Anterior La economía creció un 1% entre abril y junio, y su avance interanual se aceleró al 3,1% Siguiente Los funcionarios tendrán una subida salarial del 1% en 2016, año en el que recuperarán toda la paga extra Arriba
Número de operaciones anuales estimadas en miles de millones de euros.

El uso de las tarjetas de crédito aumenta un 6,8%, pero el importe medio sigue bajando

  • El número total de operaciones financieras crece un 4,3%

  • Cada ciudadano tiene de media 1,45 tarjetas de crédito

|

El Banco Central Europeo ha publicado que el 40% de las operaciones de pago, sin contar las realizadas en efectivo, en la Unión Europea (UE) en 2009 fue con tarjeta de crédito, según se desprende de las estadísticas presentadas este lunes.

Del restante 60% de las operaciones, que ni fueron en efectivo ni con tarjeta, destacan los pagos con transferencia y los ingresos en cuenta -adeudos directos- que han representado más del 26% cada uno.

Ya no se usa el cheque

En el mismo informe se ha anunciado que el número total de operaciones efectuadas con instrumentos distintos del efectivo creció un 4,3% el pasado año, hasta los 82.000 millones de euros.

Con este crecimiento se mantiene la tendencia al alza del uso de este tipo de herramientas financieras. La subida es menor al aumento medio en los últimos ocho años, que se sitúa en el 6,5%.

La utilización de tarjetas ha crecido un 6,8% entre 2008 y 2009, mientras que los ingresos directos y las transferencias fueron elegidas como método de pago un 5% y un 3,6%, respectivamente.

Por su parte, el otro instrumento principal, los cheques, han visto como su uso se veía reducido en un 7,5% en 2009.

Más compras pero de menor importe

En cuanto al importe total, el valor medio de las compras con instrumentos que no eran el efectivo ha sido de 2.771 euros, un 20% menos que en 2008. En términos generales, los pagos alcanzaron los 227 billones de euros, un 16% menos que un año antes.

Pese a incrementarse el uso de las tarjetas, el número de éstas en manos de los clientes se ha mantenido estable, lo que equivale a 1,45 unidades por ciudadano de la UE.

El número de cajeros automáticos sí que han crecido hasta superar las 430.000 maquinas en 2009, lo que supone un incremento del 2% respecto a 2008. Estas cifras hacen que haya 870 cajeros por cada millón de habitantes en los Veintisiete.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente