Enlaces accesibilidad

Libia abre la puerta a un "alto al fuego" tras anunciar Gadafi "bombardeos sin piedad"

  • Anuncia que irá "casa por casa" buscando a los que posean armas
  • El líder libio compara la entrada de Franco en Madrid con la que hará hoy
  • Los rebeldes aseguran que no se rendirán

Por
Gadafi anuncia "bombardeos sin piedad" contra Bengasi esta noche

La resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU que autoriza "el uso de todas las medidas necesarias" para proteger a los civiles libios ha supuesto un cambio de discurso dentro del régimen libio. Si antes de votarse el texto, Muamar el Gadafi anunciaba un ataque "sin piedad" contra Bengasi, poco después el viceministro de Exteriores abría la puerta a un posible alto al fuego.

Jaled Keem ha mostrado sus disposición a detener los ataques pero su Gobierno necesita "hablar con alguna parte (algún país) sobre este asunto, ya que existen aspecto técnicos y logísticos que hay que tomar en cuenta".

El viceministro ha descartado que la tropas de Gadafi sean atacadas por tropas extranjeras tras la adopción de la resolución: "No esperamos que nos ataquen", ha asegurado, al tiempo que ha explicado que la decisión de atacar o no Bengasi corresponde a las fuerzas armadas y "éstas no tienen intención de atacar a los civiles".

"El objetivo de nuestro Ejército y de nuestras fuerzas de seguridad es proteger a los civiles en todas las partes y suministrarles comida y medicinas", ha afirmado.

El representante del régimen libio ha indicado que tratarán "de forma positiva la resolución" y demostrarán esa intención "a través de la protección de los civiles en todo el país". También ha insitido en la necesidad de que la comunidad internacional envíe a Libia una comisión (de investigación) para comprobar de cerca la situación en el terreno.

Keem ha precisado que la suya se trata de una "primera reacción" a la resolución y que necesitan "ver el texto" de lo aprobado antes de realizar una valoración definitiva. Asimismo, ha agradecido la posición de los países que se abstuvieron en la votación y los mencionó por su nombre: China, Rusia, India, Brasil y Alemania. "Que sorpresa", afirmó refiriéndose aparentemente  a este último país.

"Iremos casa por casa"

Esta primera reacción del régimen contrasta con las duras palabras de Gadafi de este jueves por la noche. "Estás son las últimas horas de esta tragedia, llegaremos esta noche y no tendremos compasión", sentenció el líder libio en su mensaje telefónico emitido por la televisión estatal.

Pese a estas amenazas, los rebeldes anunciaron que no se rendirán.

Dentro de esta ofensiva, ha asegurado que los que no deben tener ningún miedo son aquellos que no posean armas, algo que sus tropas comprobarán "casa por casa". Además, ha prometido que "perdonará" a aquellos rebeldes que entreguen sus armas.

Tal y como ha hecho en otras intervenciones, ha reiterado que lo que las potencias extranjeras buscan es convertir Libia "en otra Somalia" y que aquellos que luchan contra el régimen lo hacen porque "han sido engañados".

Vosotros sois la quinta columna en la ciudad

Pero Gadafi ha ido aún más lejos y ha comparado en su discurso la entrada de Franco en Madrid durante la guerra civil española con la que él pretende llevar a cabo esta noche en Bengasi.

"Vosotros sois la quinta columna en la ciudad", ha asegurado dirigiéndose a los habitantes de Bengasi, que considera sus hipotéticos partidarios, y ha señalado también que se apoyará en ellos en este día "en el que liberarán la ciudad".

Amenazas previas

A todas las amenazas del líder libio se le suma la que su ministerio de Defensa había hecho previamente en la que ha asegurado que, en el caso de que se diera una intervención extranjera en la crisis libia, se atacarían objetivos aéreos y terrestres tanto si son civiles como militares.

A través de un comunicado, el comité de defensa libio, equivalente al ministerio de Defensa, ha advertido de que "cualquier acto militar" contra Libia "pondrá en peligro las actividades aéreas y marítimas en el Mediterráneo".

"Los barcos o aviones que crucen el Mediterráneo, sean civiles o militares, serán objeto de ataque defensivo", amenaza el texto.

"Toda la cuenca del Mediterráneo estará expuesta a un grave peligro no sólo a corto plazo sino también a largo", asevera el comunicado.

Noticias

anterior siguiente