Enlaces accesibilidad

A UPyD le cuesta cuatro veces más que a PP o PSOE obtener un escaño

  • El sistema electoral favorece a los mayoritarios y la concentración territorial
  • UPyD es el partido que tiene un mayor "coste" por escaño, con 228.000 votos
  • PP y PSOE necesitan entorno a 60.000 votos para conseguir un parlamentario
  • Geroa Bai ha conseguido un escaño con 42.000 votos en Navarra

Por
Algunas formaciones necesitan muchos más votos que otras para lograr un diputado

El sistema electoral, basado en las circunscripciones y la ley D´Hont de proporcionalidad, hace que la relación de votos y número de escaños sea muy distinta entre partidos.

Para entender cómo funciona la Ley Electoral, el asesor de comunicación Antoni Gutierrez nos apunta tres criterios básicos a tener en cuenta. El primero es que “la Ley garantiza que de cada provincia salgan dos escaños, lo que en definitiva favorece a los mayoritarios”. El segundo, que una “fuerte presencia territorial tiene mayor premio electoral”. Y el tercero, que la aplicación de la Ley de proporcionalidad de D´Hont “premia a la primera y segunda formación en cada circunscripción, y es cruel con los terceros”.

Sin embargo, el resultado en términos absolutos pone de manifesto que el Sistema Electoral resulta "poco representativa y poco proporcional".

Así, UPyD se convierte en el partido al que, sin tener en cuenta las fórmulas de reparto vigentes, “más caro” le sale el escaño. Cada uno de sus cinco parlamentarios ha necesitado, repartiendo el total de sus votos en España, el apoyo de 228.048 votantes.

Geroa Bai, la formación de Uxue Barcos, ha necesitado un total de 42.411 para conseguir su único representante en el Congreso, siendo el partido con un "coste" más bajo del  futuro parlamento.

Una diferencia de 185.637 votos necesarios para conseguir un escaño, que se explica en la presencia territorial de cada formación.

Pero esta diferencia no solo afecta a los partidos que han conseguido escaño. Equo, por ejemplo, se ha quedado fuera de la Cámara baja con el apoyo de más de 200.000 votantes.

El “voto rentable” de la concentración territorial

Junto a Geroa Bai, la segunda fuerza a la que “más rentable” le resulta el cómputo global de sus votos es la nueva coalición Amaiur.

Con un total de 333.628 votos Amaiur logra entrar en el Parlamento con 7 escaños. La coalición abertzale sale a 47.661 votos por parlamentario.

Según explica Antoni Gutiérrez, esto no se puede vincular a que “los partidos sean nacionalistas o no”, ya que a los dos grandes partidos son los siguientes en afrontar un menor coste en votos de sus escaños.

El precio del escaño baja para PP y PSOE con respecto a 2008

En el año 2008, ambos partidos necesitaron superar los 66.500 votos para conseguir cada uno de sus escaños. En estas elecciones el PP ha rebajado la cifra a los 58.000 y los socialistas a 63.000 votos.

La tercera fuerza en votos, Izquierda Unida que ha superado este 20N el millón y medio, necesitó en 2008 más de 400.000 votos, siempre en términos absolutos, para cada uno de sus dos escaños.

Su aumento a once parlamentarios que tendrá esta próxima legislatura ha reducido la cifra significativamente. En esta ocasión cada representante en la Cámara baja le ha costado algo más de 150.000 votos.

¿Y si hubiese una circuncripción única?

Si hubiese una sola circunscripción no solo cambiaría el “coste” en votos de cada escaño, sino también el número de representantes de cada partido.

Esta modalidad no afectaría tanto a los partidos a los que menos les ha costado tener un escaño, como a los dos mayoritarios, PP y PSOE.

Por ejemplo, y con los resultados que se han dado este 20N, el PP ganaría, pero obtendría 160 escaños, veintiséis menos de los 186 que ha conseguido. Los socialistas bajarían 7, de los 110 reales que tienen, hasta los 103.

Amaiur, sin embargo, tan solo perdería dos de sus representantes, quedándose con 5.

Los grandes beneficiados serían IU, que aumentaría en 14 sus representantes, y UPyD, que pasaría de los 5 actuales, a 17.

Noticias

anterior siguiente