Enlaces accesibilidad

La ONU denuncia que Ruanda ayuda a los rebeldes del Congo a reclutar niños soldado

  • Un grupo de expertos asegura que dan apoyo militar y logístico a la milicia de Nkunda
  • También denuncia la colaboración del gobierno congoleño con rebeldes ruandeses
  • Ambas milicias se financian con minas de diamantes y violan derechos humanos
  • El comisario de Desarrollo europeo, aprecia un "cambio de actitud" entre ambos países

Por
Un niño soldado, en la conflictiva frontera este de la República Democrática del Congo.
Un niño soldado, en la conflictiva frontera este de la República Democrática del Congo. REUTERS REUTERS
Ruanda ha estado ayudando a los rebeldes Tutsi de la República Democrática del Congo (RDC) de diversas maneras, entre ellas apoyando el reclutamiento de niños soldado, según denuncian un grupo de expertos de la ONU en un informe hecho público este viernes.

"Las autoridades ruandesas han sido cómplices en el reclutamiento de soldados, incluidos niños, han facilitado equipamento militar y han mandado oficiales y unidades de su ejército nacional con los rebeldes Tutsi capitaneados por el señor de la guerra Lauren Nkunda en la República Democrática del Congo", se detalla en el informe.

Más aún, este apoyo incluye facilitar el propio territorio como base de retaguardia en la que Nkunda ha celebrado reuniones para recaudar fondos y abrir cuentas bancarias.

Apoyo de RDC a los Hutu

Pero el informe no se circunscribe a una de las partes. También denuncia que hay pruebas de la amplia colaboración entre la República Democrática del Congo y los rebeldes Hutu de la Fuerzas Democráticas de la Liberación de Ruanda (FDLR, en inglés), así como con la milicia tribal Mai Mai de los Patriotas de la Resistencia Congoleña (Pareco).

Esta colaboración incluiría proporcionar municiones y la organización de operaciones conjuntas contra las fuerzas de Nkunda.

De hecho, los expertos han confirmado que no hay pruebas de que ningún grupo paramilitar congoleño haya acudido al mercado internacional de armas, por lo que concluyen que el ejército congoleño sigue siendo la principal fuente de armamento de los mismos.

En conjunto, se denuncia que "todos los grupos armados continúan reclutando y manteniendo a niños entre sus filas y son responsables de serias violaciones de la legislación internacional sobre los derechos de mujeres y niños" 

Además, tanto Nkunda como los rebeldes Hutu han ganado millones de dólares anualmente por el comercio de diamantes, la mayoría a través de los impuestos sobre minas y rutas comerciales, según el informe.

Acusaciones mutuas

Kinshasa ha acusado a Kigali desde hace tiempo de apoyar a Nkunda, una afirmación negada por Ruanda, mientras Nkunda ha asegurado que los rebeldes Hutu ruandeses -muchos de los cuales están implicados en el genocidio de 1994- están entre las milicias del gobierno congoleño.

Por su parte, el comisario europeo de Desarrollo, Louis Michel, de visita en RDC, ha asegurado que ha percibido esta semana un cambio de actitud de los gobiernos de ambos países que podría propiciar la pacificación de la región.

"Las relaciones diplomáticas entre Ruanda y Congo -suspendidas desde 1998- son un paso obligo y creo que el espíritu es buscar pruebas de buena voluntad pacífica", ha defendido Michel ante la prensa.

Lo cierto es que desde que el conflicto se reavivó el pasado mes de agosto, Nkunda ha forzado la retirada de las fuerza gubernamentales en la provincia de Kivu Norte, donde también se ha enfrentado a las milicias paramiltares Hutu y Mai Mai. En conjunto, 250.000 personas han sido desplazadas en un desastre humanitario.

Noticias

anterior siguiente