Enlaces accesibilidad

Snowboard

María Hidalgo, así se forja una potencial medalla olímpica

  • RTVE.es acompaña a la rider catalana en la concentración de la Casa España RFEDI en Saas Fee (Suiza)
  • Hidalgo, a sus 21 años, es la principal baza española en Slopestyle y Big Air para el nuevo cíclo olímpico

Por
Así es un día de la rider María Hidalgo en la Casa España de Saas Fee (Suiza)

Es poco probable pero tal vez aún quede alguien en España que no sepa lo que es el Snowboard. Más allá de explicar la disciplina en sí, el snowboard español es hoy en día el pilar más robusto en el que sustentar las esperanzas de los deportes invernales.

De la época dorada en el esquí inaugurada por los hermanos Fernández Ochoa se ha pasado a la sequía de éxitos cuando María José Rienda (hoy Secretaria de Estado para el Deporte) y Carolina Ruiz anunciaron sus retiradas. Hoy muchos niños que suben a disfrutar del manto blanco en España quieren ser de mayores como Regino Hernández o Lucas Eguibar, y las niñas como Queralt Castellet. Por algo será.

Regino ha sido el responsable que España acabara con una sequía que duraba ya 26 años en los Juegos Olímpicos de invierno. Con su bronce en PyeongChang 2018 volvió a ondear una bandera española en un podio olímpico invernal como ya sucediese en Sapporo 1972 y en Albertville 1992.

En la misma disciplina que Regino compite Lucas Eguibar, doble medallista en los Mundiales de Sierra Nevada 2017 y primer español que gana el circuito de Copa del Mundo de Snowboardcross (2015).

Queralt Castellet, por su parte, ha sido durante muchos años la referencia femenina del snowboard español. Olímpica en cuatro ocasiones, fue subcampeona del mundo de halfpipe en 2015. Su testigo aspira a tomarlo la joven María Hidalgo.

Compitiendo desde los 16 años

La rider catalana es actualmente la única representante española en la élite mundial del Slopestyle y del Big Air (Queralt Castellet también ha competido en esta disciplina en el pasado) y tiene muy claro cuál es su sueño: "conseguir una medalla olímpica".

Para ello se pasa más de dos tercios del año lejos de su casa entre los entrenamientos y las competiciones. A sus 21 años, lleva más de cinco compitiendo al más alto nivel y ha tenido que superar los peores tragos de la profesión, aquellos que manan de las lesiones graves. "Empecé haciendo snowboard de pequeña por pura diversión. Con el paso del tiempo se convirtió en mi pasión y esa pasión es la que me hace mantener este ritmo de vida y plantearme los objetivos que me marco", confiesa Hidalgo.

"La sensación que se vive cuando estás arriba en un salto es increíble y eso es lo que nos hace engancharnos. No hay nada más gratificante que encontrarse a un metro de tocar el suelo y saber que vas a planchar el salto como tú querías", explica.

"La medalla de Regino es un reflejo del potencial que hay en España"

En su cara se le dibuja una sonrisa cuando describe cómo es ese salto perfecto. María sabe que su camino hacia la élite es más difícil pero está segura de sus posibilidades y del potencial que hay en España. "La medalla de Regino en PyeongChang ha sido súper importante para el snowboard español. Creo que es un reflejo del potencial que tenemos en España aunque seamos pocos", expone.

Para llegar a ser un día la primera rider en subir a un podio olímpico, Hidalgo entrena de manera espartana en la Casa España de Saas Fee (Suiza). Está acostumbrada a entrenar junto a chicos y se siente arropada por sus compañeros de saltos. "Ganar una medalla es algo que todo deportista idealiza pero por el momento estoy centrada en las medallas que pueda conseguir a corto plazo. Hay que ir paso a paso y ojalá llegue esa medalla olímpica en Pekín 2022", concluye.

Deportes

anterior siguiente