Enlaces accesibilidad

EE.UU. "no niega ni confirma" el ciberataque a 70 sitios de agencias policiales

  • Anonymous dijo haber atacado webs de agencias policiales estadounidenses
  • Lo hizo teóricamnete  en represalia por el arresto de algunos de sus miembros

Por

Las autoridades de EE.UU. han señalado que "no niegan ni confirman" el presunto ciberataque del grupo Anonymous contra 70 sitios en internet de agencias policiales en territorio estadounidense, en represalia por el arresto de algunos de sus miembros.

El grupo ha alegado este domingo en un comunicado que tuvo acceso a una "masiva cantidad de información confidencial", incluyendo correos electrónicos, números de tarjetas de crédito y otros datos, de unas 70 páginas web de agencias policiales en el centro y sur de EE.UU.

"Nosotros no negamos ni confirmamos los informes sobre el grupo Anonymous, y sólo puedo decir que siempre compartimos información con las autoridades policiales sobre cualquier amenaza que pueda surgir, ya sea de terroristas o piratas informáticos", ha dicho una fuente de FBI.

"Siempre compartimos información con la idea de mejorar nuestra respuesta a esas amenazas", ha agregado, sin dar más detalles.

Advertencia desde julio

Pero un boletín del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), al que ha tenido acceso la agencia Efe este domingo, indica que ya desde el pasado 19 de julio, el Departamento había advertido a las autoridades policiales de que Anonymous y grupos asociados continúan "con éxito" sus "hazañas rudimentarias para atacar a organizaciones públicas y privadas".

El documento de seis páginas, elaborado por el Centro para la Ciberseguridad Nacional e Integración de Comunicaciones (NCCIC), recomendó entonces que, ante la astucia de los piratas informáticos, las autoridades debían "ajustar" su vigilancia de los recursos "internos y externos" en busca de indicios de un ataque a las redes de telecomunicaciones.

NCCIC ha recomendado poner en marcha "procesos" para compartir información sobre posibles ciberataques, cómo prevenirlos o contrarrestarlos.

En esa ocasión, el boletín de NCCI ha dicho que los miembros de Anonymous y grupos asociados como LulzSec, siguen "hostigando a entidades de los sectores público y privado mediante hazañas, tácticas, técnicas y procedimientos rudimentarios normalmente atribuidos a piratas informáticos con menos habilidades".

Anonymous argumenta que tiene "una manifiesta agenda política" y ha justificado sus acciones en parte a una "represalia por lo que percibe como injusticias sociales y asuntos de libertad de expresión", ha señalado. En cambio, "grupos asociados como LulzSec han lanzado ataques enteramente por diversión o, para usar la jerga del grupo, por los lulz", ha indicado el boletín.

Anonymous no tiene un liderazgo centralizado

Según el documento, Anonymous no tiene un liderazgo centralizado, "lo que ha supuesto un obstáculo significativo para las entidades gubernamentales y policiales que intentan frenar sus acciones".

Por ello, el NCCIC ha predecido con "alto nivel de confianza" que Anonymous y grupos vinculados "continuarán explotando, por el futuro previsible, los servidores, páginas web, redes de computación y otros medios de información digital públicos" que tengan vulnerabilidad.

Hasta el pasado 19 de julio, cuando divulgó ese documento interno a las entidades policiales en EE.UU., el NCCIC consideró que Anonymous, que surgió en 2003, "no ha demostrado ninguna capacidad para infligir daños a infraestructuras clave, y en vez ha optado por hostigar y avergonzar a sus blancos".

Sin embargo, el análisis final ha considerado que los ataques de LulzSec han logrado la divulgación de "documentos sensibles" y datos personales, y ha advertido de que estos ataques "tienen el potencial de causar graves daños, en particular al personal de gobiernos locales, estatales y federal".

El documento "no toma en cuenta la posibilidad de que un actor en un nivel mayor esté proveyendo a Anonymous, LulzSec o un grupo similar, capacidades más avanzadas", dijo NCCIC, que ofreció una cronología y resumen de las tácticas que utiliza Anonymous para lanzar sus ataques cibernéticos.

Consultado sobre el documento, un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, ha dicho que ese boletín "es un ejemplo de la colaboración y comunicación abierta" que mantienen con sus socios en los sectores público y privado.

En sus declaraciones de este domingo, Anonymous ha indicado que con la infiltración en las páginas web de las entidades policiales buscaba desacreditar e incriminar a agentes policiales en todo EE.UU., para demostrar "su naturaleza corrupta", con el fin de "interrumpir y sabotear su capacidad para comunicarse y aterrorizar a comunidades".

Noticias

anterior siguiente