Anterior Se cumplen nueve años del accidente de Spanair Siguiente Los Mossos investigan los restos biológicos de una tercera persona entre los escombros de Alcanar Arriba Ir arriba
Hedegaard, durante una rueda de prensa en Copenhague.
Hedegaard, durante una rueda de prensa en Copenhague. REUTERS REUTERS

La presidenta de la Cumbre de Copenhague deja el cargo tras las críticas de los países en desarrollo

  • Connie Hedegaard será sustituida por el primer ministro danés

  • Dice que es un paso de procedimiento porque llegan los líderes mundiales

  • Los países africanos le acusaban de estar de parte de los países ricos

|

El primer Ministro danés Lars Loekke Rasmussen ha asumido la presidencia de la Conferencia de la ONU sobre el clima en Copenhague en sustitución de su ministra de Medio Ambiente, Connie Hedegaard, cuya gestión ha sido muy criticada por los países en desarrollo.

"Con tantos jefes de Estado y Gobierno que han legado es apropiado que el primer ministro de Dinamarca sea el presidente", ha declarado Hedegaard, que ha calificado el cambio como de  procedimiento pese a ser criticada por favorecer a los países ricos en las negociaciones.

"El primer ministro me ha nombrado como su representante especial y continuaré las negociaciones del acuerdo con mis colegas", ha detallado. 

"Estamos siendo testigos de una colisión entre el deseo del Presidente para avanzar al ritmo muy formal que marca Naciones Unidas mientras los países en desarrollo siguen temiendo el golpe de Estado de los países industrializados, lo que causa mucha tensión", ha declarado el embajador de Francia para el clima, Brice Lalonde.

Lo cierto es que este cambio llega después de las polémicas palabras pronunciadas este martes por la representante danesa, en la que comparó la labor de los representantes de los 192 países representados con la de "niños de escuela que esperan hasta el último día para estudiar un examen".

"Un Titanic que se hunde"

La marcha de Hedegaard busca abrir una nueva etapa dentro de las estancadas conversaciones de la cumbre, que el delegado de la isla de Tuvalu (Pacífico), Ian Fry, ha comparado con el rumbo de "un Titanic que se hunde".

El delegado de Tuvalu expresaba así el descontento de su delegación sobre el avance del diálogo, que varios países en vías de desarrollo han calificado de "insuficiente" para alcanzar un acuerdo en Copenhague.

"Parece que es necesario abrir consultas formales para determinar si nos hundimos o no. Es el momento de salvar la cumbre", ha asegurado.

Desde que comenzó la cumbre, Tuvalu se ha erigido en portavoz de las islas del Pacífico, los países más amenazados de desaparecer, junto a Bangladesh, si continúa la subida del nivel del mar provocada por el calentamiento global.

La sesión plenaria matutina de este miércoles se ha empleado en valorar el trabajo de las dos vías de negociación de la cumbre, previo a las intervenciones de algunos de los más de 110 jefes de Estado y de Gobierno que participarán en la cumbre durante los próximos dos días.

Desde la delegación sueca, que preside la UE, han constarado que se "ha agotado la negociación técnica", pese a que quedan aún muchos puntos sin determinar y apuntaron que el acuerdo depende ahora de la "decisión política" de los líderes que se reunirán en la capital danesa

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente