Anterior Barça y Real Madrid prolongan el pulso una semana más Siguiente Trump no descarta una posible acción militar sobre Corea del Norte: "No sé, ya veremos" Arriba Ir arriba

El gobierno británico pide perdón por el tratamiento dado al matemático Turing por ser gay

  • Logró descifrar el código Enigma de los nazis, acortando la II Guerra Mundial

  • Pese a ello, cinco años después fue condenado por prácticas homosexuales

  • Perdió su trabajo, le castraron químicamente y se suicidó a los 41 años

  • Un programador ha lanzado una iniciativa por internet para pedir su restitución

  • La han firmado más de 30.000 personas

|

El primer ministro británico, Gordon Brown, se ha disculpado formalmente este viernes por el tratamiento que recibió Alan Turing, el matemático que descifró  los códigos nazis en la II Guerra Mundial, que se suicidó tras ser condenado y castrado químicamente por prácticas homosexuales.

Turing, uno de los padres de la ciencia de la computación, dirigió el equipo que en la casa de campo de Bletchley Park, al norte de Londres, consiguió descifrar el código Enigma de los nazis -considerado indescifrable por los alemanes-, un logro que está acreditado que ayudó a acortar la guerra y salvar la vida de innumerables personas.

Sin embargo, cinco años después de la guerra fue detenido por indecencia flagrante bajo las leyes que prohibían las homosexualidad, siendo sentenciado a la castración química con hormonas femeninas.

La condena supuso que Turing perdiese su trabajo y no pudiese continuar su revolucionario trabajo. En 1954 se suicidó a la edad de 41 años.

Petición a su favor

Cincuenta y cinco años después y tras una petición firmada por más de 30.000 personas -entre ellas el escritor Ian Mcewan y el científico Richar Dawkins-, Brown ha hecho pública una declaración expresando la pena del gobierno por el tratamiento "atroz" que sufrió Turing.

"No es una exageración decir que, sin su contribución, la historia de la II Guerra Mundial podría haber sido muy diferente", recuerda Brown, que reconoce que "la deuda de gratitud que se le debe hace todo más horrible, ya que fue tratado de manera inhumana".

"Aunque Turing fue condenado de acuerdo con la ley de la época y no podemos volver atrás, el tratamiento fue por supuesto totalmente injusto y me siento afortunado de tener la oportunidad de decir lo profundamente que los sentimos por todo lo que le ocurrió", continúa el primer ministro británico, que subraya que "Alan y muchos miles gays que fueron condenados bajo leyes homofóbicos fueron tratados de manera terrible".

Leyes contra los homosexuales


Las leyes usadas contra este genio de las matemáticas son las mismas que se emplearon para perseguir y encarcelar al dramaturgo Oscar Wilde en 1895 y sólo fueron revocadas en 2003, según han denunciado los activistas en defensa de los derechos de los homosexuales.

El programador informático John Graham-Cumming, que organizó la iniciativa de restitución de Turing por internet, ha asegurado que está muy sorprendido por el apoyo recibido y por la respuesta del gobierno.

"Quería que Alan Turing estuviese en el panteón de los grandes de Reino Unido, pero sentía que sería hipócrita hacerlo sin reconocer que los británicos le trataron tan mal", ha justificado su idea.

Graham ha escrito a la reina Isabel II para pedirle que le haga caballero británico a título póstumo por su trabajo durante la guerra y ha pedido al gobierno que invierta para preservar el laboratorio de Bletchley Park, donde hizo Turing sus investigaciones.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente