Enlaces accesibilidad

La Reina Sofía: 70 años de trabajo discreto

  • La infancia de la Reina Sofía, que nació en Atenas, estuvo marcada por el exilio
  • Estudió Puericultura y trabajó varios años en Grecia como enfermera
  • Su relación con el Rey comenzó en 1961, tras la boda de los duque de Kent, en Londres
  • Se casaron en Grecia el 14 de mayo de 1962 por el rito ortodoxo y católico
  • Tiene tres hijos y ocho nietos, a los que les lee cuentos de Disney y los hermanos Grimm
  • No come carne, pero sí pescado y le encanta el chocolate, la tortilla, el gazpacho y la paella
  • Es una enamorada de la música clásica y prefiere a los Beatles antes que a los Rolling

Por
La Reina ha mantenido durante estos años un papel discreto junto al Rey. REUTERS REUTERS
Aparece discreta al lado del Rey. Apenas habla en público y muy rara vez se encarga de dar un discurso oficial. Quizás pocos sepan que trabajó como enfermera en su país o que asistió a clases de Humanidades, como una alumna más, en la Universidad Autónoma de Madrid.

La Reina Sofía cumple el 2 de noviembre 70 años "satisfecha" con su papel familiar de esposa, madre y abuela, y con su papel profesional, junto al Rey Juan Carlos I, con el que se casó en 1962, cuando todavía no estaba claro que llegaría a reinar en España.

Su esposo la ha definido como "la persona que siempre ha estado de su parte", como su "compañera de viaje", como una "gran profesional" o como "la mejor consejera" que ha tenido "en estos tiempos", según le confesó a su biógrafo José Luis de Vilallonga.

¿Pero quién es la Reina Sofía? ¿Cómo llegó a ser esta, aún hoy, princesa griega Reina de España? ¿Cómo se conocieron ella y el Rey? En definitiva, ¿cómo han sido estos 70 años? ¿Qué le gusta comer? ¿Qué música escucha?

Sofía nació el 2 de noviembre de 1938 en Atenas (Grecia). Sus padres eran Pablo y Federica, que llegaron a ser reyes de Grecia en 1947 tras la muerte de su tío, Jorge II.

Su infancia está marcada por el exilio. Con apenas dos años y medio su familia abandona Grecia tras la invasión de Mussolini. Vivieron durante cinco años en Creta, Alejandría, El Cairo y Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Regresaron en 1946 y Sofía comenzó a estudiar en una escuela pública. Entre 1951 y 1955 vivió en un internado alemán.

Cuando se enamoró del Rey

Con 18 años regresó a su país y estudió Puericultura y trabajó de enfermera a la vez que estudió Bellas Artes y Arqueología. Para entonces, ya había conocido a "Juanito, el de los Barcelona".

Fue en un crucero que organizó su madre Federica para reunir a los jóvenes de la realeza europea a bordo del yate Agamenon en 1954. Pero no sería hasta junio de 1961 cuando comenzó el idilio entre ambos tras la boda de los duques de Kent, en Londres.

La Reina Sofía ha explicado en su biografía lo que le atrajo de él: "Me di cuenta de que era un hombre con una hondura que no sospechaba. Tenía una situación difícil, con un futuro incierto (...). Empecé a admirarle en la alegría con que llevaba su compleja situación".

Tres meses después, en septiembre de 1961 fue la petición de mano. La boda se celebró en Atenas el 14 de mayo de 1962 por los ritos católico y ortodoxo. Al igual que la infanta Elena 33 años después, también se le olvidó de pedir a su padre el protocolario permiso durante la ceremonia.

La Reina insiste en que se casó "muy enamorada", aunque en la biografía que publicó Pilar Urbano en 1997 reconoció que los sentimientos evolucionan: "El amor es un sentimiento vivo que cambia con el paso del tiempo. El nuestro ha evolucionado hacia una amistad. No somos nada iguales ni nos gustan las mismas cosas. Pero yo, como esposa, como amiga, soy su compañera de equipo y estoy siempre a su disposición".

Quizá por ese motivo siempre ha defendido que sus hijos se casaran por amor.

De Príncipes a Reyes

En marzo de 1963, tras su luna de miel, se establecieron en el Palacio de la Zarzuela. Intentó trabajar como enfermera, pero no estaba bien visto, y no la dejaron. Antes de que el 22 de julio de 1969 su esposo fuera nombrado "sucesor a título de Rey" por las cortes franquistas, nacieron sus tres hijos: Elena (1965), Cristina (1965) y Felipe (1968).

Convertidos ya en Príncipes comenzaron a viajar dentro y fuera de España hasta que el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte del dictador Franco, Don Juan Carlos y Doña Sofía fueron proclamados Reyes de España. Sofía siguió asistiendo, para sorpresa de sus compañeros, a clases de Humanidades cuando ya era Reina.

1981, un año difícil

La vida de la Reina Sofía ha estado también marcada por acontecimientos más dolorosos, como la muerte de su madre Federica el 6 de febrero de 1981, en Madrid. Grecia tardó seis días en autorizar que Federica, que había sido Reina de los helenos, fuera enterrada en suelo griego, junto a su esposo, que falleció en 1964. Fueron días muy duros para la Reina de España.

Aquel mismo mes de febrero viviría junto al Rey el golpe de Estado del 23-F. Juan Carlos I ha descrito a Vilallonga como fue el papel de su esposa: "Fue el alma de la Zarzuela. Se ocupó de todo y de todos. Permaneció a mi lado sin quitarme los ojos de encima y animándome con un gesto cuando hablaba con los capitanes generales".

Tres bodas y ocho nietos

Pero ha habido momentos más felices como las bodas de sus hijos y el nacimiento de sus ocho nietos. La Infanta Elena se casó en Sevilla con Jaime de Marichalar en 1995. La Infanta Cristina lo hizo con Iñaki de Urdangarín en 1997 en Barcelona. Y su hijo, el Príncipe Felipe lo hizo con Letizia Ortiz Rocasolano el 22 de mayo de 2004.

El primer nieto, Juan Froilán, nació el 17 de julio de 1998. La última nieta, Sofía, lo hizo el 29 de abril de 2007. En el libro Doña Sofía. La Reina habla de su vida, que acaba de ser publicado con motivo de su 70 cumpleaños, confiesa que le gusta arroparles por la noche y contarles cuentos de Disney y los hermanos Grimm y que juega con ellos a la oca y al parchís.

No es exactamente vegetariana

El libro escrito por Carmen Enríquez, corresponsal de TVE en la Casa Real entre 1990 y 2007, y Emilio Oliva, que llevó esta información en la Agencia Efe durante ocho años, se hablan de los gustos culinarios de la Reina, que confiesa que no sabe cocinar.

Siempre se ha dicho que es vegetariana, pero lo único que no come es carne, porque el pescado le gusta. Le encanta el chocolate, la tortilla de patatas, el gazpacho y la paella.

Enamorada de los animales y la música


La Reina tiene diez perros, dos loros y cuatro tortugas, aunque confiesa que su animal preferido es el burro. Pero la gran pasión de la Reina es la música, sobre todo la clásica como la de Johann Sebastian Bach. Tuvo, además, una gran amistad con los desaparecidos Yehudi Menuhim y Mtislav Rostropovich.

Entre los Beatles y los Rolling Stones se queda con los primeros, aunque reconoce que el "agradan" las satánicas majestades. También le gusta el flamenco. De hecho, ha estado dos veces, en 1972 y 1984, en la Romería del Rocío.

Le gusta leer la prensa manchándose las manos de tinta, los telediarios y los programas de debate. Reconoce que le gustan las series de TVE La Señora y Cuéntame y le gustan las películas de llorar.

Proyectos solidarios

Pero si algo ocupa el tiempo de la Reina Sofía, son los proyectos solidarios. En 1977 crea la Fundación Reina Sofía. Uno de los principales proyectos que ha desarrollado es el Centro Alzheimer que abrió sus puertas en marzo de 2007, aunque lleva también otros proyectos de cooperación.

Desde 1996 viaja por todo el mundo para prestar su apoyo directo a acciones en el campo internacional. Entre sus obsesiones, está la promoción del sistema de microcréditos creados por Mohamed Yunus, Premio Nobel de la Paz y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Noticias

anterior siguiente