Enlaces accesibilidad

'El paraíso de Zahra', la impactante búsqueda de un joven iraní desaparecido

  • Dos activistas bajo seudónimo narran la primavera iraní
  • Cuentan la  búsqueda de un joven desaparecido en una manifestación
  • Esta basada en los testimonios de familiares de los desaparecidos

Por
 Viñetas de 'El paraíso de Zahra', de Amir & Khalil
Viñetas de 'El paraíso de Zahra', de Amir & Khalil Norma editorial

La brutal represión contra los iraníes que en junio de 2009 salieron a la calle para protestar por el supuesto pucherazo electoral que mantuvo en la presidencia del país a Mahmoud Ahmadinejad es el eje de El paraíso de Zahra (Norma), una novela gráfica cuyos dos autores han firmado con seudónimo por seguridad.

Aunque el argumento no es real en sentido estricto, el tándem formado por Amir y Khalil ha utilizado para la novela retazos verídicos de decenas de historias contadas por los familiares y allegados de aquellas personas, la mayoría estudiantes que "desaparecieron" en la cárcel de Evin tras ser detenidos por los guardias de la revolución durante las manifestaciones donde millones de iraníes reclamaron transparencia en el proceso electoral.

"Al principio, nuestra idea era contar la historia de una madre iraní real cuyo hijo fue asesinado tras las elecciones fraudulentas de 2009, y que se hizo bastante famosa gracias a vídeos de Youtube colgados en la Red, asegura Khalil. Pero en lugar de eso decidimos escribir una historia basada libremente en esta historia real, a fin de evitar exponer más a esta madre a la ira del régimen iraní".

Con todos esos microrrelatos y la inspiración de los vídeos y fotos que los manifestantes colgaron en las redes sociales, los autores han logrado tejer en El paraíso de Zahra la impactante historia de una viuda y su hijo mayor que durante días se dedican a buscar en la maraña de un corrupto y burocratizado Teherán el paradero del benjamín de la familia, Mhedi, un chico de 19 años, a punto de entrar en la universidad.

Se publicó por entregas en internet

Narrado como si fuera el blog del hermano mayor, la novela se gestó para ser publicada "on line", por entregas, y de hecho llegó a traducirse a trece idiomas -entre otros el farsi, el árabe, el inglés o el español- antes de que la editorial First Second de EEUU -país en el que viven ambos creadores- la publicara hace unas semanas en un único volumen.

Desde San Francisco, Amir y Khalil no ocultan sus rostros durante la videoconferencia que mantienen con los periodistas españoles en la sede de Norma Editorial, pero señalan que han firmado este trabajo con seudónimo por temor a represalias contra ellos mismos o algunos de sus familiares que viven en países islámicos.

Amir, un activista en favor de los derechos humanos de origen iraní -país que abandonó con su familia tras la caída del Sha en 1979-, se ha encargado de estructurar un guión que recuerda mucho al Missing, de Costa-Gavras, y que escarba en el sistema represivo de Irán, que para él ya no es "ni una república, ni islámica", como se autodefine el régimen.

"El pueblo de Irán es el verdadero autor de la historia"

Por su parte, Khalil -el dibujante y también guionista de la historia- explica en un más que aceptable castellano con acento mexicano que los manifestantes de junio de 2009 actuaron como periodistas con sus relatos en blogs y vídeos: "Ellos son los verdaderos autores de la historia, el pueblo de Irán que fue valiente contra la tiranía".

Aunque novela al fin y al cabo, El paraíso de Zhara -nombre del principal cementerio de Teherán- es, según sus autores, además una crónica sobre la sociedad de un régimen teocrático en manos del Consejo de Guardianes que controla Alí Jameini, que respaldó a Ahmadinejad tras las elecciones en detrimento del reformista Mousavi, y que llevó a millones de personas a salir a la calle a preguntar "¿Dónde está mi voto?".

"El cementerio es también una metáfora de Irán como cadáver y el Islam como ataúd, asegura Amir. Nuestro sueño es que un día ese cementerio liberará su dominio sobre el pueblo iraní para que la vida pueda escapar de la muerte, la luz de las tinieblas, y la verdad de las mentiras que rodean Irán. Irán siempre ha sido, y siempre será, una tierra de amor, vida, luz y risa, y ese Irán es el que celebra El paraíso de Zahra".

En la línea del superventas Persépolis(Norma), de Marjane Satrapi, uno de los aspectos que más sorprende al lector es precisamente la modernidad de los jóvenes iraníes con las mismas aficiones que sus coetáneos occidentales -el desaparecido Madhi lleva al cuello una cadena dedicada a Zidane- y con acceso a las tecnologías de última generación.

"Internet es el pulmón que permite respirar"

De hecho, internet y las redes sociales -como ha ocurrido en las recientes revoluciones en el mundo musulmán- juegan en esta historia un papel esencial.

"Internet es la herramienta que ha permitido las revueltas, es el pulmón que permite respirar", afirma Khalil, que en el cuarto de uno de los protagonistas "cuela" un póster con el "Think different", de Apple, o hace "sonar" el "Get up, stand up", de Bob Marley.

A pesar de que la amargura recorre las viñetas de El paraíso de Zahra, la novela deja entrever una cierta visión optimista gracias al espíritu de resistencia que transmiten especialmente las mujeres y jóvenes, explican los autores.

El libro se cierra de forma estremecedora: la lista con los nombres de las 16.901 personas que, según a la Fundación Abdorrahman Boroumand para la promoción por los derechos humanos, han sido ejecutados por la República Islámica de Irán desde 1979. Catorce páginas llenas de identidades escritas en un letra diminuta.

Pero la historia continuará, según Khalil: "Planeamos seguir los pasos de nuestro protagonista principal, Hassan, el bloguero cuyo hermano desapareció y que, al final de nuestra historia, tuvo que escapar a Turquía, como muchos otros blogueros reales y activistas antes que él a fin de sobrevivir. Queremos ver, a través de sus ojos, lo que los exiliados iraníes están haciendo en Estambul, y después explorar las posibles repercusiones de la Revolución Jasmine (y el resto de la Primavera Árabe) en el destino de nuestros personajes de Irán".

Noticias

anterior siguiente