Enlaces accesibilidad

Hillary Clinton defiende el acercamiento a Hugo Chávez

  • Clinton defiende el deshielo político entre Venezuela y EE.UU.
  • Considera que el aislamiento no ha funcionado
  • Los republicanos critican el apreton de manos que dio Obama a Chávez
  • Estados Unidos listo ante el fin del régimen cubano
  • Clinton amenaza a Irán con sanciones paralizadoras

Por
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha defendido la nueva política del Gobierno de Barack Obama de acercarse al presidente venezolano, Hugo Chávez, tras considerar que el aislamiento de los últimos ocho años "no ha funcionado bien". En su comparecencia ante el Congreso estadounidense, Clinton considera que sólo le ha empujado a buscar alianzas en otra parte: "es un tipo muy sociable y buscará amigos donde los pueda encontrar".

Venezuela y Estados Unidos mantienen intensas relaciones comerciales, especialmente en el suministro de petróleo, pero los vínculos políticos se deterioraron desde que Chávez expulsó en 2008 al embajador norteamericano. El deshielo empieza a tomar formar. El presidente venezolano ha designado a Roy Chaderton, representante diplomático ante la OEA como nuevo embajador ante la Casa Blanca.

La mayoría de los republicanos, con el ex vicepresidente Dick Cheney a la cabeza, han criticado duramente el gesto de Obama a Chávez en la cumbre de las Américas del pasado fin de semana. No les ha gustado el apretón de manos que se dieron. Y menos el libro que regaló Chávez al Presidente estadounidense: "Las venas abiertas de América Latina".

Pero más allá de los gestos, los conservadores temen las relaciones de Chávez con Rusia, China e Irán, así como la "coalición que se ha formado y que puede amenazar no sólo la seguridad de Latinoamérica, sino también la de Estados Unidos", como ha señalado el senador Dan Burton.

EE.UU listo ante el cambio de régimen en Cuba

Clinton también ha afirmado en su comparecencia parlamentaria que el "régimen castrista está finalizando" y que Estados Unidos debe prepararse para esa eventualidad. "En algún momento terminará y necesitamos estar listos para ello". El proceso no será inmediato y la administración Obama dará los pasos cuidadosamente, para evitar que se repitan los fracasos anteriores.

La secretaria de Estado ha señalado que si el Congreso decidiera levantar embargo que pesa sobre la isla desde 1962, "el Gobierno respetará la decisión". De hecho, la administración Obama ya ha levantado parcialmente el bloqueo. Ha autorizado no sólo las remesas y viajes de los cubanoamericanos sino que permite que las compañías estadounidenses tiendan líneas de fibra óptica y enlaces vía satélite entre la isla y el continente.

En todo caso, Clinton ha reiterado que La Habana debe dar pasos en la democratización del país. Washington está dispuesto a dialogar sobre derechos humanos y liberación de presos políticos. Cuba ha acogido la oferta favorablemente aunque insiste en que se respete su soberanía.

Palo y zanahoria con Irán, preocupación por Pakistán

Clinton ha vuelto a amenazar a Irán con "fuertes sanciones, paralizadoras" si rechaza el esfuerzo diplomático o si fracasa el diálogo para que abandone su programa nuclear . Estados Unidos está "aplicando nuevo enfoques para abordar la amenaza iraní" pero la estrategia se desplegará con "los ojos muy abiertos y sin ilusiones".

A pesar de la amenaza explícita, parece que los puentes tendidos empiezan a dar sus frutos. Irán anunciaba pocas horas antes que acoge "positivamente" la invitación de las grandes potencias del G-6 para volver a la mesa de diálogo, aunque insiste en que no va a suspender el enriquecimiento de uranio.

Dentro de la nueva estrategia, Irán se ha incorporado a la resolución del conflicto de Afganistán. La principal preocupación para Estados Unidos es la estabilidad del gobierno pakistaní. Clinton considera que el avance de los talibanes supone una "amenaza existencial" para Pakistán. Obama recibirá a su presidente y al afgano el próximo mes de mayo.

Noticias

anterior siguiente