Enlaces accesibilidad

La Eurocámara pide a los Veintisiete una misión de exclusión aérea para aislar a Gadafi

  • Considera necesaria una ofensiva contra las defensas aéreas del régimen
  • Los Veintisiete lo discutirán esta semana en una reunión extraordinaria
  • La oposición libia está a favor pero sin militares extranjeros en suelo libio

Ver también: Especial  Revueltas en Libia

Por

Los partidos del Parlamento Europeo (PE) han pedido a la Alta Representante de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, que los Veintisiete acuerden una misión de exclusión aérea para atajar la violencia en Libia y neutralizar la ofensiva de Muamar Al Gadafi.

La gran mayoría de fuerzas de la Eurocámara (populares, PPE; socialistas, S&D; liberales, ALDE; ecologistas, Verdes-ALE, y los conservadores, ECR) han pedido a los Veintisiete una ofensiva contra las defensas aéreas del régimen libio para evitar que bombardee a la población y transportar recursos de guerra.

En la sesión también ha participado un representante de la oposición libia del Consejo Nacional de Transición que se ha mostrado a favor de la medida.

Hay que frenar esa máquina de asesinar como sea

"Si la zona de la exclusión es la solución para frenar a esa máquina de asesinar (en referencia a Gadafi), que se haga", ha señalado Mahmud Jebril, que también ha señalado que la oposición "solo tiene una condición, que esa misión no implique la presencia de soldados extranjeros en suelo libio". 

Por su parte, Gadafi ya ha advertido que, de producirse una intervención militar extranjero, como el establecimiento de una zona de exclusión aérea, "los libios tomarán las armas contra ellos". 

"Si se toma tal decisión, será útil para Libia, porque los libios verán la verdad, que lo que ellos quierene es controlar y robar el petróleo de Libia", ha añadido el dictador en una entrevista en la televisión turca.

"Gadafi tiene que marcharse"

Durante la sesión de la Eurocámara, en representación del PPE, el eurodiputado José Ignacio López Salafranca ha afirmado que "la UE debe dar un mensaje claro: Gadafi tiene que marcharse".

Salafranca ha señalado que "la UE tiene que enfrentarse al debate y la frustración que una cosa es lo deseable y otra lo posible" y que, "para evitar las muertes que siguen produciéndose, hay que tomar la decisión de una zona de exclusión aérea".

También el líder de los socialistas, Martin Schultz, ha abogado por esa opción estratégica, si bien ha señalado que dado que eso significa sacar aviones de combate para bombardear los aparatos de Gadafi, "lo que se haga debe contar con el visto bueno de la ONU y la Liga Árabe".

La "amistad" de la UE con el dictador

Los liberales, anfitriones de la visita del Consejo Nacional de Transición libio al PE, han añadido a sus peticiones a Ashton que la UE reconozca a este órgano para "darle legitimidad como representante de la oposición libia", ha señalado su líder, Guy Verhofstad.

El líder de los Verdes, Daniel Cohn-Bendit, ha reprochado a los líderes europeos que hayan sido "cómplices de dictaduras" y que "no practiquen la autocrítica" en relación a las relaciones normalizadas que hasta la rebelión mantenían con Gadafi.

En este sentido, el belga de los conservadores y reformistas europeos Der Jank Eppink, ha mostrado a Ashton fotografías sobre los saludos efusivos dados a Gadafi en las recepciones en Europa por parte del ex primer ministro británico Tony Blair; del ex primer ministro belga Guy Verhofstad, e incluso del presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Asimismo, ha enseñado otra en la que Gadafi se besa con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sobre la que ha ironizado "hombre, Berlusconi besa mucho pero esta quizá no es la persona adecuada".

La "avalancha" de inmigrantes

En esta línea de críticas con la complicidad europea con el dictador, Miguel Portas, de la izquierda unitaria europea (GUE), ha denunciado que "la UE fue el primer socio de Gadafi" y que "las armas con la que se están matando a libios se las vendió Europa".

En el debate también han participado el socialista Juan Fernando López Aguilar y el popular Agustín Díaz de Mera, que han coincidido en poner de relieve el efecto secundario de la avalancha de inmigrantes y demandantes de asilo que podrían salir próximamente de Libia.

López Aguilar ha pedido que la UE "debe tener más capacidad de previsión de cara a las ayudas que pueden necesitarse en el norte de África y a los demandantes de asilo" y ha pedido una revisión de la directiva de 2001 de medidas para atender temporalmente a los refugiados por una crisis humana.

Díaz de Mera ha incidido en que la mayoría de personas que podrían salir de Libia los próximos días no quieren ir a la UE "sino a sus países" pues se trata en la mayoría de egipcios y "subsaharianos confundidos con mercenarios".

Noticias

anterior siguiente