Enlaces accesibilidad

Sumergen micrófonos a dos kilómetros para encontrar las cajas negras del Airbus

  • La "prioridad" de los investigadores es la "búsqueda acústica" de las cajas negras
  • Dentro de 14 días dejarán de emitir el sonido que facilita su localización
  • Emiten a 37,5 kilohercios y los micrófonos pueden recoger frecuencias de entre 5 y 100
  • Los investigación del accidente del avión "se acerca al objetivo"

Enlaces relacionados

Por
Sigue la carrera contrarreloj para encontrar las cajas negras del avión de Air France desaparecido en el Atlántico con 228 personas a bordo. Quedan apenas dos semanas para que dejen de emitir el sonido que sirve para localizarlas, por lo que la "prioridad es la búsqueda acústica" de estas cajas, según ha explicado el un portavoz de la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA).

Para intentar localizarlas, se han sumergido micrófonos a 1,8 kilómetros de profundidad en la zona en la que supone que cayó el airbus siniestrado cuando cubría la ruta entre Río de Janeiro y París. Se trata de llevar los micrófonos a la máxima profundidad para "estar lo más cerca posible de la fuente de emisión".

Los micrófonos que se están utilizando son capaces de recoger sonidos de entre 5 y  100 kilohercios. Las cajas negras emiten a una frecuencia de 37,5 kilohercios.

"Una vez que se localicen", ha explicado el portavoz de la BEA, "hay medios de intervención submarinos para llegar hasta las cajas".

No obstante, ha reconocido que "la situación del avión es difícil de encontrar porque es posible que los restos se hayan dispersado mucho". El avión se encuentra sobre la Dorsal Atlántica, una zona de entre 1.000 y 4.000 metros de profundidad, que es como los Andes en la superficie terrestre.

En la zona trabajan dos remolcadores dotados de sensores acústicos prestados por el ejército de Estados Unidos y el submarino nuclear 'Emeurade', informa Efe. Los investigadores han dividido la zona, de unos 80 kilómetros de diámetro, en sectores cudrados para peinarla sistemáticamente.

En una rueda de prensa el pasado 3 de junio, los investigadores del accidente llegaron a reconocer, incluso, que "puede que nunca encontremos las cajas negras". Este miércoles han vuelto a subrayar que la búsqueda se está realizando en "un entorno muy desfavorable".

La investigación "se acerca al objetivo"

La investigación del accidente del avión "se acerca al objetivo" de encontrar las causas de la catástrofe, según ha afirmado el director de la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA).

Paul-Louis Arslanian ha pedido  "mucha paciencia" mientras continúa la búsqueda de los restos de fuselaje y de los cadáveres en el Océano Atlántico. De momento, se han recuperado 50 cuerpos y 400 trozos del avión de diferente tamaño.

"No digo que será un trabajo fácil, pero afirmo que hacemos lo máximo. Pero dado el trabajo hecho hasta ahora creo que nos acercamos al objetivo", ha subrayado.

El director de la BEA ha mostrado su malestar porque las autoridades francesas no estén teniendo acceso a las autopsias que se están realizando a los cuerpos encontrados en Recife, en Brasi.


Noticias

anterior siguiente