Enlaces accesibilidad

Jiménez asegura que España no reconoce la legitimidad de los rebeldes libios

  • Las conversaciones se han mantenido con el Consejo Nacional Libio
  • Los contactos se iniciaron cuando España llevó ayuda humanitaria

Por
España ha acudido hoy a Bruselas con información de primera mano de lo que ocurre en Libia

La ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, ha confirmado este jueves que España mantiene contactos con los opositores libios, que inició durante las operaciones de asistencia humanitaria en el área de Bengasi, aunque ha asegurado que España todavía no les reconoce como única autoridad legítima representante del pueblo libio.

Según la titular de Exteriores, tampoco la UE ha decidido reconocer la legitimidad de los rebeldes, como había solicitado Francia. "Cuando se decida quién es el interlocutor, será una decisión que se tomará de manera concertada entre todos", ha señalado.

En cuanto a los contactos, Jiménez, que ha asistido al Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, ha indicado que "a través de nuestros propios canales entramos en contacto con los opositores libios en la propia zona, en Bengasi, cuando fuimos a llevara ayuda humanitaria".

Ha asegurado que las autoridades españolas por el momento han actuado "por la vía de la ayuda humanitaria, que es lo que se nos pidió", y ha abogado por "esperar a compartir la información con nuestros colegas para saber cuál es la línea de trabajo que tenemos que seguir".

En este sentido, la ministra de Exteriores ha explicado que es la ayuda humanitaria la principal prioridad para la UE.

"Primeras conversaciones"

Jiménez ha declarado que España se encuentra "en las primeras conversaciones" con el Consejo Nacional Libio de Transición que han constituido los rebeldes en Bengasi, y que tomó la decisión de emprender un primer contacto cuando envió asistencia humanitaria.

"Lo hicimos de una manera discreta y queremos seguir manteniendo este tipo de gestión de manera discreta, que es en la que funcionan con una mayor solvencia y seriedad", ha señalado, y ha considerado "positivo" entablar contactos con los diferentes actores en una situación de conflicto en un país. "No hay que hacer ningún reproche a ningún país por esa razón", ha argumentado.

Por otra parte, ha manifestado que ahora lo más importante es que la UE se ponga de acuerdo y "comunitarice" cualquier decisión sobre Libia u otro país, "porque es lo más urgente, lo más inmediato, y en relación a todo el proceso de reformas que se ha abierto en el norte de África".

A su juicio, en este momento es necesario que las decisiones se tomen en la Unión Europea y, por ello, ha abogado por esperar al pronunciamiento de los líderes europeos al término de la cumbre que celebrarán este viernes en Bruselas, centrada en las revueltas en los países árabes.

La ministra ha defendido analizar todos los escenarios y toda la información, como "la mejor manera de acertar en la respuesta".

La zona de exclusión aérea en Libia

Preguntada por la posibilidad de establecer una zona de exclusión aérea en Libia, ha respondido que, por el momento, "ningún país se ha pronunciado abiertamente, entre otras razones porque todos estamos valorando cuál es la situación, los riesgos que entraña".

"Desde luego, para el Gobierno de España, cualquier decisión en ese sentido tiene que venir previamente de una resolución del Consejo de Seguridad" de la ONU, ha apostillado.

Noticias

anterior siguiente