Enlaces accesibilidad

La falta de fondos paraliza una investigación de Barbacid sobre el cáncer de pulmón

  • Es un proyecto del CNIO para desarrollar una terapia contra el cáncer
  • El Ministerio de Ciencia rechaza la financiación privada propuesta

Por
Barbacid, acusa al Gobierno de paralizar una investigación contra el cáncer de pulmón

La cura del cáncer de pulmón podría estar cerca gracias a los últimos descubrimientos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) que dirige Mariano Barbacid. Sin embargo, el camino hasta dar con el fármaco que realizará el milagro se ha encontrado con un gran obstáculo: la falta de financiación.

"Tenemos financiación para aproximadamente un año y medio, pero evidentemente no podemos empezar  un proyecto que pueda durar cinco o seis añños sin tener garantizada la financiación", ha explicado a TVE Mariano Barbacid.

El grupo de Oncología Experimental del CNIO ha descubierto recientemente una vía de ataque al cáncer de pulmón mediante la inhibición de una quinasa, conocida como c-RAF.

Este estudio, publicado en el número de mayo de la revista Cancer Cell, muestra cómo la inhibición de dicha quinasa ha impedido en ratones la aparición y el desarrollo del cáncer de pulmón provocado por los oncogenes K-RAS, responsables de un 25% de este tipo de cáncer.

Un descubrimiento importante

El descubrimiento es “importante” porque, según ha explicado el director del CNIO, permitiría el desarrollo de un tratamiento para este tipo de cáncer utilizando inhibidores selectivos para esta quinasa. Para ello, habría que buscar moléculas que las inactivasen y es precisamente en este punto, donde Mariano Barbacid se ha encontrado el primer escollo.

La importancia de los resultados había hecho que se planteara la posibilidad de que continuara con las investigaciones el Programa de Terapias Experimentales del CNIO, un programa que se estaba financiando con dinero público y que había desarrollado algunos posibles fármacos para otros cánceres.

Sin embargo, el Ministerio de Ciencia e Innovación decidió no renovar la financiación de este programa, por lo que la alternativa que se planteó Barbacid fue la de recurrir a fondos privados mediante la constitución de una agrupación de interés económico (AIE). Y es aquí donde se ha encontrado con la segunda traba.

Una ley que impide la financiación privada

Según el científico, el Ministerio no ha permitido la llegada de hasta diez millones de euros de financiación privada debido a un informe jurídico basado en la actual Ley de Fundaciones.

Y es que el Ministerio de Ciencia e Innovación ha señalado que, según la Abogacía del Estado, la fórmula planteada por Barbacid es ilegal porque una fundación pública, como es el CNIO, no puede formar una AIE, no puede establecer acuerdos que impliquen su participación en una sociedad mercantil.

Al respecto, el director del CNIO ha asegurado que “es irónico que sean las propias normas de la Administración las que impidan poner en marcha un proyecto tan innovador como este, incluso sin que le cueste un euro al Estado. Luego nos quejamos de que no hay participación privada en proyectos de I+D+i”.

Asimismo ha añadido que "la Ley de Economía Sostenible dice en un par de apartados que es posible que una fundación pública pueda participar en una sociedad mercantil".

En este sentido, fuentes del Ministerio han instado al científico a usar otras vías que existen y que son legales.

Noticias

anterior siguiente