Enlaces accesibilidad

El aborto en Europa

  • La mayoría de los países europeos cuenta con una ley de plazos
  • Holanda es el país más permisivo, con aborto libre hasta las 24 semanas
  • En Malta y Andorra está prohibida la interrupción del embarazo
  • España permite el aborto libre hasta la semana 14, como en Alemania

Por
La Ley del Aborto en Europa

La ley del aborto aprobada en España durante el último Gobierno socialista permite abortar libremente hasta la semana 14 de gestación. Ese plazo aumenta hasta las 22 semanas si existe grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada o hay un riesgo de graves anomalías en el feto.

España optó así por una ley de plazos como las de muchos países europeos. La anterior ley del aborto -aprobada en 1985- era una ley de indicaciones: solo se podía abortar en determinados supuestos.

La legislación de los países europeos sobre el aborto es muy variada. Desde Malta y Andorra, que lo prohíben en cualquier caso, hasta Holanda, donde se permite el aborto libre hasta las 24 semanas de gestación y sin límites en caso de malformación del feto o la salud de la madre, hay distintas fórmulas para regular las interrupciones voluntarias de los embarazos.

En Europa son mayoría los países con leyes de plazos, que permiten el aborto libre durante un determinado número de semanas.

Aborto libre dentro de un plazo

La mayoría de los países europeos permite el aborto libre en las primeras 12 semanas de gestación. Es el caso de Austria, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania y República Checa.

Durante las primeras 14 semanas se puede abortar en Alemania, Francia, Bélgica y Rumanía.

En otros países, los plazos son diferentes, como en Italia, donde se puede interrumpir el embarazo sin esgrimir ningún motivo durante los 90 primeros días de gestación.

En Portugal, el aborto es decisión exclusiva de la mujer durante las primeras 10 semanas, según la última ley que entró en vigor en julio de 2007.

La leyes de plazos más flexibles son la de Holanda -que permite la interrupción del embarazo libre durante 24 semanas- y Suecia, donde se puede abortar sin esgrimir ningún motivo durante las 18 primeras semanas.

Los países con leyes de plazos permiten además abortar en caso de violación en las 12 primeras semanas. Grecia amplía ese plazo hasta las 19 semanas, Rumanía, hasta las 14, y Holanda, hasta las 24.

Aborto libre y sin límites en algunos supuestos

Dentro los países que fijan un plazo para el aborto libre, en Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia e Italia se permite abortar sin límite temporal en los supuestos de malformación del feto o riesgo para salud de la madre.

En el resto (Alemania, Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, República Checa y Rumanía), la interrupción voluntaria del embarazo se permite durante las 24 primeras semanas bajo esos supuestos de malformación del feto y peligro para la madre.

Ley de indicaciones

En los países que no cuentan con ley de plazos, se permite el aborto solo bajo determinados supuestos y dentro de límites temporales. Así era la anterior Ley del Aborto de 1985 en España, que permitía interrumpir el embarazo en caso de violación, dentro de las 12 primeras semanas; en caso de malformación del feto, en las 22 primeras semanas, y en caso de peligro para la salud física y psíquica de la madre en cualquier momento de la gestación.

Reino Unido también tiene una ley de indicaciones. Allí se puede abortar hasta la semana 24 de embarazo en caso de riesgo para la salud de la madre o problemas socioeconómicos. En caso de grave riesgo o malformaciones del feto no hay límite temporal.

Sin embargo, esa norma británica solo se aplica en Gales, Escocia e Inglaterra, ya que en Irlanda del Norte, con una fuerte tradición católica, se prohíbe el aborto salvo que exista un peligro grave para la madre.

Finlandia tiene también una ley de indicaciones que permite abortar dentro de las 12 primeras semanas en caso de riesgo para la salud de la madre, razones económicas o sociales y violación; en las 20 primeras semanas, se puede interrumpir la gestación cuando la mujer es menor de 17 años y hay riesgo para la salud física. Si hay malformación del feto o riesgo para la vida de la mujer, el plazo se amplía hasta las 24 semanas.

Las legislaciones más restrictivas

Hasta este 2013, Irlanda tenía una de las normativas más restrictivas, al margen de Malta, donde se prohíbe el aborto en cualquier caso. En Irlanda, la ley actual permite interrumpir el embarazo solo si hay riesgo para la vida de la madre.

Polonia se permite el aborto en las primeras 12 semanas en caso de incesto, violación o malformación del feto. En caso de riesgo para la madre no hay límite.

Noticias

anterior siguiente