Anterior Chaz Davis gana la primera carrera en Lausitzring Siguiente Rohan Dennis del BMC es el primer líder de la Vuelta Arriba Ir arriba
Mario Mola durante la prueba de Cozumel EFE EFE/Víctor Ruíz
Triatlón

Mola niega cualquier problema en la última carrera con los hermanos Brownlee

  • En el segmento de natación dice que perdió las gafas en un choque con Alistair

  • “Queda como un percance de competición”, afirma el flamante campeón

  • El talaverano se desmarca de la reclamación de la Federación Española de Triatlón

|

El triatleta Mario Mola, que se proclamó campeón del mundo el pasado fin de semana en Cozumel no tiene ninguna objeción a la actuación de los hermanos Brownlee en esa prueba disputada en México.

Las imágenes del dramático final han dado la vuelta al mundo, aunque también el inicio fue polémico.

“Ante ciertas informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación haciendo referencia a lo vivido durante la natación, donde perdí el gorro y las gafas poco después del comienzo, me gustaría aclarar que es algo que ya hablé con Alistair (Brownlee) después de la carrera y para mí queda como un percance de competición que puede darse en un segmento en el que el contacto físico es habitual”, ha explicado en un mensaje en Facebook.

Mola acabó la prueba en la quinta posición, que le bastó para ganar el título mundial, después del desfallecimiento de su principal rival, el británico Jonathan Browlee, a 300 metros de la meta, tras sufrir un golpe de calor cuando lo tenía a su favor para ganar el campeonato.

Los límites del triatlón

Jonathan fue ayudado por su hermano Alistair para llegar a la meta, en una decisión aplaudida por muchos aficionados y criticada por médicos y por otras partes. Entre estas últimas, la Federación Española de Triatlón (FETRI) ha anunciado un recurso de apelación ante el Tribunal Arbitral de la Federación Internacional (ITU) para exigir la descalificación de los hermanos Brownlee.

La federación española explica que "se trató de una situación en la que se produjo una evidente ayuda de un participante a otro" y que ello no está permitido ni previsto en la reglamentación aplicable.

Una hipotética descalificación de los Brownlee implicaría que otro español, el talaverano Fernando Alarza, que acabó tercero el Mundial, ascendería un puesto en la general final y capturaría la medalla de plata.

Mola se ha desmarcado de esta reclamación de su federación. “Me gustaría aclarar que no estoy involucrado en este proceso ni al tanto de las peculiaridades, y que no tiene nada que ver” con el incidente de la natación.

“La carrera en Cozumel nos mostró el sufrimiento y la emoción del deporte, y fue testigo de un momento increíble entre los hermanos Brownlee (...) Dos grandes competidores”, concluye el campeón.

Mario Mola: "Daba por hecho que Jonathan iba a ganar la prueba"

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente