Enlaces accesibilidad

Un invernadero en el espacio

  • Un astronauta viajará al espacio con un invernadero para reflejar su evolución
  • Requiere la partipación de estudiantes en la Tierra, para comparar resultados
  • Los centros educativos pueden solicitar un invernadero a partir de enero

Por
Ciencia al cubo - Invernadero espacial - 17/11/10

Ciencia al cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a jueves a las 15: 42; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

La conquista del espacio está en marcha y las agencias espaciales están trabajando en los viajes tripulados a otros planetas.

Durantes estos largos  viajes, los astronautas, para estar sanos, deben comer verduras frescas, por eso se está estudiado el comportamiento de las plantas en el espacio. Y es que en la luna, en Marte y en otros planetas más lejanos que visitemos, en un futuro, habrá invernaderos.

El astronauta de la Agencia Espacial Europea Paolo Nespoli viaja en diciembre a bordo de una nave Soyuz a la Estación Espacial Internacional. Llevará en su equipaje un invernadero. Lo instalará en el laboratorio Columbus.

Y allí realizará un experimento, muy sencillo, que consistirá en regar unos ejemplares de una planta llamada Arabidopsis thaliana durante 10 semanas. Sacará fotos y hará vídeos de los momentos más importantes del desarrollo de la planta.

Requiere participación en la Tierra

Pues este sencillo experimento requiere nuestra participación en la Tierra. Paolo necesita comparar los resultados del crecimiento de las plantas en el espacio con el crecimiento en la Tierra.

Así que propone que lo hagan estudiantes de diferentes centros educativos. Con un invernadero igual que el suyo, los estudiantes deberán realizar exactamente las mismas labores que Paolo y, por supuesto, comenzar sus experimentos al mismo tiempo que el astronauta.

A medida que crezcan las plantas, los estudiantes podrán comparar su evolución con las que del espacio a través de Internet, porque Paolo colgará las fotos de su invernadero en la página de la misión, que se llama MagISStra. Y además, tendrán la oportunidad de intercambiar sus observaciones con estudiantes de otros países europeos.

El experimento comenzará en febrero y los centros educativos que quieran participar pueden pedir un invernadero a partir de enero de 2011.

En la página web de la Agencia Espacial Europea pueden encontrar toda la información y un formulario para solicitarlo. Es un regalo perfecto para los estudiantes cuando vuelvan al cole después de las fiestas navideñas.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente