Enlaces accesibilidad

Franz Ferdinand pone a bailar a todo Rock in Rio

  • La banda escocesa ha adelantado cuatro temas de su futuro trabajo

Por
Franz Ferdinand triunfa en Rock in Rio
Franz Ferndinand, pura energía EFE

"¡¡Queremos que bailéis más!!" Esta declaración de intenciones de Alex Kapranos, líder de Franz Ferdinand, bien podría definir su actuación en la última jornada de Rock in Rio Madrid, donde la banda escocesa ha ofrecido un concierto potente, efectista y lleno de frescura.

Sin ningún tipo de complejos por tener que subirse al escenario tras la actuación de Bob Dylan, la 'banda del archiduque' ha sabido combinar temas de sus dos discos publicados, con pequeñas gotas de su próximo trabajo -que aún no tiene nombre-. De su 'nonnata' grabación han tocado hasta cuatro temas: 'Katherine Kiss Me' -que ya presentaron en el prestigioso festival de Glastonbury-, además de 'Ulysses', 'What She Came For' y 'Turn It On'. Inclusos estos temas -que casi todo el público ha escuchado por primera vez esta noche- han encendido a los asistentes que no han dejado de contonearse y saltar al ritmo de las potentes guitarras.

Con 'Michael' han dado el pistoletazo de salida a una noche de desenfreno en la que una legión de 'modernos', ataviados con gafas ochenteras, melenas cardadas y micro shorts han agradecido todos y cada uno de los comentarios en español de Kapranos.

"¿Qué tal? ¿Bien? Me too". Así, con maña y mucha sonrisas, el vocalista -vestido con una estilosísima camisa gris- se ha metido a todos en el bolsillo. Si Kapranos dice 'A bailar', se baila. Si invita a levantar los brazos al ritmo de la batería, se levantan. Todo un ejercicio de compostura escénica.

Hacía más de dos años y medio que la banda de Glasgow no actuaba en Madrid, y el público estaba deseoso de reencontrarse con sus rock fresco y eléctrico. Rock in Rio ha sido testigo de ese reencuentro en el que no han faltado sus grandes temas: "Outsiders", "Do you want to" o "Walk away".

La locura se desató con 'Take me out', el primer gran éxito de la banda escocesa, herederos de la tradición Brit Pop que en apenas tres años han pasado de ser teloneros de U2 a cabeza de cartel en este macro festival.

Una noche redonda para estos chicos en la que han sentido el calor de su público español, agradecido y satisfecho por la intensidad con la que se han entregado los cuatro de Glasgow.

Noticias

anterior siguiente