Anterior Amaya es condenado a 20.000 euros de multa y a un año sin carné de conducir Siguiente Del Bosque no ha hecho "nada especial" con De Gea Arriba
Obras del estadio Maracaná
Imagen del estado actual de las obras del estadio Maracaná, en Río de Janeiro, para el Mundial de fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. AFP

Duro ataque de la FIFA a los organizadores del Mundial de fútbol de Brasil 2014

  • El secretario general de la FIFA dice que "nada se mueve" y hay mucho retraso

  • Según Jerome Valcke, los organizadores necesitan "una patada en el trasero"

  • El Mundial de Fútbol 2014 se disputará en Brasil, del 12 de junio al 13 de julio

|

El secretario general de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Jerome Valcke, ha lanzado un duro ataque a los organizadores de la Copa del Mundo de fútbol de Brasil 2014, sobre quienes ha dicho que necesitan "una patada en el trasero", ya que hay muchas cosas "que no están moviendo". Valcke, quien se encuentra en Inglaterra para la reunión anual de la International Football Association Board, el órgano legislativo de la FIFA, ha planteado sus inquietudes sobre la marcha de los trabajos, pues el tiempo se agota y no hay un plan B.

Retrasos en hoteles y transporte

Los representantes del máximo órgano rector del fútbol está especialmente preocupado por cuestiones de transporte y alojamiento, así como por la lentitud burocrática en las normas  relacionadas con la venta de alcohol en el Mundial.

Los estadios no están según el calendario previsto

"No entiendo por qué las cosas no se están moviendo", ha dicho Valcke a los periodistas. "Los estadios no están según el calendario previsto y ¿por qué hay muchas cosas que están retrasadas?".

Las cosas no están funcionando en Brasil

El secretario general de la FIFA ha insistido en su crítica "Siento decirlo, pero las cosas no están funcionando en Brasil". Valcke ha manifestado que esperaban más apoyo por parte de las autoridades brasileñas.

Hay que empujar y dar patadas en el trasero

"Tendríamos que haber recibido documentos firmados en 2007 y estamos en el año 2012. Hay que empujar y dar patadas en el trasero", ha expresado gráficamente Valcke, quien está convencido de que el torneo seguirá adelante, pero no sin sufrimiento para los propios aficionados.

No hay suficientes hoteles

"No hay suficientes hoteles", ha aclarado. "Son más que suficientes en Sao Paulo y Río de Janeiro, pero falta mucha información sobre Manaus". El dirigente ha explicado que la organización ha sido incapaz de explicarle a la FIFA cómo piensa acomodar en las ciudades secundarias a la gran cantidad de aficionados que se esperán para determinados encuentros.

La FIFA había planeado inicialmente que los equipos tuvieran una base para reducir al mínimo los viajes por Brasil, pero los organizadores optaron repartir los encuentros por 12 ciudades de todo el país. "Lo hicimos a petición de Brasil. Después de haber apoyado la decisión tenemos que asegurar que los aficionados y los medios de comunicación podrán seguir a sus equipos".

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente