Enlaces accesibilidad

Los mercados europeos dan un respiro a Grecia, cuyo índice bursátil se dispara casi un 9%

  • Creen que 120.000 millones en 3 años bastan para ayudar a Atenas
  • Todos los mercados bursátiles europeos cierran con ganancias
  • Papandreu presenta un nuevo plan draconiano de recortes

Por

La Bolsa de Atenas ha respirado este jueves con tranquilidad por primera vez en las últimas semanas. Después de que desde Bruselas -y también desde Berlín- se haya asegurado que el mecanismo de rescate de la economía griega se concretará en pocos días, el índice selectivo que agrupa a los 20 grandes valores del mercado ateniense ha remontado casi un 9%, en concreto un 8,83%.

El optimismo también ha llegado a la prima de riesgo que paga la deuda soberana griega, que este jueves se ha movido a la baja y ha quedado situada por debajo de los 600 puntos básicos, lo que se traduce en un tipo de interés inferior al 10%, después de alcanzar el miércoles el máximo histórico de 840 puntos básicos.

Según los analistas, el cálculo adelantado por el director del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre los 120.000 millones de euros que se podrían poner a disposición de Grecia en los próximos tres años ha eliminado gran parte de las incertidumbres que atemorizaban a los mercados financieros porque, aseguran, se trata de un cálculo realista.

"No creo que nos encaminemos a una reestructuración de la deuda griega, porque los fondos comprometidos por la UE y el FMI le permitirán hacer frente a sus vencimientos a corto y medio plazo", explica Philippe Sabuco, analista del banco francés BNP Paribas.

Esta subida se produce después de un martes negro, cuando ese índice se desplomó más de un 6%, y un miércoles de dudas, cuando el selectivo avanzó un tímido 0,6% después de que el supervisor bursátil griego prohibiera vender al descubierto durante los próximos dos meses, una medida similar a las adoptadas en muchas plazas financieras el año pasado, en lo más duro de la crisis. Además, la Bolsa griega consiguió cerrar el miércoles en positivo gracias al uso horario, que hace que cierre una hora antes que el resto de los mercados de Europa Occidental.

Subidas generalizadas en Europa

El resto de bolsas europeas también han cerrado con subidas, aunque menores a las de Atenas y Madrid, donde el índice Ibex 35 ha repuntado un 2,69%

Como los dos anteriores, el parqué lisboeta ha cerrado con una fuerte subida, ya que su índice principal, el PSI-20, ha rebotado un 4,59%, situándose por encima de los 7.000 puntos.

El selectivo de la Bolsa de París, el CAC 40, ha avanzado un 1,42%, mientras que el Dax de Fráncfort ha remontado un 1%. Más modestas han sido las ganancias en Milán, donde el FTSE MIB ha ascendido un 0,90%, y en Londres, cuyo selectivo FTSE 100 ha repuntado un 0,56%.

Por su parte el euro ha reaccionado con cierta timidez a los mensajes de tranquilidad. El Banco Central Europeo ha fijado su cambio con el dólar en 1,3256, ligeramente superior al del miércoles.

Papandreu anuncia un plan draconiano

Los griegos deberán apretarse aún más el cinturón si su Gobierno saca adelante un draconiano plan de austeridad trianual que pretende rebajar el déficit público en más de 10 puntos para 2013.

El primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandreu, ha expuesto este jueves a los agentes sociales las claves del nuevo plan de ajuste, con el que tratará de sanear las cuentas públicas del país.

Esas medidas son exigidas por el FMI y los socios europeos para prestar la ayuda financiera que necesita Grecia, pero son contestadas dentro del país, sobre todo por los sindicatos, que se oponen a nuevos recortes y que ya han convocado una huelga general para el próximo 5 de mayo.

"La economía está al borde del abismo debido a los Gobiernos anteriores", ha justificado Papandreu ante los representantes de la patronal y los sindicatos, según informaciones del canal de televisión estatal NET.

El plan de ahorro tendrá una duración de tres años e incluye fuertes recortes de los sueldos de los funcionarios, la supresión de dos pagas extras y la congelación salarial en el sector privado y en las pensiones. También se congelará la contratación en el sector público, con excepción de la enseñanza, sanidad y defensa.

Además, el Ejecutivo de Atenas prevé aumentar varios impuestos, como el IVA -que ya subió dos puntos en marzo hasta situarse en una tasa del 21%- y aquellos que gravan el tabaco, el alcohol y la gasolina.

Una fuente gubernamental griega que pidió el anonimato ha  explicado a la agencia EFE que el objetivo del nuevo programa de ahorro es reducir el déficit del 13,6% del PIB en 2009 hasta el 2,9% en 2013.

Atenas se encuentra a un paso de cerrar las negociaciones con la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI para que Grecia pueda recibir ayudas internacionales de hasta 135.000 millones de euros en los próximos tres años.

Después de ganar las elecciones del pasado octubre, el nuevo Gobierno socialista tuvo que admitir que el déficit público heredado del anterior Ejecutivo conservador era el triple al oficialmente reconocido, lo que introdujo al país en una espiral que le ha llevado al borde de la bancarrota.

Noticias

anterior siguiente