Enlaces accesibilidad

El conflicto de la R.D. del Congo toma visos de volver a salpicar a toda la región

  • Una cumbre eregional advierte de que países como Angola pueden enviar tropas "pronto"
  • La ONG Oxfam pide a la UE que se implique militarmente, pero Londres ya lo ha descartado
  • Siguen los combates en el este del país entre rebeldes tutsis y fuerzas progubernamentales
  • La ONU denuncia "graves violaciones" de los derechos humanos en las últimas horas

Enlaces relacionados

Por
El conflicto de la R.D. del Congo se agudiza
El conflicto en el este de la República Democrática del Congo (RDC) amenaza con implicar a los países vecinos, como ocurrió en los noventa con el genocidio ruandés. La Comunidad de Desarrollo del África Austral (SADC, por sus siglas en inglés), ha acordado esta madrugada que enviará "tropas de paz" a la zona "si es necesario".

En una cumbre extraordinaria en Johannesburgo, Tomaz Salamao, secretario ejecutivo de esta organización que reúne a 15 estados de la región, ha desmentido que ya se hayan desplegado soldados angoleños en el este de la RDC, "pero si es necesario estarán pronto sobre el terreno", ha dicho.

El dirigente mozambiqueño ha precisado que la decisión dependerá del informe que presenten los expertos militares que va a enviar la organización inmediatamente.

Angola es un fiel aliado de la RDC, a la que asistió durante la guerra de 1998 al 2003 contra una coalición que incluía a Ruanda. Este país es sospechoso de apoyar a los rebeldes del general congoleño Laurent Nkunda, quien lidera desde agosto la lucha del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP)
contra las fuerzas gubernamentales en la región de los Kivus (Norte y Sur).

Acusaciones de inacción

Si Angola envía tropas, es muy probable que Ruanda responda abiertamente. Y la diplomacia congoleña ya se ha encargado de proclamar que "la posición de Angola es de inequívoco apoyo al Congo".

El viernes, la cumbre internacional que abordó el conflicto avanzó la posibilidad del despliegue de tropas por parte de los estados de la región de los Grandes Lagos para ayudar a los 17.000 cascos azules de la Mocuc, la mayor misión en el mundo de las fuerzas de Naciones Unidas, incapaz de contener la violencia y a la que la RDC acusa de inacción.

Desde Bruselas, la organización no gubernamental Oxfam ha denunciado que "la comunidad internacional no está cumpliendo con su responsabilidad de proteger a los civiles en el este del Congo" y ha vuelto a pedir a los ministros de Exteriores de la UE, que se reúnen este lunes, el envío de tropas de paz.

"Oímos una excusa tras otra de los países europeos sobre por qué no pueden ayudar y pasan la responsabilidad a otros países, a otros continentes", afirma la ONG, y recuerda que durante el reciente viaje que efectuaron a la zona los ministros de Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, y Reino Unido, David Miliband, ambos hicieron "llamamientos claros sobre la necesidad de un refuerzo urgente de las tropas de la ONU".

Pero Miliband ha descartado este domingo que su país vaya a enviar tropas y ha pedido la implicación de los países africanos.

Combates cerca de Goma

Mientras, en el terreno siguen los combates que además no permiten a las ONG atender las necesidades básicas de decenas de miles de desplazados.

Este domingo, los rebeldes del CNDP se han enfrentado el domingo a las tropas del Ejército congolés y dos milicias aliadas, según fuentes de la ONU

En el pueblo de Ngungu, situado en la región de Masisi, a unos 60 kilómetros al noroeste de Goma, capital de la provincia de Kivu Norte, los efectivos del CNDP combatieron durante unas seis horas contra una fuerza combinada de la tribu de los Mai-Mai y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR).

Según el teniente coronel Jean-Paul Dietrich, portavoz de la Monuc, los combates cesaron después de que el personal de la MONUC mediara para que las partes enfrentadas pusieran fin a la violencia. Los nuevos enfrentamientos han provocado, como en otras localidades, la huida en masa de la población civil.

Violaciones de los derechos humanos

Además, la Monuc ha denunciado "graves violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario internacional en Kiwanja entre el 4 y el 6 de noviembre".

En un comunicado, se ha referido a testimonios presenciales que describen los incidentes en los cuales unos civiles perdieron la vida durante una ofensiva de los Mai-Mai para tomar el control de la localidad, en manos de los rebeldes del CNDP.

Entretanto, en Kibati, foco de intensos combates el pasado viernes, la situación ha retornado a la calma. Kibati, a 12 kilómetros al norte de Goma, es el último punto controlado por las tropas del Gobierno antes de la zona en poder de los rebeldes, según un teniente coronel del Ejército congolés.

El conflicto en el este de la RDC está larvado por las rivalidades y odios ancestrales entre las tribus que han ocupado tradicionalmente la región, a la que llegaron a partir de finales del siglo XIX tutsis y hutus procedentes de las vecinas Ruanda y Burundi.

Diversas ONG y la propia ONU han señalado también que el conflicto se debe en buena parte a las disputas por el control de los recursos mineros de la zona, imprescindibles para las multinacionales tecnológicas.

Noticias

anterior siguiente