EL PORQUÉ DE LA CIENCIA

¿Por qué bostezamos?

Ampliar foto Los bostezos se contagian por las neuronas espejo.

Los bostezos se contagian por las neuronas espejo.REUTERS/Alessia Pierdomenico

AMÉRICA VALENZUELAAMÉRICA VALENZUELA 

PREGUNTA: ¡Hola! ¿Por qué bostezamos? Y lo que más me carcome, ¿por qué cuándo ves a alguien bostezar tienes que bostezar tú también? Gracias. RUBÉN MANRIQUE

Cuando nos invade el sopor llegan los bostezos. Son signo inequívoco de que pronto caeremos en dormidos. Abrimos la boca de forma involuntaria y respiramos con intensidad durante cinco o seis segundos. Lo hacemos desde que estamos en el útero materno. Lo hacen los gatos, los perros, los chimpancés y otros muchos animales. Sin embargo, la ciencia aún no ha descubierto por qué sucede.

Varias son las teorías sobre la razón de ser de los bostezos. La más popular los relaciona directamente con el aburrimiento. Otra dice que es un gesto heredado de nuestros ancestros y que sirve para enseñar la dentadura a nuestros congéneres con el propósito de intimidarles.

Otra, de las más modernas, señala que la labor de los bostezos es proporcionar una ración extra de oxígeno al cerebro. Esto es necesario cuando en el ambiente hay demasiado dióxido de carbono. Por eso, es más frecuente bostezar cuando estamos en grupo, es decir, cuando el entorno está más 'cargado'.

La última investigación científica sobre los bostezos apunta en otra dirección. La han realizado psicólogos de la Universidad de Albany en Nueva York y la ha publicado la revista Evolutionary Psychology.

El bostezo sirve para mantener alerta al individuo y evitar que nos durmamos

De acuerdo con sus conclusiones, el bostezo no sirve ni mucho menos para inducir al plácido descanso, sino todo lo contrario. Es un mecanismo del cuerpo para mantener alerta al individuo y que evitar caer dormidos.

Los bostezos refrescan la sangre del cerebro. Las bocanadas frescas que respiramos enfrían los vasos sanguíneos de la cavidad nasal que envían sangre al encéfalo. Esto ayuda al cerebro a funcionar mejor y aumenta el nivel de alerta...

Así que a partir de ahora, si alguien bosteza en su presencia, mientras está explicando algo, no se ofenda, pues lo que en realidad intentan hacer es no quedarse dormidos y continuar prestando atención.

El bostezo se contagia

Una fuerza irrefrenable nos hace abrir la boca cuando presenciamos el bostezo de los demás. Los investigadores de la Universidad de Albany creen que los bostezos se contagian por razones de seguridad. Si los miembros del grupo están decayendo y el sueño les invade, el bostezo les mantendrá despiertos. El fenómeno se expande como la pólvora entre la mayoría de los miembros y, de esta manera, la vigilancia ante posibles peligros será más eficaz.

De hecho, para conseguir que los cuarenta y cuatro estudiantes que participaron en el estudio bostezaran, los científicos mostraron vídeos de otras personas bostezando. El contagio se produce gracias a las neuronas espejo, encargadas de 'ponernos en el lugar del otro'.

Y para desmentir la teoría que defiende que los bostezos sirven para proporcionar más oxígeno al cerebro, los investigadores han medido la variación de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre del cerebro cuando los participantes bostezaban y cuando no lo hacían, y no han observado diferencias.

­ ­ ­ ­

Cumbre de la UE

Programas para todos los públicos

Tusk, presidente del Consejo y Mogherini, jefa de la diplomacia

Ambos partían como favoritos a esos puestos. Tusk es considerado en Bruselas un líder europeísta y conciliador.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Nuevo intento de salto masivo
a la valla de Melilla

Unos 30 inmigrantes permanecen encaramados a la verja. Al menos cinco han logrado cruzar y se han dirigido al CETI.

­ ­ ­ ­
El Atlético hace pagar al Eibar los despistes

El Atlético hace pagar al Eibar los despistes

FELIPE FERNÁNDEZ

Dos jugadas a balón parado se traducen en goles de Miranda y Mandzukic. El Eibar, que acortó distancias en la primera mitad, mereció más en la segunda.

­ ­ ­ ­
Plataforma petrolífera de Petrobras en Angra dos Reis, 180 kilómetros al sur de Río de Janeiro

Brasil entró en recesión en el segundo trimestre de 2014 tras caer el producto interior bruto un 0,6%

La economía ya había caído un 0,2% en el primer trimestre. Los días festivos concedidos por el Mundial de Fútbol, entre las causas de la contracción, ha reconocido el ministro de Hacienda.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Muere el diseñador Manuel Pertegaz a los 96 años

Fue uno de los grandes maestros de la alta costura. Realizó el vestido de novia a la reina Letizia.

Espacio reservado para promoción
cid:1012