Enlaces accesibilidad

Fútbol | FC Barcelona

'Tito' Vilanova sufre un cáncer de glándulas salivales recidivante

  • El tratamiento puede combinar la cirugía, radioterapia y quimioterapia
  • El cáncer salival puede reaparecer en las glándulas o en otra parte

Por
RUEDA DE PRENSA DE TITO VILANOVA
El entrenador del FC Barcelona Tito Vilanova atiende a los periodistas durante una rueda de prensa. EFE EFE/YURI KOCHETKOV

En las glándulas parótidas del entrenador del FC Barcelona, Francesc 'Tito' Vilanova, se detectó el cáncer salival que en noviembre de 2011 le hizo pasar por el quirófano del hospital barcelonés de referencia Vall d'Hebrón y que le tuvieron dos semanas fuera del banquillo al que se incorporó después de que el médico del club, Ricard Pruna, considerara "curado" el tumor.

Ahora ha sufrido una recaída por lo que se cataloga como recidivante, es decir, un cáncer que recidivó (volvió) después de haber sido tratado y que puede localizarse en las glándulas salivales o en otras partes del cuerpo tal como explica el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

De los tres pares de glándulas salivales principales encargadas de fabricar la saliva, las parótidas son las más grandes, se encuentran al frente y justo debajo de cada oreja y es donde aparecen la mayoría de los tumores de las glándulas salivales de los cuales más de la mitad son benignos y no se diseminan hasta otros tejidos.

Los tratamientos estándar que se aplican para su curación son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia y la combinación entre ellos.

El tratamiento y probabilidad de recuperación dependen del estadio del cáncer (sobre todo el tamaño del tumor), del tipo de glándula salival afectada, del tipo de células cancerosas y de la edad y salud general del paciente.

La enfermedad puede no presentar síntomas

Sus síntomas pueden no existir y en ocasiones la detección se realiza durante un examen dental de rutina o durante un examen físico. Si se presentan problemas como un nudo (por lo general no doloroso) en el área del oído, mejilla, mandíbula, labio o dentro de la boca, líquido que sale de los oídos, dificultad para tragar o abrir la boca ampliamente, adormecimiento o debilidad y dolor que no desaparece en la cara, son motivos suficientes para acudir al médico.

Después de diagnosticarse se hacen pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro de la glándula salival o hasta otras partes del cuerpo, a través del tejido invadiendo el que lo rodea, circulando por los vasos linfáticos o por las venas y capilares hacia otros lugares del cuerpo originando otro tumor secundario, metástasis.

Esta enfermedad presenta cuatro estadios según su localización y tamaño que va desde el de una alubia hasta el de un limón. También se agrupan por grado, que indica la rapidez con que las células cancerosas crecen, de acuerdo con su aspecto bajo el microscopio. Los cánceres de grado bajo crecen más lentamente que los de grado alto.

Aunque no se conocen las causas de la mayoría de estos cánceres, la edad avanzada, el tratamiento con radioterapia dirigida a la cabeza y el cuello y la exposición a ciertas sustancias en el lugar de trabajo figuran entre los factores de riesgo de esta enfermedad. Ninguno de ellos parece que fueran los que motivaron su aparición en Vilanova.

El cáncer que padece Vilanova se cura en un "altísimo porcentaje"

'Tito' Vilanova podría tener en términos generales, y con las reservas por la ausencia aún de un diagnóstico exacto, una curación "total incluso tras una segunda cirugía", según ha explicado a EFE el doctor Cristóbal Belda, coordinador de la Unidad de Tumores cerebrales, cabeza, cuello y pulmón del grupo HM Hospitales.

El doctor Belda, uno de los cirujanos que operó a Severiano Ballesteros de un tumor cerebral en el Hospital de La Paz de Madrid, definió la glándula parótida como "la principal glándula que produce saliva en el cuerpo humano". "En esta glándula puede salir un tumor, que no produce generalmente anemias ni decaimiento físico", apuntó Belda.

"Incluso cuando vuelve a aparecer este tumor y cogido a tiempo, también la cirugía puede ser totalmente curativa", apunta Belda. "Generalmente este tipo de cirugías no producen bajas prolongadas, siempre que se haya detectado a tiempo", añade

Para el doctor Albert Biete, especialista en radioterapia del Hospital Clínico de Barcelona, los tumores como el que padece Vilanova "son raros y poco frecuentes".

"Hay distintos tipos de tumores en la glándula parótida, algunos bastante agresivos. Las recaídas pueden deberse a un tratamiento inicial insuficiente y falto de radioterapia o por ser un subtipo de tumor agresivo. Pero sin conocer el diagnóstico exacto, cualquier consideración al respecto son simples conjeturas", matizó Biete.

Deportes

anterior siguiente