo tenía amigos con roedores y no veía mucha inteligencia en ellos,  ni en los hamsters ni los conejos de indias".

"Además ¿por qué la ardilla piensa y el Marsupilami no?, ¿Por qué el Marsupilami tiene un comportamiento completamente animal? Entonces pensé que le había pasado algo a la ardilla para ser más lista. Y eso también lo quería explicar".

El botones que se vuelve héroe

"Todo eso, continúa,  es el gérmen de la historia del génesis del personaje de Spirou, cómo un botones se vuelve un héroe, porque pienso que el trabajo de botones tampoco es el más heróico ni te desarrolla demasiado intelectualmente. Y por eso hice esa historia que muestra como un niño que se rebela. No lo he tomado como un superhéroe del cómic sino como un muñequito llamado Spirou, con el que he hecho mi historieta".

"Tengo otra historia de Spirou y volveré para contarla, confiesa.Yo hago cómics para contar historias. Cuando no tienes historias vale más callarse. El primer albúm es sobre el desarrollo de un niño que toma conciencia del mundo, ahora explicare cómo spirou se convierte en un héroe de verdad. Se desarrollará durante la Segunda Guerra Mundial. Será una historia para demostrar a los niños que los héroes no existen, sino que son las circunstancias las que te convierten en un héroe".

"Quiero desmitificar el héroe para que los niños que se van a convertir en adultos no esperen al Mesías, al político que nos va a salvar. Cada uno se tiene que rebelar y salvarse por si mismo, olvidando la idolatría. Lo importante en la vida es el desarrollo personal y es lo que quiero contar con Spirou, que es un muchacho normal que se ha convertido en héroe por vivir momentos muy duros de nuestra historia".

"Los héroes de verdad muchas veces te dicen que ellos no son los auténticos héroes, sino los que han muerto. En el fondo no hay héroes, sólo son circunstancias".

"Una de las historias más bonitas que he leído"

Mi mamá está en América y ha conocido a Búfalo Bill es una historia que he realizado con Jean Regnaud, un viejo amigo escritor y periodista con el que trabajé en Las verdaderas aventuras de Aleksis Strogonov. Un día vino con un manuscrito en el que hablaba de su infancia".

"Yo sabía que su madre murió cuando era pequeño, pero no sabía en que circunstancias, y eso es lo que cuenta. Es una historia preciosa que te remueve el corazón. Es una historia dura contada con mucha gracia. Es una historia sobre la incomunicación entre los niños y los adultos y cómo los adultos mentimos a los niños, les ocultamos cosas".

"Y eso no puede ser porque si te mienten no te puedes construir como persona. También es una historia sobre hacerte adulto. Ha sido muy duro hacerlo porque conozco a todos los protagonistas, su padre, la niñera… pero cuando me he lanzado lo he dado todo para ilustrar su texto y estamos muy contentos porque se ha vendido en toda Europa, ha tenido muchos premios y se ha vuelto un clásico de la literatura infantil".

"Es una de las historias más bonitas que he leído en mi vida".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente