Enlaces accesibilidad

La máquina alemana funciona

Por
Resumen del Ghana 0-1 Alemania

Ficha técnica:

0; Ghana: Kingson; Pantsil, Mensah, Jonathan, Sarpei; Annan, Kevin Prince Boateng, Asamoah; Tagoe (Muntari, min 64), Ayew (Adiyiah min. 90), Gyan (Amoah, min. 82)

1; Alemania: Neuer; Jerome Boateng (Jansen min.72), Friedrich, Mertesacker, Lahm; Khedira, Schweinsteiger (Kroos, min 81); Mueller (Trochowski min. 67), Oezil, Podolski; Cacau.

Goles: Oezil, de disparo lejano (min. 61).

Árbitro: Carlos Simón (BRA), amonestó a Ayew (min. 40) y a Muller (min. 43).

Incidencias: Partido de la última jornada del grupo D disputado en el estadio Soccer City ante 83.371 espectadores.

Alemania ha firmado su segunda victoria en el Mundial, tras vencer a Ghana por 0-1 en un partido de vértigo y sella de manera vistosa su pase a octavos, donde jugará una final anticipada del Mundial con la Inglaterra de Capello, que pasó como segudna del Grupo C. [Así lo hemos contado]

La derrota no ha impedido que las 'Estrellas Negras' sigan vivas en Sudáfrica como únicas representantes del continente. La derrota de Serbia por 2-1 ante Australia ha permitido que Ghana no lamentase la derrota ante los germanos. Estados unidos será su rival en la siguiente fase.

Los hombres de Joaquin Löw han demostrado que son los favoritos, en cuanto a juego, para hacerse con la Copa del Mundo. Ozil ha tirado del equipo y su zurdazo desde fuera del área en la segunda mitad ha valido el primer puesto de grupo y alejar los fantasmas de un posible desastre.

Johannesburgo fue testigo de uno de los mejores partidos en lo que se lleva disputado de torneo. Alemanes y ghaneses han salido a morder desde que el colegiado brasileño Simón pitó el comienzo del choque.

Los teutones utilizaron a Schweinsteiger de mediocentro defensivo y cuajó una de las actuaciones más destacadas sobre el césped del 'Soccer City'. El reconvertido jugador del Bayern de Múnich se ha mostrado como un muro infranqueable para los africanos, lo cortaba todo y encima sacaba el balón con velocidad y criterio.

La nota curiosa del partido la pusieron los hermanos Boateng. No por su calidad de familia, sino porque uno jugaba con Ghana y el otro con Alemania. Es la primera vez que en un Mundial se da esta circunstancia tan peculiar. Por si fuera poco, el hermano que juega por las 'Estrellas Negras' fue el 'verdugo' que impidió que Ballack jugase el que será su último mundial.

Anécdotas a parte, el verdadero protagonista del encuentro fue Ozil. El centrocampista con más talento de Alemania, avisó en la primera mitad con una gran ocasión, en la que se plantó mano a mano con Kingson -gracias a un pase en profundidad de Muller- y falló en la resolución, al mandar el balón a los pies del guardameta.

Ozil y Australia acaban con las dudas

Tras el error en la definición, Ozil se lamentó, pero lo que no sabía es que el fútbol te acaba dando lo que te quita. Lejos de agazaparse, Ghana también tiro de calidad, que la tiene, y respondió con dos ocasiones que salvó la zaga germana. La más clara la interceptó Lahm y evitó el primer tanto africano.

El descanso llegó con la icertidumbre, en el otro partido también descansó con el 0-0 y ese resultado mantenía el grupo como estaba. Ghana primera y Alemania segunda. Un gol de Serbia dejaba fuera a los de Löw.

Pero a los 15 minutos de la reanudación, Ozil decidió acabar con la película de suspense que estaban viviendo a miles de kilómetros todos sus compatriotas en las calles de Alemania y se plantó en la frontal del área para sacar un zurdazo y poner por delante a los suyos.

Para más tranquilidad de los dos equipos, Australia se adelantó en el otro encuentro a Serbia y dejaba muy tocados a los de Radomir Antic. Ghana luchó hasta que se enteró del resultado del que dependían y físicamente se notó su bajón.

Entonces, Australia marcó el segundo y selló la tranquilidad de las 'Estrellas Negras' de Rajevic, que respiraba con tranquilidad en el banquillo. Sólo el gol de Serbia al final, inquietó algo a los africanos, que pese a perder, han hecho un buen partido y su pase a octavos es justo.

Los emparejamientos del Mundial empiezan a configurarse y si algo se ha aprendido de esta fase de grupos, es que nada se resuelve hasta el final de los 90 minutos reglamentarios, que tome nota España y salga al 150 por ciento ante la Chile de Bielsa.

Deportes

anterior siguiente