Enlaces accesibilidad

Merkel lidera el pánico por la crisis japonesa al anunciar el cierre provisional de centrales

  • Se trata de las que operaban en el país desde antes de 1980
  • Lo hará durante los tres meses que dura la moratoria de la vida útil
  • Bruselas piden test de estrés para todas las centrales europeas
  • Putin pide que se revisen todas las centrales nucleares rusas

Por

La canciller alemana Ángela Merkel se ha puesto a la cabeza del replanteamiento del debate nuclear en toda Europa tras la crisis japonesa al anunciar el cierre inmediato por tres meses de todos los reactores en servicio "desde antes de 1980", que ascienden a siete.

Posteriormente, la Comisión Europea ha pedido a todos los miembros de la UE que consideren la realización de "test de estrés" de todas las centrales nucleares de cara a la reunión de esta tarde de los ministros de Energía de los 27 con expertos nucleares en Europa.

Más aún, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, que el lunes aseguró que no había ningún riesgo nuclear mundial ha asegurado que se revisarán todas las instalaciones nucleares del país.

Merkel, que ya anunció tras una comparecencia urgente este lunes que aplicaría una moratoria de tres meses a su decisión de prolongar más allá de 40 años la vida útil e las centrales alemanas, abrió la puerta al cierre de los reactores nucleares que cumplían esos 40 años en ese periodo.

En una conferencia de prensa, la canciller también ha detallado que todos los reactores alemanes pasarán controles y que todas las cuestiones sobre la seguridad de las plantas nucleares germanas se conocerán para el 15 de junio, aunque no ha querido dar una fecha concreta para el cierre de las centrales anteriores a 1980.

Merkel cede

La canciller alemana ha tenido que ceder ante la presión y el temor de los ciudadanos alemanes. Un 70%, según los últimos sondeos, cree que puede haber un accidente similar al de Fukushima.

Esta moratoria para analizar en detalle las condiciones de seguridad de los redactores podría traer como resultado cierres definitivos porque que varios, si no todos, figuran entre los mas peligrosos y han tenido serios accidentes en el pasado.

Se trata de Krümmel, de Biblis A y B, Brunsbüttel, Isar 1,Unterweser, Phillipsburg y Neckarwestsheim en Baden Württemberg.

En este último land se celebran elecciones regionales dentro de doce días, el 27 de marzo, y la CDU y sus lideres,todos pro nucleares, corren el pelirgro de sufrir una humillante derrota frente a socialdenocratas y ecologistas.

Los cierres afectan a los cuatro operadores de las centrales nucleares en Alemania: la filial del grupo sueco Vattenfall, las empresadas privadas RWE y EON, y por último, el grupo público regional EnBW.

Tras estas declaraciones el ministro de Medio Ambiente, Norbert Roettgen, no ha querido concretar si una vez pasada la moratoria de tres meses las ocho centrales seguirán cerradas.

Estas declaraciones llegan después de que la prensa alemana haya publicado editoriales críticos por lo que consideran un truco de Merkel dentro de su política energética para evitar un desastre electoral en los comicios regionales de este año.

Ambiente preelectoral

Mientras, sus compañeros en la conservadora CDU se han unido con entusiasmo a este giro antinclear en un país profundamente contrario a este tipo de energía y que vivió con gran decepción la decisión del pasado otoño del gobierno conservador-liberal de Merkel de prolongar la vida de las 17 centrales alemanas.

"Solo quiere pasar las elecciones a las asambles provinciales", ha denunciado el líder socialdemócrata, Sigmar Gabriel, acusando a la canciller de hacer tacticismo político con los miedos de la gente.

"Nada tiene sentido y es realmente un truco transparente", ha declarado al canal ARD.

Putin rectifica

Por su parte, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, ha ordenado revisar el estado de las centrales nucleares y las perspectivas del sector tras las averías que causó en varias plantas de Japón el terremoto que sacudió el pasado viernes ese país.

"Debemos estar preparados para actuar ante cualquier desarrollo de los acontecimientos", ha declarado Putin en una reunión con los ministros de Energía y Recursos Naturales, y con el jefe de Rosatom, el consorcio nuclear ruso, según las agencias rusas.

Putin ha destacado que, en estos momentos, ninguna planta nuclear rusa se encuentra en zonas de actividad sísmica y que tampoco existen planes de construir centrales en esos lugares.

De todas formas, ha agregado, "se debe realizar un análisis del estado actual del sector", para lo que Rosatom y los ministerios tienen un mes de plazo.

Noticias

anterior siguiente