Enlaces accesibilidad

Continúan los enfrentamientos violentos en Egipto pese a las promesas de la Junta Militar

  • Un hombre ha muerto en Alejandría durante la madrugada
  • También se han repetido enfrentamientos en El Cairo

Por
Continúan los choques en Egipto pese a las promesas de la Junta Militar

Los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes han continuado durante la noche de este martes y la madrugada de este miércoles en El Cairo y Alejandría, pese a las promesas de la Junta Militar de abandonar el poder. Al menos una persona ha muerto por herida de bala en los violentos enfrentamientos en las calles de Alejandría durante la madrugada de ese miércoles, según ha informado una fuente del ministerio de Salud egipcio citada por Reuters.

Mientras, en las calles aledañas a la plaza Tahrir de El Cairo que conectan con el Ministerio del Interior, decenas de personas han lanzado piedras contra los agentes, que, a su vez, han respondido con gases lacrimógenos, según ha constatado Efe.

Batalla en los aledaños de la Plaza Tahrir

Aunque el Ministerio ha anunciado que había emprendido negociaciones con los manifestantes para que abandonaran la zona y cesaran la violencia, estos han proseguido con su batalla para defender la plaza y vengarse por las víctimas mortales de los últimos días.

Los heridos en los enfrentamientos han sido trasladados a los hospitales de campaña instalados en Tahrir, en brazos de otros manifestantes o en motos.Los choques han llegado en algunos momentos a ser cuerpo a cuerpo y muchos activistas se han colocado en los bordes de las calles afectadas por la violencia para evitar que más gente se una a los disturbios.

El efecto de los gases lacrimógenos ha afectado en algunos momentos a gran parte de la plaza y bastante gente ha sido atendida con síntomas de asfixia.

El ministro egipcio de Sanidad, Amro Helmy, ha reconocido que varios de los fallecidos en Tahrir y sus alrededores han muerto por heridas de bala. En un improvisado encuentro con periodistas en Tahrir, el ministro ha explicado que "se han hallado balas de fuego real en algunos de los cadáveres".

Mientras en la misma plaza Tahrir miles de personas mantienen su pulso a la Junta Militar y continúan con sus reivindicaciones debido a que desconfían de las promesas de los dirigentes castrenses, a los que exigen su salida inmediata del poder.

El discurso de Tantaui no convence

Desde que se iniciaran estas nuevas revueltas la pasada semana, el cómputo total de muertos asciende a 38, según Reuters.

En un intento por calmar la nueva ola de tensión, el jefe de la cúpula militar, Husein Tantaui, antiguo ministro de Defensa del derrocado presidente Mubarak, ha afirmado que la Junta no ambiciona el poder y que tiene la voluntad de celebrar elecciones presidenciales antes de finales de junio de 2012.

"Estamos dispuestos a entregar inmediatamente la responsabilidad y volver a nuestra misión original, que es la defensa de la patria, si el pueblo lo decide mediante un referéndum, si la situación lo requiere", ha dicho Tantaui, sin ofrecer más detalles sobre la celebración de este plebiscito.

Los Hermanos Musulmanes, vigilantes

Por su parte, el secretario general del Partido Libertad y Justicia, Mohamed Saad al Katatni, la marca electoral de la organización islamista Hermanos Musulmanes, ha manifestado que "vigilarán" el compromiso anunciado este martes por Tantaui de "entregar el poder a representantes civiles del pueblo mediante elecciones legislativas y presidenciales".

"Con el objetivo de que nuestras Fuerzas Armadas retornen a sus cuarteles y desempeñen su misión de defender la patria, lejos de la política que las ha expuesto a criticas", ha subrayado el dirigente político en un comunicado, según Efe.

La poderosa hermandad, que gozan de la mayor capacidad de convocatoria del país, no han secundado la protesta de este martes "para evitar más enfrentamientos sangrientos y poner fin al caos", pero su ausencia no ha hecho que la manifestación haya sido menos multitudinaria.

Los Hermanos han participado este martes en la reunión que han mantenido los militares y los partidos políticos después de la dimisión del Gobierno el pasado lunes ante la situación de conflicto desatada por la pretensión del ejército de blindarse ante el Gobierno en la futura Constitución del país. Por el momento, los comicios legislativos se mantendrán para el próximo 28 de noviembre.

Noticias

anterior siguiente