Enlaces accesibilidad

Mañana de resaca y ánimo contento en Barajas

  • 7 vuelos procedentes de Johannesburgo han llegado con aficionados a Barajas
  • Muchos fans de la Roja se han acercado a Barajas para intentar ver a sus ídolos

Por
La marea Roja vuelve a España para celebrar el triunfo con la Selección en casa
Los aficionados han vuelto a celebrar el gol de Iniesta en la Termina T4 de Barajas a su llegada de Johannesburgo. E.P.A.

Desde Albacete, Villareal, Huelva o Ávila ... Seguidores de todas partes se han lanzado de empalmada a Madrid tras festejar la victoria de la Roja para ver en vivo y en persona a los Campeones del Mundo. ¿A qué terminal llegan? ¡pero dónde están!

Ojos de resaca y ánimo alegre. Así se han presentado muchos aficionados este lunes en el aeropuerto de Madrid ataviados con la camiseta de la selección.

Unos deambulaban a la espera de recoger a amigos y familiares, y otros, a ver si aquí "vemos a los jugadores y podemos seguir con la fiesta".

No ha podido ser. Al final, los jugadores han montado directamente en dos autobuses a pie de pista y tan sólo se les ha podido ver a la salida del Pabellón de Estado del aeropuerto escoltados por una extensa comitiva de Policía Nacional y Guardia Civil.

La policía ha parado el tráfico en la rotonda de salida para poder permitir el paso del autobús, que avanza muy despacio rumbo a un hotel cercano.

Cerca de 200 aficionados, con camisetas y banderas, les han recibido entusiasmados.

La Roja se desata en el avión de vuelta

Aunque los autobuses llevaban los cristales tintados, un grupo de 200 aficionados han podido ver y saludar a Xavi, Del Bosque y a Casillas que no suelta la Copa.

Decepción esta mañana en la cara de Yeiny y Macarena, dos aficionadas, de 22 años, que después de ver la final en Cibeles han decidido acercarse en metro hasta la Terminal 1 con la esperanza de ver a la selección.

Han pasado de la "locura y la apoteosis" de anoche a la resignación. No importa, están dispuestas a ver la llegada por televisión y después saldrán a la calle para sumarse a la fiesta.

Como ellas, también están perdidos por la T4 de Barajas Francisco, Jesús y Laura.

Han venido a la aventura desde su pueblo, Santa Olalla del Cala, en Huelva. Sin dormir, cogieron el coche a las 6:30 de la mañana y pusieron rumbo a la capital.

"Yo me siento campeón del mundo más que cuando el Betis ganó la Copa del Rey. Esto es la primera vez en la historia que ocurre y teníamos claro que queríamos vivir la experiencia", nos cuenta Jesús.

Para los tres, está es su primera vez en Madrid. Van a intentar ver las celebraciones y por la noche, de nuevo a Huelva, que hay que trabajar.

Dos matrimonios de Albacete han llegado en coche a Barajas. "Queremos ver a los jugadores y sumarnos a la fiesta, aunque esta noche hay que currar".

Cuentan que en Albacete ninguna fuente ni jardín se han librado de la celebración. "Es lo más emocionante que he vivido en mi vida", explica Juan Emilio. "No he llorado nunca por un premio, pero esta vez no he podido contenerme. Por una vez la vida ha sido justa".

Por una vez la vida ha sido justa

Todos los vuelos procedentes de Johanesburgo han sufrido retrasos.

Esperando estaba también la familia de Javi Martínez. Han dio a recoger a los padres del joven centrocampista. Para que quede claro, todos visten su camiseta y el nº 20 a la espalda.

Nos cuentan que hablaron anoche con él por teléfono y contó que estaban todos "locos, locos, locos de contento".

Le vieron por televisión con la cara algo desencajada en el banquillo, pero luego le notaron entusiasmado por teléfono. Su hermana Cristina estuvo una semana en Sudáfrica viendo el segundo y tercer partido y relata que el 80% de la afición en las gradas iba con la Roja.

México, República Dominicana, todos con España

Todo México está con la Roja. Así lo cuenta un grupo de tres españoles procedentes de Cancún que han vivido allí la final.

El partido lo vieron en el hotel con otros 200 españoles y la prórroga la oyeron en el autobús que les llevaba al avión para volver a casa.

"Todo el aeropuerto de Cancún era una auténtica marea Roja, todo lleno de banderas y cantando soy español, español, español", nos comentan.

Desde Luxemburgo ha llegado a Madrid Eloisa, una madre gallega afincada desde hace 20 años en Francia. Está acompañada por su tres hijas: Patricia, de 22 años, Alex de 17 y Aida de 13.

Todas van vestidas con la camiseta de la Roja y son auténticas fans de la Selección.

Siguieron el partido en la frontera de Luxemburgo y cuentan que tras el pitido final todos se echaron a la calle.

"Nunca había visto tantos españoles juntos allí", exclaman.

También los dominicanos están con la Roja.

Entre banderas españolas y la camiseta oficial de la selección, llega un vuelo procedente de Punta Cana.

La pasión por la Roja traspasa fronteras

Edu, Javi y Víctor, acaban de pasar una semana de vacaciones allí y vieron la final junto a otros 200 españoles en el teatro del Hotel.

Cuentan emocionados que fue "una experiencia inolvidable" y que por ver la final del partido perdieron el autobús que les trasladaba al aeropuerto para volver a casa. Al final tuvieron que coger un taxi, pero son conscientes de que han vivido un momento único.

"Es la primera vez en la vida que pasa y es muy difícil que se repita la historia", explica Edu.

Con más de una hora de retraso ha llegado el primer vuelo procedente de Johannesburgo a la terminal 4 de Barajas.

Está claro, la marea Roja vuelve a casa. Con ellos llegan las pelucas, las banderas, las camisetas, las caras pintadas, las vuvuzelas... y la alegria.

Al grito de "somos españoles, oeeee, oeeee", comienzan a salir los aficionados de la selección. Quieren revivir el gol de Iniesta una vez más.

Un malagueño, con el nombre de María en la camiseta, ha reproducido la narración del gol en el móvil.

Silencio atento primero y estallido de júbilo después. La euforia se desata en la terminal al grito de "tenemos una estrella en el corazón" y "me siento orgulloso de ser español".

Entre los aficionados, llega también Jorge Valdano que declaraba a las cámaras de TVE que el triunfo de España ha sido "de conjunto".

"La selección española ha sabido justificar el cartel de favorita que llevaba a priori, es una campeona justa y la final, como se esperaba, ha sido muy intensa", afirmó.

Hoy todos se sienten campeones y están dispuestos a seguir disfrutando de este momento histórico. 

Se nota en las caras de todos, en el ambiente. La gente está contenta y quieren transmitírselo a los jugadores de la selección española.

Hoy, como decía la pancarta que ha recibido a los jugadores en Barajas: "España es un pais más feliz" y se nota.   

Noticias

anterior siguiente