Enlaces accesibilidad

Siria levanta el estado de emergencia, vigente en el país desde 1963

  •  Así lo había prometido la semana pasada el presidente Bashir al Assad
  • La medida para intentar aplacar las crecientes protestas de la oposición

Más información  en nuestro especial sobre las revueltas árabes

Por

El régimen sirio levanta el estado de emergencia (aunque aún no tiene fecha de aplicación), vigente desde 1963, tal como había prometido la semana pasada el presidente Bashir al Assad, en el marco de un paquete de medidas anunciadas para atenuar las crecientes protestas opositoras.

El estado de emergencia en Siria fue impuesto el 8 de marzo de 1963, cuando el partido nacionalista árabe Baaz llegó al poder mediante un golpe de Estado.

El estado de emergencia restringió drásticamente la mayoría de los derechos civiles y permitió a las autoridades realizar detenciones arbitrarias y celebrar juicios políticos ante tribunales de la Seguridad del Estado que no daban a los acusados la oportunidad de recurrir las condenas y sólo les permitía recibir una asistencia jurídica muy limitada.

Tropas en Latakia

La medida busca aplacar las protestas contra el régimen del presidente sirio Bashar al Assad, quien hoy desplegó un amplio dispositivo militar en la ciudad portuaria de Latakia, después de los violentos disturbios producidos ayer en todo el país, informó la agencia de noticias DPA.

Mientras, el el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que 17 activistas fueron puestos en libertad después de que hubieran sido arrestados por haber realizado una protesta frente al Ministerio del Interior en Damasco el 16 de marzo.

El sábado fueron excarcelados más de 200 presos políticos, de acuerdo con grupos defensores de los derechos humanos. Sin embargo, la medida no logró el objetivo de apaciguar las protestas en demanda de la renuncia del presidente Al Assad.

El régimen desplegó hoy tropas en la ciudad portuaria de Latakia, a orillas del Mediterráneo, después de que se extendieran las violentas protestas en el sur y el oeste del país, durante las cuales fueron incendiadas varias oficinas del partido Baaz y se registraran disparos mortales efectuados por francotiradores.

La violencia en Siria ya dejó decenas de muertos, principalmente de manifestantes en contra del gobierno, que prometió estudiar la posibilidad de levantar las rígidas restricciones sobre las libertades políticas y civiles

Noticias

anterior siguiente